-->

De corrupción hasta el moño 21 ene. 2013 21:48 Plácido Guardiola Jiménez

«La cuestión de los sobres»


Al igual que tu que lees éstas líneas, estoy hasta el moño de la corrupción, te aseguro que no me apetece hablar ya de la casta, ni de sus gabelas, ni si de este o aquel político es corrupto; sin embargo, como si de una lluvia fina se tratase, el goteo, el escándalo, el martirio continua. Es la gota que no cesa en esta condena nacional.
¿Cuántas veces hemos oído hablar de transparencia? ¿Cuántas de honestidad? ¿Cuántas de investigaciones internas y externa? ¿Cuántas sobre códigos de honor?... ¡Que hastío Dios! ¿Cuándo se acabara esto de una vez?
Lo de ahora con los sobres es más grave si cabe que otras veces, lo es porque ocurre en un momento donde se nos han exigido sacrificios, donde se nos pide todavía un mayor esfuerzo, mientras en el partido que nos lo impone y solicita se repartían esos sobres llenos de billetes de 500  y 200 euros a sus dirigentes. No es que los otros casos (especialmente los del otro gran partido PSOE), no lo sean; pero ahora es inoportuno y nos ha pillado a todos hasta el moño, hartos de tanta podredumbre, empachados de tantas promesas incumplidas y cansados de tanto esfuerzo y sacrificio. Esto mata cualquier atisbo de esperanza, de fe en este sistema que hace agua por todas partes.
No me valen ya señor Rajoy las investigaciones, no me valen las auditorias ni internas ni externas, no Sr. Rajoy, ya no me valen. Pues esas cuentas estaban auditadas por el Tribunal de Cuentas, cuando se audita se hace de las cuentas A, nunca se auditan las B; por tanto, no me valen ya investigaciones ni auditorias. Ni me vale el caiga quien caiga, pues deben caer todos incluido Ud. que, aun cuando lo corto con la entrada de su secretaria Cospedal, estuvo mirando para otra parte e ignorándolo mucho tiempo, demasiado Sr, Presidente, demasiado.
No me hable de proponer un gran pacto contra la corrupción Sr. Rajoy, pues tengo memoria, todavía recuerdo al Sr. Felipe González proponiendo lo mismo tras el caso Filesa. No quiero pactos, pues cuando los hacen es para seguir tapándose Uds las vergüenzas.
Quiero justicia y eso significaría ver a quien se lo ha llevado crudo entre rejas; pero dudo que eso exista en un país cuya partitocracia, al igual que ha echo con la Democracia, hace tiempo que secuestró también a la Justicia entre las largas y afiladas garras de los aparatos de los partidos. Quiero justicia para los sobres que Uds se repartían, para los ERES de Andalucía y, para tantas desvergüenzas que desconocemos…

4 comentarios :

  1. Anónimo22/1/13 0:54

    Hay políticos inmorales y tontos que les votan, dice Fernando Savater.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hemos llegado hasta aquí, es precisamente porque a pesar de los escándalos destapados el pueblo no ha castigado con el voto las corrupciones que iban apareciendo. Sin duda.

      Eliminar
  2. La mejor justicia con estos es la de las farolas y las sogas de cañamo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprendo la indignación, todos lo estamos, pero no sería Justicia eso sino linchamiento. Primero que devuelvan todo, luego prisión hasta la jubilación. Con eso me conformo

      Eliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero