-->

Toda la presión para el Rey 24 ene. 2016 21:56 JUMILLA-BLOG

La jugada de Mariano Rajoy «¿De quién es este marrón?» Don Felipe llama al diálogo político y la unidad de España en su segundo mensaje de Navidad como Rey
La táctica del PP para conseguir sus objetivos ha llevado, en ocasiones, a forzar las costuras de la democracia y el funcionamiento de las instituciones. En su momento, Aznar no escatimó recursos para echar a Felipe González. El llamado “sindicato del crimen”, conglomerado mediático contra el gobierno socialista, fue un ejemplo ya de lo que estaba dispuesto hacer el PP con tal de conseguir el poder. Se formó una "Asociación de Escritores y Periodistas Independientes” (AEPI) que, como siempre que algo se apellida " independiente ", estaba plagada de periodistas de derechas, excepto alguna nota de color.
 Posteriormente, cuando Rajoy sustituyó a José Luis Rodriguez Zapatero (malo malísimo, artífice de la crisis mundial de 2008) tampoco le importó no dar ni agua al gobierno existente. En aquella ocasión, Montoro resumió la estrategia en una frase impresentable para un español decente: " que caiga España que ya la levantaremos nosotros ", le espetó a la diputada Ana Oramas (Coalición Canaria). La estrategia era que los ciudadanos españoles constatarán que España sólo tenía salvación con el PP, aunque fuera recortando y a diestro y siniestro (cosa que negaban que harían), subiendo impuestos (que negaron antes varias veces) o dando dinero a los bancos a espuertas (cuando dijeron que no darían ni un euro).
Hoy estamos en otra encrucijada de caminos por lo que, paisanos, no esperéis que el PP y Rajoy compartan la solución. No, Rajoy quiere una gran coalición, que fulminaría al PSOE, y dividiría definitivamente el voto de la izquierda. Con el sistema electoral actual, eso conllevaría mayorías absolutas del PP por varias legislaturas. Pero Marianico insiste en que o es así o ni juegan, no está dispuesto a ceder nada a nadie para llegar a un acuerdo. Naturalmente, con ese planteamiento, nadie quiere apoyarle. Pero quiere hacer creer que lo hace por interés general: ¡míau!
La última " jugada " de Marianico ha sido decirle al rey que “en este momento está indispuesto “, que no lo proponga, que ya le dirá cuándo tiene que proponerle (tócate los cataplines). Vamos, que el candidato natural, obligado, lógico, que primero tiene que mover el hongo para formar gobierno, pues resulta que no está en disposición (indispuesto). Es para que el rey le hubiera dicho que, en vez de tener la "agenda bastante libre" (hoy en la conversación con el supuesto President de Cataluña) se hubiera estado moviendo para conformar una mayoría parlamentaria. Pero no, el objetivo inmediato no es formar gobierno, que es para los que lo votaron, sino para jugar con los tiempos, las opiniones y debates en los medios, provocar a los demás, hacer mala sangre de los españoles de una y otra opinión, para sacar rédito electoral en unas hipotéticas próximas elecciones.
Ahora, el marrón lo tiene el Rey que habiéndose declarado con toda la lógica del mundo, partidario de que el partido con más diputados intenta formar gobierno, pues resulta que se encuentra con “Marianico el indispuesto”. A partir de ahí: nueva ronda de consultas por Zarzuela. ¿Y que va hacer Felipe VI?, Pues que deberá demostrar que tiene buenos asesores y mucha vista política, porque lo que es Marianico va a estirar la cuerda caiga quien caiga.
No me atrevo hacer vaticinios, pero mucho me temo que lo más probable es que haya nuevas elecciones. Sólo cuando a Marianico y Pablito les cuadren los sondeos electorales y la opinión publicada la tengan de su parte.
Por lo demás paisanos, paciencia, que los trileros de la política no nos hagan perder los nervios, ni amigos, ni enfadarnos con nadie. Que hay vida después de todo esto, y seguramente mejor.
-->Leer más...

Las rastas llegan al Congreso 15 ene. 2016 21:36 Unknown

Política de gestos «Un nuevo cambio de look para el postureo»
Cuando la gente llega a las Cortes

Anda media España revuelta en chascarrillos con las rastas que hace unos días pasearon por el hemiciclo de nuestras Cortes. Hasta Celia Villalobos (la señora que jugaba al Candy Cruhs desde su escaño de vicepresidenta del Congreso), ha dicho "Me da igual que lleven rastas, pero que las lleven limpias para no pegarme piojos".y, más de un diputado de los de traje y corbata, no daban crédito a lo que sus ojos veían por los pasillos de la Cámara.
Particularmente me importa un bledo el estilismo de los diputados, si bien es verdad que pertenezco a la generación que crecimos y nos educaron que el "ato" bueno (la muda nueva), era para las grandes ocasiones y fiestas de especial relevancia. De ahí que no pueda evitar la idea de asociar la solemnidad con los actos formales y serios y el parlamento y ser parlamentario lo considero muy, pero que muy serio. Por tanto en materia de gustos, que quieren que les diga, no me gusta ver a mis diputados en el templo de la soberanía nacional de cualquier forma, al igual que no me gusta que un alumno me acuda a las clases en la Universidad en chanclas y bermudas, pero en fin es cosas de gustos y asunto de menor importancia.
Lo que de verdad me gusta es que sea con rastas o camisa y corbata cumplan con su obligación y se dejen de postureo. El miércoles en las Cortes hubo mucho de postureo, hasta en el escándalo y sorpresa que a unos les produjeron las formas de acudir de los otros bien fuera en coche oficial, andando o en bicicleta. Hubo postureo por la casta de siempre, todos ellos serios, uniformados de traje y corbata para no desentonar, pero la hubo también en los nuevos que también acudieron de uniforme de progre desinhibido e informal. estos últimos, vestían todos camisas a media manga, rastas, barbas, pelo alborotado o recogido en coleta, pero nunca peinado como Dios manda.
«Uniformados unos para dar el pedigrí de serios y formales, uniformados los otros para darlo de progre revolucionario...»
Uniformados unos para dar el pedigrí de serios y formales, uniformados los otros para darlo de progre revolucionario, en definitiva, uniformados ambos de cara al figureo de sus clientelas electorales. Lo sorprendente, lo nuevo, el auténtico cambio de estas novedosas Cortes hubiera sido ver en los partidos de siempre, los de la casta, gentes con rastas y camisa remangada o pelo alborotado. Igual de bueno y novedoso hubiera sido ver algún podemista con camisa y corbata. De haber ocurrido así yo percibiría que en este país las cosas comienzan a cambiar y que en nuestros partidos políticos hay gentes de todas las tipologías que componen la sociedad. Pero no, he visto lo de siempre borreguitos uniformados en grupos donde no existe la menor disensión interna, el menor espacio o resquicio a la crítica interna, ni siquiera en los formalismos del vestir. Donde los díscolos, aunque sea en estilismo, son rechazados y predomina la uniformidad del grupo.
Los flamantes diputados de Podemos se hacían la foto en la escalinata del edificio del congreso junto a los leones con una pancarta que rezaba «Lo primero la gente» , mientras coreaban: «Ya está aquí, ya ha llegado, al Congreso y al Senado». Pablo Iglesias, en su fórmula para prometer el cargo, prometió acatar ésta constitución y trabajar para cambiarla añadiendo: «Un país con su gente». .Uno de los nuevos no pudo evitar la emoción del momento y lo expreso de este modo «Ya era hora de que la gente entrara en el Congreso». Naturalmente no podía expresarse mejor, los de Podemos son la gente, toda la gente el resto debe ser otra cosa; la casta o algo así. Ellos, al igual que los nacionalistas o eran todos los Vascos o todos los catalanes, son toda la gente. Se han subrogado el ser la gente de todos los pueblos de España, el resto, deberemos ser o casta o gentuza. En su soberbia infinita no les cabe que ellos son en definitiva un tipo más de gente entre otro muchos.
Por cierto que su tipo, como su estilismo es bastante definible. Se trata de joven urbano de entre treinta y cuarenta años, con estudios universitarios, hijo de clase media muchos de ellos de funcionarios, cuyos padres les han criado en un ambiente de libertad sin mucha presión y, en algunos casos sus progenitore,s han estado ligados a sindicatos, partidos de izquierda y movimientos reivindicativos. Pues bien, no sé si esa tipología de gente había entrado antes en el Congreso, si no lo había hecho hasta ahora, es evidente que lo hace. Pero de ahí a arrogarse pretenciosamente que son la gente, hay un trecho bastante grande.
«La gente, las gentes que yo conozco son más bien de otros tipos...»
La gente, las gentes que yo conozco son más bien de otros tipos, por ejemplo: Conozco a Pepe con cincuenta y bastantes años quien no ha conocido otra cosa que el trabajo duro con el ganado desde niño y que tras trabajar de sol a sol a diario todavía está pagando préstamos bancarios de compras de tractores, utillaje e instalaciones. Conozco a Esther con casi treinta años que, tras estudiar psicología y hacer el Master preceptivo, ha decidido poner una clínica y ser eso que se llama emprendedora, sus padres le han prestado sus ahorros para poder montarla, todavía no cubre gastos y anda esperando las cacareadas subvenciones al emprendimiento. Conozco a Diego, un inmigrante latinoamericano que trabaja en el campo, su mujer lo hace por horas limpiando casas y apenas les alcanza para pagar el piso que compraron y criar a sus hijos. Conozco a Rufino un panadero que no para de ampliar negocios, dar trabajo en ellos y sólo encuentra dificultades e impuestos por doquier. Conozco a Manuel, un honrado empleado, toda la vida dedicada a la misma empresa, y ahora con su pensión se las ve y desea. Conozco a Victor, un joven que termino hace años la ESO sin titular y se marchó antes y con antes a la construcción en la que durante muchos años ganaba un pastón, ahora lleva las tierras de su abuelo para sobrevivir...
En fin, conozco muchos tipos de gente, como también conozco vuestra tipología, me la encuentro a diario en mis clases, tengo compañeros de trabajo con acta de diputado regional por vuestras siglas, os puedo asegurar que vuestro tipo es muy peculiar y desde luego poco representativo de la gente en general que se las tiene que ver día a día para ganarse el sustento. Arrogarse por ello que sois la gente, es cuanto menos muy pero que muy pretencioso. Dejaos de postureo y coñas, vestir como os venga en gana y poneros de una vez a trabajar por cambiar las condiciones de la gente o sereis más casta que la casta que criticais.
-->Leer más...

Nuestro cambio político 14 ene. 2016 08:18 Unknown

La comedia nacional «Tiempos modernos»
El postureo político

De no ser por lo mucho que nos jugamos y lo serio que es el tema, diría que la situación de nuestra política nacional es una comedia loca disparatada, de enredo y humor comparable a las antológicas “Golfus de Roma” de Richard Lester, “La última locura” de Mel Brooks”, “El guateque” de Blake Edwards con Peter Sellers de protagonista, “Una noche en la ópera” con la célebre escena del camarote de los Hermanos Marx; pero en esta situación me quedo con la de “Tiempos modernos” de Charles Chaplin, pues supo reflejar con humor los trágicos efectos de la alienación en el trabajo en la producción taylorista de las cadenas fabriles.
Si en la película Chaplin representaba al trabajador desbordado por la cadena infernal de montaje atrapado en los enormes engranajes del sistema, en la realidad nacional, Pedro Sánchez lo está por muchas razones. En primer lugar, porque le guste o no ha conducido al PSOE al peor de los resultados posibles, mientras un Podemos al alza le sigue a la zaga por la izquierda comiéndole el terreno.
En segundo lugar, porque aún teniendo la llave de la situación, se encuentra, como Chaplin en la película, atrapado en los engranajes del sistema político español. De forma que si pacta con el PP en un gran pacto de Estado se lo termina de comer crudo su electorado de izquierdas. Si hace un pacto de progreso o izquierdas como llama él con Podemos, se lo termina merendando la formación morada. Si ambas soluciones son malas para su formación, peor si cabe es dejar que todo intento se vaya al garete y nos veamos en primavera ante una nueva convocatoria electoral. En este último caso, al margen de que las cosas no cambiarían mucho es posible que los de Podemos se acerquen mucho más al posepaso que pretenden y ansían los morados. Elija lo que elija Pedro Sánchez, lo tiene crudo, pero muy crudo.
«...no nos conviene tampoco que un partido como el PSOE se vaya ahora a hacer puñetas"»
También lo tenemos los españoles, a los que creo no nos conviene tampoco que un partido como el PSOE se vaya ahora a hacer puñetas. Cosa que están temiendo algunos socialistas históricos como Joaquín Leguina, Concuera, Fernández Vara o Susana Diaz su presidenta, entre otros muchos.
Pablo Iglesias en Podemos, juega entre tanto a repetir las elecciones, llama insensatos a los varones y vieja guardia socialista por aconsejar a su líder sensatez y mesura de Estado a su líder, pues él quiere pactar con la gente “progre” y “guay” del PSOE no con estos socialistas que representan la casta reaccionaria.
El otro gran perdedor, Rajoy, armado de sentido de Estado predica un gran pacto a tres de responsabilidad institucional que de credibilidad al país en un momento en el que dependemos de la financiación externa. Rivera por su parte juega a ser el gran muñidor del acuerdo entre los dos grandes partidos que ni se miran, ni se escuchan.
«...todo es comedia, una burda comedia donde se acentúan las ya celebres "Líneas rojas"»
Pero todo es comedia, una burda comedia donde se acentúan las ya celebres «Líneas rojas» unas diferencias que sólo sirven para representar unas diferencias que en la realidad no existen salvo para ganar simpatías y votos en un escrutinio electoral, pues luego a la hora de gobernar, todos incluidos los emergentes, harán simplemente lo que puedan y dejen. Poder, lo que se dice poder cada día pueden menos los Estados, pues pierden capacidad de acción ante los retos económicos que impone la globalización de la producción y las finanzas y su propia cesión de soberanía a organismos internacionales (como la U.E: en nuestro caso). Eso sí de cara a la galería hay que seguir el viejo guión de las diferencias ideológicas insalvables la izquierda con su cantinela de salvar los servicios públicos y cobertura social; la derecha con la suya de controlar y gestionar bien las arcas públicas. Pero la realidad es que unos y otros no pueden hacer más de lo que pueden, es decir, recortar y recortar ya que los servicios públicos valen un pastón del que se carece y cada día ante la crisis se hace evidente que la teta no da para más. Pero si esto no se hiciera evidente, ya esta Bruselas dispuesta a recordarnos lo del control del déficit.
«Podemos, no haría una política económica diferente a la de la vieja casta y no la haría, simplemente porque no podría..."»
Digan cuanto digan algunos la realidad es que, entre todos ellos, monta tanto, tanto monta. Eso sí de cara a la galería hay que marcar fuertes «Líneas rojas» inexistentes. Si cabe, me atrevería a decir más, un hipotético Gobierno de Podemos, no haría una política económica diferente a la de la vieja casta y no la haría, simplemente porque no podría ¿Acaso está haciendo algo distinto el gobierno de Tsipras en Grecia? Tsipras en Grecia es el equivalente al Podemos español; sin embargo, está haciendo la misma política de recortes sociales que la rancia casta de la derecha. ¿A qué viene entonces tanto aspaviento de unos y otros? Al postureo y rédito electoral, al quítate tú que me ponga yo, pero la única diferencia entre la vieja casta y los emergentes es que los primeros ya han demostrado su falta de honradez pública con la corrupción que a ambos les salpica y, los segundos, la tienen por demostrar. Mejor dicho, algunos ya dan indicios de cual alta es esa honradez pública antes de tocar poder.
Que nadie se engañe, nuestro sistema político es caciquil tanto en sus formas (leyes electorales, sistema de representación, funcionamiento interno de los partidos…), como en su funcionamiento. Nos va pasar el rodillo al contrario, tenerlo todo amañado gobierno mayoría en el parlamento y jueces afines. Aquí o eres de los míos o te niego el pan y la sal, o eres del R. Madrid o del Barcelona CF y, seamos de lo que seamos, nada de reconocer los méritos del adversario, mucho menos sus opiniones. Es nuestro destino, lo ha sido en los dos últimos siglos.
Ni nuestra clase política, ni nosotros como ciudadanos sabemos conducirnos en un marco abierto, sin mayorías absolutas o fáciles (comprando un puñado de votos al facismo nacionalista interesado), sin caudillos somos ingobernables. Pues miren Uds. aunque nos metamos en el verano sin Gobierno, aun cuando repitamos las elecciones para volver de nuevo a esta situación, las cosas funcionaran igual que si lo tuviéramos felizmente constituido. Eso sí el dinero, que es el más miedoso del mundo, buscara otros países donde dejarse invertir, en todo caso nos lo prestarán en peores condiciones. Mientras tanto los auténticos enemigos de nuestra débil democracia, los nacionalistas, sangraran más el hígado del país aprovechando nuestras disputas de postureo.
-->Leer más...

Segunda Transición 12 ene. 2016 20:35 JUMILLA-BLOG

la segunda transicion española «Tiempos de cambio»
Artifices de la transición

Estamos realmente en la segunda transición a una verdadera democracia. Es muy probable que haya necesidad de pactar temas de gran calado en la nueva legislatura que ahora se inicia. Vamos a vivir otra etapa emocionante en tanto que, como en el periodo 1975-82, se respiraba en el ambiente la inseguridad, la inquietud por el camino hacia lo desconocido, por la confluencia de fuerzas que querían hacer descarrilar al tren, por el temor a que cualquier descerebrado lo echara todo a perder.
Yo, que viví aquella primera transición con todas esas sensaciones, emociones y temores en el cuerpo, siento ahora sensaciones y emociones parecidas. La diferencia es que he cambiado el temor por la confianza y la esperanza. Alguien puede llamarme ingenuo, pero estoy convencido que el escenario de 2016 no es el escenario de 1975. Aquel era tremendamente más peligroso, más difícil de cambiar, con unas reglas de juego menos democráticas y plurales, una España fuera de de los círculos económicos y de decisión europeos. Hoy tenemos una situación más ligada al destino de Europa, para bien y para mal. En todo caso menos dependiente de la veleidades de catalanes, vascos, andaluces o presidentes del gobierno de España poco lúcidos.
Por todo ello, insisto, soy optimista y tengo esperanza en que, aunque vayamos a ver nubarrones en el horizonte, y la cuerda se tense hasta que pueda parecer que se va a romper, al final se impondrá el sentido común, o nos impondrán el sentido común. Dicho esto, no olvidemos que cada cual debemos poner nuestro granito de arena, mantener la calma, y exigir a los gobernantes que ejerzan su papel, lleguen a acuerdos y tengan altura de miras. En otras palabras: se puede ser optimista, pero con el mazo dando, sin dejar de exigir sentido común y quien hacer a quien deba tomar las decisiones.
En otro orden de cosas, deseo decir que no soy partidario de confundir a la ciudadanía, pidiendo a los partidos políticos que pacten cualquier cosa, incluso en contra de sus fundamentos ideológicos. No nos llevaría a ningún lado. Sólo deben pactar lo que se relacione con el bien común, con las estructuras del Estado, las grandes leyes del estado del bienestar ciudadano, de la educación, de la sanidad, la seguridad y la política exterior. Y si en dos años, o antes, hay que volver a votar, pues se vota y nada más, sin rasgarse las vestiduras. Porque, entre otras cosas, la Administración, con mayúscula, funciona perfectamente mientras a los funcionarios se les deje funcionar, para eso, los políticos no hacen falta ninguna (más bien al contrario).
No deseo alargarme más, pues sólo deseaba trasladar un mensaje de confianza en el futuro inmediato, y compartir mi ilusión por el periodo apasionante que tenemos por delante. Estamos construyendo la España del siglo XXI, la democracia que queremos tener y las reglas de juego de un país diferente al que nos encontramos en 1975. Los que hemos podido vivir los dos periodos, en paz, somos unos privilegiados. Paisanos, no crucéis de brazos, participad.
-->Leer más...

Las tres reinas magas 4 ene. 2016 22:01 Unknown

A propósito de los Reyes Magos «Las Magas de Enero»
Las Reinas Magas

Pensaba que a mis años (voy a cumplir las sesenta y una primaveras), nada habría de decepcionarme y pocos mitos quedaban ya por derruirse en mi pobre concepción del mundo y la realidad. Estaba pues convencido que desde aquella lejana navidad de principio de los sesenta, en las que como cuento en otro post, un primo mío algo más mayor me descubrió que los Reyes Magos que aquel año se portaron también trayéndome una bicicleta, no eran otros que los padres; tenía superado el mito de los Reyes magos.
Suponía que hasta ahora yo era un adulto formado, consciente de que ya sus Majestades los Reyes Magos eran una quimera urdida por los padres para mantener el misterio en torno a aquellos tres bondadosos astrónomos que fueron a adorar al niño hasta Belén siguiendo la estrella. Estos reyes eran además de sabios, mágicos, pues sólo ellos fueron capaces de adivinar que algo asombroso para los siglos venideros había acontecido.
«...mantuve vivo el mito y la magia de los Reyes Magos, durante varios años y colaboré al máximo porque sus Majestades fueran recibidas como Dios manda en mi casa...»
Posteriormente, ya como padre, mantuve vivo el mito y la magia de los Reyes Magos, durante varios años y colaboré al máximo porque sus Majestades fueran recibidas como Dios manda en mi casa. Así lo hice hasta que mis hijos fueron suficientemente mayores o algún amigo o pariente estúpido les terminara de desmitificar el secreto de Merchor, Gaspar y Baltasar. Actué así conscientemente de que con ello colaboraba en la educación de mi prole. Como sociólogo se el papel que cumplen los mitos en toda cultura y cómo estos ayudan a interiorizar las primeras escalas éticas en el individuo. No hay culturas sin mitos ni sociedades sin cultura y viceversa. De este modo estaban las cosas hasta esta navidad en las que algún representante municipal de las llamados partidos emergentes, creo que la concejala del distrito de San Blas en Madrid, tuvo la feliz y revolucionaria idea de que este año en su cabalgata aparecieran no tres Reyes Magos sino tres Reinas Magas por aquello de la igualdad, discriminación positiva y políticamente correcto que ahora se lleva entre esta mal llamada progresía.
Bueno pues que sean Reinas Magas pensé, los mitos no tienen género y en nuestra cultura los hay donde el protagonista no es hombre sino mujer (caso de la cenicienta o de la diosa Diana), pero; mira por donde, vino el alcalde de Valencia Sr. Joan Ribó a complicar la historia, Este alcalde, cuya bara de mando la obtuvo a través de Compromis, la misma marca Blanca que la ya citada concejala de San Blas, es decir Podemos.
«...ni Reinas ni ostias en vinagre, lo que corresponde según él es el concepto más laico de "Magas de Enero"»
Se le ha ocurrido al Sr. Joan Ribó, en un alarde de ingenio y sabiduría infinita, que ni Reyes Magos ni Reinas ni ostias en vinagre, lo que corresponde según él es el concepto más laico de «Magas de Enero». Pretende de este modo desligar el mito de la religión, no es que destruya el mito, no. Seguramente es consciente de la importancia de estos para la cultura y la vida en sociedad, por eso lo sustituye por otro más laico y pagano. Pero claro todo mito hunde sus raíces en la noche de los tiempos y tiene como función catártica extraer y fortalecer la ética y la moral de la cultura. De ahí que nuestro amigo Ribó encontró esa fuente de tradición y moral en el catecismo de la revolución francesa y en el lema de su República: "Libertad, Igualdad, Fraternidad".
Ya ven, nada como los mitos para conformar en la moral infantil ideas sobre el bien y el mal, sobre lo deseable y lo detestable, sobre lo justo y lo injusto y sobre todo para inculcar el nuevo catecismo laico revolucionario. Como tampoco tienen nada que ver con la fiesta religosa del nacimiento de Cristo estas Magas de Enero vienen en la celebración laica del solsticio de invierno. Imagínense pues, en esta noche de reyes de 2016 a estas tres «Magas de Enero» sobrevolando el cielo de Jumilla. Traerán regalos no a los niños que hayan sido obedientes con sus padres y aplicados en sus estudios, a estos les traerán carbón; en cambio a los que hayan sido suficientemente revoltosos, progres y contestatarios, a esos, les colmaran de juguetes.
¡Dios mío, lo que tengo que aprender a mis años!
-->Leer más...

Feliz año 2016 2 ene. 2016 06:18 Unknown

Felicitación de año nuevo «Nuestra felicitación»
Feliz año 2016

Un año más seguimos, pese a lo que con tanta insistencia niega el gobierno, en la que ya se considera una de las peores crisis de nuestra historia reciente. Esta navidad además, nos comemos el turrón y los mazapanes con la incertidumbre de quien formara el próximo gobierno, pues las pasadas elecciones del 20 D, no sirvieron para deshojar la margarita. A estas alturas parece difícil que Rajoy pueda encontrar apoyos suficientes para formar gobierno.
Tampoco parece fácil que lo pueda hacer el señor Pedro Sánchez, lo tiene tan complicado o más si cabe que el Presidente en funciones. En su caso hasta es posible que los suyos le muevan el sillón si Dios no lo remedia. Mientras tanto, los españoles seguimos en este continuo de precariedad, estrecheces y pocas alegrías que estrenamos ahora hace ocho años. No hace mucho, algunos anunciaron que o entraban de nuevo ellos o el caos. En estos momentos de incierto acuerdo para seguir adelante, anuncian que la inestabilidad nos llevará al caos si otros no se avienen a que los que estaban sigan; sin embargo, sin ser buena esa falta de acuerdo, para mi que el país y los españoles seguiremos adelante exactamente igual en el recién estrenado año de 2016.
«No es la primera vez que un país funciona sin gobierno, seguramente tampoco la última...»
No es la primera vez que un país funciona sin gobierno, seguramente tampoco la última, y ejemplos los hay que han sabido hacerlo sin él. Creo sinceramente que las cosas funcionan porque hay trabajadores y empresarios que cumplen con su cometido que la sanidad, la educación, la seguridad nacional funcionan porque hay un conserje que abre cada mañana a las nueve, funcionarios que cumplen siguiendo las normas y vigilantes, policías y militares que hacen lo que de ellos se espera. Si la riqueza del país crece es porque hay empresarios competitivos que arriesgan su dinero y crean empleo para que buenos trabajadores desarrollen la actividad productiva. Por todo eso creo que esto sale adelante, con independencia de los políticos, sean de un color u otro, que nos gobiernan.
«...a las miles de personas que en este inicio de año encaran el futuro con esperanza, ilusiones renovadas y propósitos de enmienda, a todos ellos les deseo un feliz y próspero año nuevo»
De ahí que no pase nada en este caos del desacuerdo en el que vivimos. En ocasiones creo que estos sólo enredan en el mejor de los casos, pues en el peor algunos se dedican a trincar, otros a figurar y panzonear y los menos a realizar algo útil por el país.
Pues a todos esos que día a día hacen posible seguir adelante, a las miles de personas que en este inicio de año encaran el futuro con esperanza, ilusiones renovadas y propósitos de enmienda, a todos ellos les deseo un feliz y próspero año nuevo. Tenemos salud y ganas de vivir, a ellos, a los políticos, que les vayan dando, pues ya se toman ellos lo que les corresponde y lo que no.
-->Leer más...