-->

Crisis del sistema financiero 14 oct. 2011 05:03 Legolas

«El problema no es Grecia»


Para el común de los mortales, que sufre esto que llaman crisis, cuesta hacerse una idea de a qué se debe. Oye hablar de la deuda y rescate de Grecia, de recortes en gastos sociales, ve desahuciar viviendas y padece como nunca el ver que no llega a fin de mes. ¿Pero quién es el culpable de todo este desaguisado?
Los bancos, esos que reflotamos con nuestro dinero y que rescatamos para evitar su quiebra y el consiguiente corralito, son un eficacísimo instrumento monetario, el dinero que corre en el mundo, no sólo es el emitido por los países; la mayor parte del dinero es creado por los bancos en sus operaciones de crédito.
Cuando aparecieron en la Inglaterra de 1630, los bancos debían mantener una relación entre el dinero que prestaban y el que tenían en sus activos y depósitos del 50%, en otras palabras si prestaban dos euros al menos debían tener uno. A esto se le llama efecto multiplicador monetario y entonces era de 2. Con el tiempo se bajo al 20% y el efecto multiplicador del dinero circulante era 5 veces superior, cuando se bajo al 10% generaban diez veces más dinero del que poseían. A los bancos se les ha permitido, por los Bancos Centrales y Gobiernos de los diferentes países seguir reduciendo esa relación entre reservas y créditos hasta el 1%, lo que multiplicaba por 100 el dinero que circulaba. Se dice que cuando estalló la crisis en EE.UU el nivel de reservas bancario estaba al 0,5% y circulaba un 200% más dinero.
Con tanta facilidad de generar dinero, los bancos no dudaban en prestar a troche y moche, fueran o no solventes los clientes. El dinero circulaba rápido y, no endeudarse a unos tipos de interés tan bajos, era del género tonto. No alquilar la vieja casa de los suegros a inmigrantes y meterse en dos hipotecas de viviendas nuevas, cuyo valor se multiplicaba de la noche a la mañana, era simplemente hacer el canelo.
Pues bien, esta forma de obrar de los bancos llevo en EE.UU a generar una deuda superior a los 600 Billones de dólares. Para quien no se haga una idea de lo que éstas cifras significan, les diré que supone una docena de veces la riqueza generada por todos los países del mundo, más de 11 veces el PIB mundial.
Para colmo de males, estos activos tóxicos convenientemente empaquetados, fueron comprados por los bancos europeos, al margen de que a este lado del atlántico nuestras entidades hacían lo mismo que sus homólogas estadounidenses. Para que esto no estalle gobiernos y bancos centrales actúan ahora de apaga-fuegos y como dinero real no hay se restringe el crédito y hay que recortar gastos para cubrir el déficit de otra parte (recortes sociales).
Frente a un agujero de más de 750 Billones (millones de millones), el no llegan a uno del Banco Central Europeo para hacer frente a la crisis del euro, no parece que den la razón a Obama que se muestra muy preocupado con lo que hacen nuestras autoridades con el caso de Grecia. ¡Pero ahí Virgencita! Si Grecia cae y le siguen Italia o España lo que cae después en un efecto domino es el sistema financiero mundial y con él el poderoso dólar.

1 comentario :

  1. Siempre centrándose en el dinero... todo eso no habría pasado sin la crisis de valores (la verdadera crisis) y sin haber abusado de los recursos naturales que permitían pagar esa deuda a los bancos.
    Recomiendo el documental "El dinero es deuda" (Money as debt), y también "Historia de las cosas" (Story of stuff).

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero