-->

La reforma inútil 3 sept. 2011 09:43 JUMILLA-BLOG

«La reforma constitucional para quién»

Los gestores, públicos o privados, cruzan una zona en la que pierden el contacto con la realidad, con lo evidente, con lo que se rige por el sentido común. No tienen, como los generales romanos que volvían victoriosos de guerrear, a ese soldado que le iba diciendo “recuerda que eres mortal”. Llega un momento en el que el gestor ya no se parece a uno de nosotros, habla otro lenguaje, razona de otra forma, baraja otros parámetros, da importancia a otras cosas. En definitiva: no nos sirve como gestor. El problema está cuando todos los posibles candidatos están con el mismo síndrome.
Con la reforma constitucional que se está tramitando, se han perdido los papeles. Se ha hecho para calmar a los mercados, para dar seguridad a todo el mundo de que esto no se viene abajo, de que se asegura el futuro. La respuesta al día siguiente es que la prima de riesgo de España sube a los 311 puntos básicos. Aunque parezca una incongruencia, no lo es. España acaba de decir que puede faltar para pan a los españoles, pero no se dejarán de pagar las deudas. Conclusión: los mercados están seguros de que a este país se le pueden sacar unos buenos intereses, aunque sean altos, porque los va a pagar. ¿O alguien prestaría dinero a quien no lo va a pagar? Al contrario, cuanta más seguridad le damos de que va a pagar, más aprietan en el guajerro (mientras no se espabilen y se den cuenta de la jugada).
En resumen, están jugando con nosotros y, de paso, es indecente y denunciable en los tribunales la legislación en contra de los intereses de los ciudadanos, el decidir que pagar la deuda será una "prioridad absoluta", antes que atender las necesidades básicas de los españoles. Es “de juzgado de guardia” (como suele decirse) someter a un Estado a esta dictadura de los mercados, de unos bancos de inversión que, por ser tan grandes, EEUU y otros, tuvieron que salir en su ayuda hace poco tiempo. En otras palabras, si el país queda en “concurso de acreedores” estos piratas y sanguijuelas serán los primeros en quedarse con los bienes del Estado.
Nos venden que no hay otra solución,… ¡Ineptos! Nos estáis tomando por idiotas. Otros países han hecho lo mismo y los piratas han seguido haciendo de las suyas.
El gran problema es que los grandes capitales y empresas españolas, que podrían ver comprometidos sus patrimonios, ya les importa un comino: ellos son transnacionales, están por encima de los Estados. España es uno más para ellos, les importa lo mismo que Brasil, sus intereses en ambos países son similares.
Paisanos, estas reflexiones serán, para los “listos”, una salida más de tono del populacho que no sabe lo que nos estamos jugando, por eso dice lo que dice. Como ha pasado tantas veces, el “ignorante” es el que ha visto claro que “el rey iba sin traje”. Todavía hay opciones que pueden hacer cambiar de rumbo las decisiones políticas.

3 comentarios :

  1. "una salida más de tono del populacho que no sabe lo que nos estamos jugando, por eso dice lo que dice". Pues de eso nada. Al menos aquí hay uno que sabe que lo que aquí pone es cierto.
    Lo peor de todo, es que el 20 de noviembre la cosa va a cambiar bien poco, pues en conjunto nos seguirán gobernando el mismo tipo de político y gestor con ese lenguaje y forma de ver las cosas alienados.
    A no ser que hagamos algo. ¿Pero el qué?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/9/11 16:12

    Sencillo, Miki: no votar ni al PP ni al PSOE.

    ResponderEliminar
  3. Eso ya lo tengo clarísimo. No me refería a nivel individual, sino colectivo. De todos mis conocidos que van a votar PP-PSOE, sólo podría convencer a dos o tres de que voten otro partido (o voten en blanco o no voten directamente). ¿Y con los demás?

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero