-->

Fotografiar la Semana Santa 28 feb. 2013 10:58 Unknown

«Miradas de Semana Santa»

Un rebaño de cabras sale hacia la huerta a pastar al tiempo que los Armaos llegan a la iglesia (D. Ramos 1976)

En alguna parte dejé escrito que el tema de la Semana Santa es inagotable en fotografía. En contra de lo que pueda parecer tras cuarenta años de salir con las cámaras a inmortalizar instantes de Semana Santa, todavía no tengo la foto que me gustaría.
Es cierto que tengo miles de fotos de nuestros perfiles semanasanteros y algunos cientos de diapositivas perdidas quien sabe si en la trastienda de alguna lúgubre imprenta o en el archivo particular de algún fan de estas fiestas… ¡Quién sabe!.
Aún a pesar de ello sigo cargándome las cámaras cada año en busca de una imagen distinta, nueva y sorprendente. Alguna de las que tengo me gustan bastante, aunque es verdad que tengo mucha metralla al gusto artístico pasajero del momento. Quiero decir con ello que aunque desde hace unos años me he apartado del famoso concurso de fotografía, en mis buenos años tiraba más de un carrete pensando en sus premios que, de forma tan socorrida, permitían subsanar gastos o ampliar el equipo si sonaba la flauta de los premios.
El concurso de fotografía ha hecho tanto bien como mal a nuestra Semana Santa, bien porque ha permitido tener un abundante material gráfico, base de nuestras publicaciones, revistas y carteles que han ayudado a la difusión de este evento. Bien también, en tanto en cuanto ha sido responsable de que se amplié en Jumilla el número de aficionados a este arte; pero mal en cuanto a la forma en que nos ha educado y enseñado a todos a ver las procesiones. A crear esa imagen gráfica de nuestra memoria. de todo lo cual, seguramente yo mismo he sido uno de los principales causantes.
Si observan con detenimiento las imágenes que tenemos, fruto de estos concursos, están todas cortadas por el mismo patrón, detalles de imágenes sobre algún fondo monumental o de cielo con telajes nubosos, detalles de este o aquel abalorio, del nazareno, del capirucho con el niño… ¿Han visto alguna vez una imagen premiada donde se vea la procesión, la calle, el contexto, la gente y sus protagonistas?. Rara vez, se lo aseguro y no precisamente entre las premiadas. En todos estos años jamás he visto una imagen premiada disparada con un gran angular.
Sale cualquier detalle, encuadrado con mayor o menor acierto; pero no sale el protagonista de la fiesta, el pueblo, sus gentes.
Ahora, ya apartado de esa reocupación por el concurso, repaso mi archivo en busca de aquellas fotografías que disparaba ajenas a la búsqueda del premio, aquellas que instintivamente me inducían a presionar el disparador de la cámara. Busco en ellas mi propia mirada y sólo encuentro la que todos los sujetos de éstas me devolvían siendo cómplices conmigo del momento y de mi objetivo.
De ahí que a modo de exposición, bajo el título «Miradas de Semana Santa» (lo encontrarán en la barra de menu superior), iré subiendo en días venideros a este blog para de nuevo compartir con todos vosotros, sus protagonistas, instantes ya vividos.
-->Leer más...

Rousseaunismo del siglo XXI 27 feb. 2013 11:22 Unknown

«Talibanes del ecologismo»



Cuando el viejo orden social mantenido durante siglos se hacia añicos en aquellos convulsos últimos años del siglo XVIII, por el advenimiento de la revolución industrial y la coetánea revolución social francesa; Rousseau, creo en su obra «Emilio o de la educación» el mito del hombre natural. Quería con ello exculpar al hombre de todos los males y desórdenes que por aquellos días de su vida observaba por doquier, necesitaba crear el mito, la utopía de que el hombre es bueno por naturaleza, recto y moral en su estado primigenio; pero que la sociedad, los malos hábitos sociales, le pervierten y conducen a veces por derroteros destructivos.
Olvidaba Rousseau que el hombre si es hombre es precisamente por ser social, porque vive en sociedad y no al contrario. Se civiliza, acepta normas, comparte y mitiga el gen egoísta que de natural tiene, precisamente al vivir en sociedad. Justo lo contrario de lo que este filósofo predica en su obra educativa. La historia nos ha demostrado en los pocos casos documentados de los llamados «niños salvajes» (aquellos que nacen y se hacen adultos en la naturaleza sin ayuda de otros congéneres), la absoluta incapacidad que estos tienen para poder integrarse a la vida social siendo ya adultos.
Ahora en el siglo XXI, ante los desastres provocados por el propio desarrollo humano, por aquello que llamamos progreso, especialmente por su impacto medioambiental, hemos creado un nuevo credo rousseánico: «La naturaleza es buena y virginal en su estado primigenio, sólo la acción del hombre la degrada». Olvidamos con ello que todo proceso que se produce en ella, especialmente la vida, tiene su impacto, produce efectos, no sabemos todavía, si estos están programados en las leyes que rigen su propia evolución.
Ignoramos que en la naturaleza, muerte y vida forman parte del mismo proceso y evolución, en un ciclo tan basto que ni siquiera hoy nuestra ciencia y tecnología alcanzan a comprender. En nuestra ignorancia más absoluta e investidos de ese ideal ecologismo salvador, tendemos a pensar de forma totalmente etnocéntrica que; nosotros, los hombres, estamos cambiando el rumbo del planeta hacia su destrucción.
Nos hacemos defensores de estas o aquellas energías a las que llamamos renovables porque, aparentemente, nos parecen más inocuas, defendemos esta o aquella especie que calificamos en peligro de extinción y nuestra limitada comprensión de algunas reglas superficiales de los ecosistemas nos conducen a pensar y posicionarnos acerca de los efectos perniciosos o benéficos de esto o aquello.
Pero, en realidad, a pesar de este bien intencionado ideario ecologista no queremos aceptar que nuestra existencia ya es impactante en el ecosistema que se desenvuelva, independientemente de que lo haga bajo las reglas de ese ideal. Comemos porque otros seres vivos mueren, si somos vegetarianos, cualquier opción de cultivo que adoptemos sucederá en detrimento de otras posibilidades, cualquier mejora en nuestra comodidad o en eso que llamamos calidad de vida, sucederá porque utilizamos más recursos y necesariamente causamos mayor impacto.Si fuésemos consecuentes, nuestro ideario ecologista se traduciría en reducir nuestro consumo, nuestra comodidad, no en otras zarandajas y bagatelas. Nuestra existencia en suma es por la no existencia de otras alternativas diferentes.
Sinceramente creo que todavía no hemos superado el impacto que tuvo en nuestras mentes infantiles la película Bamby de Disney. Nadie nos supo explicar aquella escena desgarradora en la que la mama de nuestro simpático cervatillo de cola blanca era abatida por un grupo de cazadores. Acción incomprensible, cruel y sin sentido, por otro laso, pues el guionista podía haberla hecho morir entre las fauces de un leopardo, hiena, lobo o lo que le hubiera dado la gana para alimentar a su prole. Pero no, tenía que morir simplemente por la cosa lúdica y superflua de unos aficionados a la caza. Desde entonces, nuestra mente cree que el orden de aquel alegre bosque, donde correteaban felices seres angelicales como conejo Tambor, la mofeta Flor y la cervatillo Faline… está en peligro por la maldad intrínseca del hombre cazador.
Nos compramos un electrodoméstico de alta eficiencia energética, un vehículo menos contaminante, productos biodegradables, ponemos jaulas nido para pararillos en nuestro entorno cercano o apostamos por placas solares. ¡Qué más da! Todo vale para acallar nuestras conciencias, seguimos haciendo cosas sin sentido, aunque estas vayan en contra de nuestra propia salud (como coger el coche para cualquier estupidez), creer que las placas solares no tienen impacto o es menor que otra alternativa energética, todo vale si mantenemos nuestro estatus quo. ¡Anda que no somos ecologistas nosotros…!
-->Leer más...

El coño de la Bernarda 21 feb. 2013 10:26 Unknown

«A propósito del Estado de la Nación»


Con ésta expresión tan castiza y vulgar respondería si alguien me preguntase mi opinión sobre el Debate de la Nación, que desde ayer se viene desarrollando en nuestro Congreso de los Diputados máxima expresión de la Soberanía Popular.
Pero se equivocan quienes piensan que con ello me mofo o tomo a guasa un acto de ese calado y dignidad, por lo que me veo en la obligación de aclarar el sentido con el que utilizo la expresión «El coño de la Bernarda», para describir cuanto acontece en la el palacio de la Carrera de San Jerónimo. Es verdad que en la utilización de la expresión hay algo del significado que por lo general le damos a la expresión, es decir, la de que aquello a lo que se refiere es cachondeo; sin embargo, también es demasiado serio como para tomárselo a risa. De ahí que yo la utilice a su vez en el sentido primigenio que tuvo la expresión. Pues se refiere a la vida de la piadosa Bernarda a la que se le atribuyen hasta apariciones del mismísimo San Isidro Labrador, además de milagros y hechos prodigiosos.
Para quienes no conozcan su origen les diré que se remonta a hechos (seguramente también leyendas), acaecidos en el pueblo de Altefa en las Alpujarras granadinas a mediados del siglo XVI . Por allí andaba Bernarda, una mujer medio cristiana y musulmana al parecer hija del mismísimo rey musulmán Aben Humella, portando por las calles del pueblo portando unas tablillas de oraciones, mezcla de versículos coránicos y cristianos (algunos señalan que se trataba de los famosos libros Plúmbeos del Sacromonte). Era Bernarda además de curandera la santera en la ermita del Señor del Zapato, dedicándose a curar desde un dolor de estomago, hasta una torcedura o dolencia,, además de convocar a la oración y la piedad. Años después de su muerte, desenterraron sus restos, tras la confesión al párroco del pueblo de una mujer que decía haber visto salir luminarias de su tumba, encontrándose los restos de la Bernarda hechos polvo salvo su coño incorrupto. Cuenta el Licenciado Higinio Torregrosa (párroco de Altefa), que cuando él acompañado del Notario de Altefa procedieron a la exhumación de Bernarda encontraron que: “polvo era, como es la suerte de nuestros padres, salvo su figo incorrupto, rojo y húmedo qual breva”. De ahí, que procediera al traslado de estos restos a la parroquia donde eran venerados en un relicario de oro, del que cuentan que otorgaba grandes beneficios y abundancia a quien lo veneraba  Se elevó el caso y los hechos a las autoridades eclesiásticas de Granada para proceder a la canonización a fin que la Santa Bernarda subiera a los altares. El entonces obispo de la diócesis D. Pedro Castro Vaca y Quiñones, a quien le debían preocupar más los problemas que le planteaban los moriscos y falsos conversos, que la santidad de Bernarda, además de alertar a la Santa Inquisición concluyó el asunto mandando una misiva al Ayuntamiento de Altefa que decía:
 «Dicen los senyores teologos e dominicos desta Ecclesia de GRANADA que nunca oyóse en toda la christiandad, que el Senyor Papa gobierna, y Christo benedice, que nada bueno saliera del coño de una muller, a no ser el Senyor mesmo IesuChristo, de su Sancta Madre, con todo Virgen, e que por eso la devoçión popular del coño de la BERNARDA era cosa perniçiosa que devía ser desterrada, so pena de mandar la inquisición a façer las pesquisas oportunas»
Pues también en este sentido último de D. Pedro de Castro, empleo yo la expresión en lo referido a mi parecer sobre el Debate de la Nación, es decir, nada bueno puede salir del coño de una mujer (para el caso este Parlamento), si exceptuamos el caso de la Virgen María ¡Caro está! (-en nuestro caso- la polémica mediática de quién lo gano) ¿Por un casual Vd. Esperaba lo contrario?
-->Leer más...

Racionalizar el gasto municipal 18 feb. 2013 21:04 Unknown

«¿El chocolate del loro?» 


De celebrarse las pasadas elecciones bajo el proyecto de Ley de Racionalizacion del Gasto de la Administracion Local que aprobó el Gobierno la semana pasada, en Jumilla, el PP obtendría seis concejales, cuatro el PSOE y uno IUV. Sustancialmente la proporcionalidad que ofrece la ley Hondt no cambiaría de forma muy diferente las cosas, en cuanto al gobierno municipal; pero las arcas municipales respirarían algo más aliviadas, pues en los siguientes cuatro años el coste del mantenimiento de sus representantes sería algo más llevadero.
En los cuatro años que durase el mandato constituido bajo el nuevo proyecto de Ley regulador de la Administración Local, el Ayuntamiento de Jumilla, se ahorrarían unos 100.500.000 de las antiguas pesetas, o lo que es igual, 605.152 euros.
¿De dónde sale ese dinero? -se preguntarán- pues casi la mitad de reducir a uno el número de concejales liberados ya salen 250.096 euros Por otra parte, al reducir a once el número de concejales que componen nuestra Corporación, (el proyecto prevé ese número para ciudades como la nuestra), las remuneraciones por asistencia a los48 plenos ordinarios del mandato ya aligerarían el pago en 120.384 euros, al no tener que pagar los 228 euros que reciben como mínimo los concejales asistentes. A ello hay que añadirle otros los 38.400 que nos ahorraríamos por los 20 euros que se les da por asistencia a comisiones informativas (tenemos cuatro), es de suponer que estas pasen de estar formadas por cinco miembros en vez de los nueve actuales. Al ahorro que llevamos, hay que sumarle los 61632 euros que supone el pago a los seis alcaldes pedáneos que reciben un complemento mensual de 214 euros.
Alguien podrá pensar que ahorrar algo más de 150.000 euros al año es el chocolate del loro en un Ayuntamiento como el nuestro, también es verdad que  remediarian alguna necesidad. En cualquier caso y,  en la actual situación, hasta el chocolate del pájaro es todo un dispendio. En cualquier caso, habrá que esperar a ver como se concreta el proyecto anunciado el pasado viernes por el Gobierno y entrar a analizarlo en los detalles menores. No hay que olvidar que en la actualidad, al margen de los concejales liberados también tenemos otros con delegación genérica y especifica que cobran 935 euros al mes, así como los que tienen dedicación específica con 699 euros. En definitiva, sin saber los detalles de esta Ley y, hasta donde deja la puerta abierta a las futuras Corporaciones para cerrar o abrir el grifo de los pagos (sean en sueldos, complementos, dietas o gastos); es imposible conocer el alcance del ahorro propuesto.
De entrada, nos parece alentador el empeño y esfuerzo, por pequeño que sea, en reducir los gastos de unos cargos que deberían tener otra motivación distinta al «modus vivendi». Eso sí nos queda la preocupación en si este sacrificio no alentará todavía más la tentación de las corruptelas. El tiempo lo dirá , mientras tanto ¿Qué opinan?
-->Leer más...

La foto de la semana XXXIII 15 feb. 2013 17:18 Unknown

«Atardeceres»



Decía un viejo refrán castellano que: «Para Reyes ya lo notan los bueyes», indicando con ello que en fecha tan temprana como el 6 de enero, los días van poco a poco ganando terreno a las noches por la mayor duración solar.
Estamos a mediados de Febrero y ya las tardes parecen serlo, después de comer, todavía queda tiempo para dar una vuelta andando por los alrededores de Jumilla, pues los atardeceres parecen languidecer en aquellos días que la climatología lo permite.
En la imagen recogemos un instante de estos atardeceres invernales, donde sólo la Sierra del Buey al fondo, queda iluminada por los últimos rayos de sol en una templada tarde de Febrero. Que la disfruten.
-->Leer más...

Expolio público 14 feb. 2013 22:25 JUMILLA-BLOG

«El basurazo»


Es costumbre en los gobiernos, sobre todo del PP, hacer caja vendiendo las propiedades del Estado, es decir, de todos los ciudadanos. Así se hizo en la triunfal etapa de Aznar, en la que se vendieron las joyas de la corona, y así se está haciendo ahora con el nuevo gobierno popular (¡).
Nos acabamos de enterar que alguna Autonomía, como por ejemplo Castilla-La Mancha se propone arrendar, incluso vender fincas rústicas o montes públicos para obtener liquidez. Volvemos a la carga: en vez de obtener más dinero a costa de conseguir que todos los ciudadanos paguen sus impuestos (sobre todo los que más tienen), se opta por esquilmar los bolsillos de los pardillos que no pueden escaquearse, o de vender las posesiones de todos. Volvemos a vender los muebles de la abuela. A veces pienso que en Europa (hermanos comunitarios) nos ven como a ese familiar que dilapida la herencia de sus padres, en vez de doblar el espinazo trabajando en algo. Y todas las comparaciones son odiosas, pero la realidad es que el PP sólo sabe pagar las deudas vendiendo los bienes públicos. Así también se yo pagar deudas. Lo malo es que dejas a tus descendientes sin patrimonio.
Pero, claro, entre venta y venta apañamos a los amigos. Y mañana, Dios dirá, que siempre aguantará mejor el que tenga un buen cacho en la despensa. Trincas tu, trincamos nosotros.Todo legal, claro.
Hoy en Jumilla, un cacho de lo público está en juego: la diferencia entre lo que puede costar el Servicio de Basuras y lo que costará el sablazo que va a aprobar el Partido Popular en Jumilla. Porque, aunque San Silvestre viniera a criticarnos el vertedero, su remodelación serían cuatro matas claras (subvencionado además por la Comunidad Europea), en comparación con lo que va a costar “su” Proyecto del Servicio de recogida y tratamiento de Basuras.
Al margen de “la charla” que mantuvieron el “redactor” del Proyecto (Silvestre Martínez) y el Sr. Alcalde, en su explicación a los medios de comunicación, lo único que nos dejaron claro es que el vertedero hay que remodelarlo, que está hecho una pena y que si no se meten más a fondo es por compasión. Ni un dato concreto sobre el coste que nos proponen (como si no estuviera ya publicado), ni de rebatir otras alternativas, ni de justificar por qué se hace tal gastazo estando, como estamos, con el agua al cuello.
En “la charla”, quisieron poner énfasis en que pedirían cuentas y responsabilidades, caiga quien caiga (está de moda).Yo, cada vez que veo a un político “defender los intereses de los ciudadanos frente a un tercero”, me echo las manos a los bolsillos (gane el que gane, perdemos). Por tanto, cuando toque, el Partido Popular tiene claro que votará con su rodillo, la privatización. Y Jumilla estará atada 25 años a un mal negocio para nosotros. Y estos se irán, y otros vendrán. Y los “sacrificados” políticamente, recibirán sus premios de parte de los que hoy les están pidiendo sacrificio y sometimiento al escarnio público. Y todo se irá olvidando con el tiempo. Pero el que ha hecho el negocio, ya lo ha hecho,…. Si le dejamos.
Un día, en un Pleno se hablará y se aprobará el “basurazo”. El Partido Popular oirá todo lo que se le diga, como quien oye llover. Contestará con los mismos argumentos: la pena que da el vertedero, la envidia que vamos a ser en España, la carga lateral de los camiones (con su GPS), el peligro medioambiental que existe (hasta ahora, la Consejería correspondiente, del PP, ha estado durmiendo la siesta), bla, bla, bla. Pero nada de argumentar el porqué, estando como está la mayoría de la población a dos velas, y sin perspectivas, tiene que hacerse ese gastazo. Es como si tengo un coche que no pasa la ITV porque las ruedas están gastadas, incluso no frena lo suficiente, y la solución que le propongo a mi familia es, ¡cambiar de coche!, y además del último modelo.
En resumen nos van a chulear con la fuerza de sus votos. Y si alguien del equipo de los populares tiene alguna duda o crisis de fe en el proyecto, sacarán a San Silvestre para que les devuelva la fe, porque alguien puede tener ya un sitio al lado del padre. Amén.
P.D. Sí hay soluciones: los juzgados y los votos.
-->Leer más...

La fuerza del pueblo 13 feb. 2013 23:19 Laura

«Un pueblo unido»


Que si un nuevo escándalo, que si una nueva trama, que si nuevos políticos o ‘personajes’ públicos corruptos… No me cabe duda de que serán muchos los que a estas alturas andan bastante hartos de escuchar día tras día este tipo de noticias que culminan los espacios informativos de todos los medios de comunicación.
Por diversos motivos llevo meses sin escribir en este blog, ya que he permanecido bastante alejada de la actualidad local, pero hoy, y por una gran razón, quiero volver a hacerlo.
Una sociedad corrupta es, sin lugar a duda para muchos, la realidad que nos ha tocado vivir. Y yo soy de las que piensan, y siempre defenderé, que quien la hace la paga. Pero igualmente, me resisto a pensar que realmente nuestra sociedad está corrupta. Que sí, que son muchos aquellos que últimamente se están convirtiendo en amantes de lo ajeno, estoy totalmente de acuerdo, pero si queremos que esto cambie eso está en nuestras manos.
No quiero entrar aquí a debatir si la derecha o la izquierda son más políticamente correctas, pero sí quiero ensalzar lo que ayer pude percibir en Jumilla. Por primera vez vi a nuestro pueblo uniendo fuerza y trabajo por una causa. Para muchos, ayer por la principal calle de Jumilla tan sólo transcurrió un desfile de Carnaval, sin embargo para mí fue mucho más.
Fue demostrar que querer es poder. Y sé y soy consciente de que unas mascaras no nos van a sacar de la crisis pero creo que por lo menos consiguieron que muchos apartaran por unos momentos las preocupaciones de la factura del agua, la luz, el colegio de los niños, etcétera.
Aunaron fuerzas guarderías, colegios, academias de bailes… niños y adolescentes cuya sabiduría e inocencia deberían de tener muy en cuenta numerosos adultos.
Ese impulso, la fuerza del pueblo, es la que debemos de aprender a utilizar. De nada sirve quejarse y no actuar.
-->Leer más...

Carnaval en Jumilla 12 feb. 2013 12:43 La Guardacasera

«Nuevos tiempos, nuevas formas»



Hasta donde alcanza mi memoria recuerdo los carnavales en Jumilla con el mismo tiempo y climatología. Días de viento de "Arriba" y un frío gélido que el aire hacía penetrar por todo tipo de tejidos hasta que llegaba a los huesos. Les aseguro que no hay en mi memoria una tarde de carnaval con tiempo apacible que invitase a zascandilear por la calle del Calvario.
Hasta es bueno que sea así, pues por estas fechas de siempre habíamos terminado de coger oliva, de ahí que unos días de asueto y jolgorio venían que ni de perlas. Hasta no nos daba cuidado que el aire y el frio hiciera de las suyas, pues el aceite , a estas alturas, andaba ya en las tinajas de la cámara y la aventadora, perigallo, deiles y esteras de coger oliva estaban guardados a buen recaudo esperando la próxima cosecha.



Desde el Domingo del higuico hasta el martes la calle del calvario era un ir y venir de mascaronas, chanzas, bromas y buen humor. No faltaban tampoco los bailes de carnaval, que por entonces a las mocicas como yo, era lo que más ilusión nos hacía. Además aprovechábamos la ocasión para arrimarnos y decirle cuatro cosas al mozo de nuestros amores sin que con ello se comprometiera un ápice el buen decoro que todas practicábamos en aquellos tiempos. Desde hace años vengo siguiendo la costumbre de subir a darme un borneo por la calle del Calvario, aunque desde luego, ya no es ni sombra de lo que fue. Esta tarde subiré de nuevo por ver si esto se anima.
El pasado Viernes en la tarde estuvo animada la cosa, porque nuestros inmigrantes latinoamericanos pusieron la música y el color en las calles de la ciudad. Un colorido y vestimenta que nunca, los que conocimos aquellos carnavales tradicionales, hubiéramos alcanzado a imaginar en las calles de nuestro pueblo con el que Plácido se ha prestado a ilustrar mi entrada.


También estuvo animada la noche en Avenida Levante y aledaños, aunque ya estos disfraces en la zona de copas me parecen más un botellón de carnaval, que un carnaval jumillano propiamente dicho. A nuestros jóvenes les parecerá normal y, quizá en los años venideros añoren con nostalgia estos botellones carnavaleros; pero a mí me parecen más un mimetismo mediático de lo que se hace en otras partes que un carnaval propiamente autóctono. Lo nuestro era revolicar las arcas de nuestras madres o la de las abuelas, colocarnos las un sayo, un refajo, unas cortinas o lo que nos viniera a pelo y salir a la calle con el cuento de: « ¿A que no me conoces? »
-->Leer más...

El Papa que no quiso morir en la cruz 12 feb. 2013 08:45 Unknown

«Una Santidad muy terrenal»


Ayer, todos los medios de comunicación se hacían eco de la renuncia del papa Benedicto XVI. Las cámaras salían a la calle para recoger la reacción del público ante un hecho poco habitual, tan inusual, que no sucedía desde hace 600 años, entonces, por circunstancias muy distintas a las actuales. La mayoría de las personas consultadas, por no decir casi todas, parecían encantadas con la noticia. Hasta algunas animaban a que el ejemplo de su Santidad fuera seguido por políticos y autoridades civiles.
Desde el punto de vista mundano, en la perspectiva de trabajador y funcionario de a pie, la decisión papal es la más lógica y humana en los tiempos que corren, por tanto, no es de extrañar que haya sido recibida con aplausos y beneplácito en general.
Pero resulta que, su Santidad el Papa, no es un funcionario civil al servicio del Vaticano, ni siquiera el presidente electo de ese minúsculo Estado. No, su Santidad Benedicto XVI es y significa dentro del contexto de la fe católica la representación de Jesús en la tierra, la piedra angular de la fe y, de todo ello, no creo que se pueda dimitir. Pero esta reflexión nadie parece hacerla.
En una sociedad laica como la nuestra, donde a diario borramos todo atisbo trascendente, todo ápice de entrega y sacrificio; el que el Papa renuncie por falta de fuerzas a llevar la cruz de la iglesia y sus defectos más mundanos (muy dolorosa y pesada por cierto), es de toda lógica y comprensión humana. A la hora de valorar esta decisión aceptandola con cierto regocijo, nadie piensa que todo esto es una muestra más de la laxitud de nuestro pensamiento y moral. Humanizamos con ello al último representante de la divinidad en la tierra, de modo que... ¡ Hasta el Papa se jubila! Es lo normal como todo el mundo, nos decimos.
No soy quien para juzgar las razones que han llevado al Santo Padre a tomar tan importante decisión, seguramente sólo él y el conocimiento de las causas que afligen su sufrimiento espiritual y físico, junto a su enorme amor a la iglesia, saben con certeza las razones; pero sigo pensando que por mucho que el propio Derecho Canónico contemple la posibilidad de abdicación, un Papa debe llevar la cruz de su designación hasta el final. Me quedo con Pablo VI, quien con mermadas fuerzas condujo su cruz hasta la llamada del Altísimo.
Es más, creo que nunca como ahora el mundo y la fe cristiana han estado tan necesitadas de este ejemplar sacrificio. Eso, aun cuando como débil humano comprenda las razones de Benedicto XVI y me alegre personalmente por él.
-->Leer más...

El despertar de la ciudadanía 7 feb. 2013 21:52 Unknown

«Menos partidos Sociedad Civil»


Es claro que vivimos una de las horas más bajas de nuestra joven Democracia, en la que la credibilidad de los partidos políticos es prácticamente nula. También lo es el que en nuestro país la implicación y el compromiso social con lo público es, y ha sido a lo largo de nuestra historia, más bien escasito; sin embargo, justo ahora, en los momentos más bajos de nuestra andadura democrática, cuando toda confianza en el sistema político parece desmoronarse, cuando emergen con fuerza movimientos de base ciudadana que pretenden regenerar nuestro decrepito sistema de gobierno y representación pública.
Son muchas las voces autorizadas y los manifiestos que aparecen en la red a diario, como demuestra el artículo. a "Mas sociedad civil" recientemente publicado en La Vanguardia.
Entre los movimientos  ciudadanosque pretenden devolver el protagonismo a la Sociedad Civil destacamos tres a nivel nacional. Todos ellos tienen ya una plataforma establecida con sede en varias ciudades españolas y página propia en Internet:
  1. El Foro de la Sociedad Civil, cuya figura más destacada es Ignacio Camuñas que fuera ministro en los primeros años de la transición. Fundamentalmente han redactado un manifiesto al que se han adherido numerosos profesores universitarios, abogados y ciudadanos de toda condición.
  2. Sociedad Civil Española, ya ha desarrollado su primer congreso en Septiembre de 2012 más una Asamblea pre-constituyente en 2011 .Tiene desarrollado su programa político el cual pasa por una reforma Constitucional, su cabeza visible más conocida es la de Mario Conde.
  3. El Frente Cívico liderado por Julio Anguita y que ya tiene organizaciones en distintas partes del territorio nacional.
Todos ellos coinciden en la necesidad de realizar profundas reformas en nuestro sistema político de forma que la representación del ciudadano se articule de forma más democrática y directa por los mismos.
Seguramente desde el punto de vista jurídico, y en cuanto a la concreción del modelo de Estado que propugna, sea el Foro de la Sociedad Civil quien más lo haya concretado, en cualquier caso, todos ellos abren una nueva esperanza de articulación del hoy obsoleto y corrupto sistema de partidos políticos. Opciones cualquiera de ellas a seguir y prestar atención, pues a través de muchas de sus propuestas se desgrana un modelo alternativo a este que todos denostamos.
Propuestas, en definitiva, que vienen a demostrar que es posible articular una democracia más rica, participativa y, desde luego, menos corrupta. Los actuales partidos políticos deben o cambiar o desaparecer, pues existen otros modelos mejores y más cercanos a nuestro entorno europeo para articular la participación del ciudadano en la vida política.
-->Leer más...

Internet: libertad o tiranía 6 feb. 2013 16:15 Unknown

«Control o libertad»


El dilema de si la red de redes favorece la libertad individual o contribuye a fortalecer el control y ejercicio de poder de quien ya lo ostenta, es tan viejo como la propia existencia de Internet. A pesar de ello, hoy tenemos la suficiente experiencia para volver a retomarlo con más elementos de juicio.
Hoy nadie niega que las redes sociales han servido y sirven a los ciudadanos individuales para organizar la contestación y lucha contra la tiranía del poder que se ejerce sobre ellos; sin embargo, el uso del control y vigilancia que sobre sus vidas privadas ejercen los Estados y grandes compañías parece demostrar que, a la larga, las posibilidades de la red de redes tiende a fortalecer en mayor medida a quienes poseen más poder y control, sea cual sea el modelo político y social que sustenta esa sociedad.
Las redes permiten saber nuestros gustos,  hábitos,  intereses, compras y relaciones humanas... Tienden a conocer cualquier aspecto de nuestras vidas. Hoy, desde los grandes servidores bien sean privados (Google, Facebook, Twitter…), o públicos el control sobre el individuo es más profundo y prolongado del que hubieran soñado los más exacerbados dictadores. Las bases de datos, los rastros que dejamos en nuestro paso por la red van restando y minando cada vez más nuestra intimidad y nuestra libertad individual.
En última instancia y,en nombre del bien común que persigue todo Gobierno, bien sea en la lucha contra la pedofilia, los derechos de autor, lel terrorismo internacional, o cualquier otra lacra social, la red Internet está cada vez más intervenida y vigilada. Cada día que pasa Internet se aleja un poco más del anhelado deseo de libertad individual frente a los poderosos, que juegue a favor de un mayor equilibrio de poderes.
-->Leer más...

Todo es falso, salvo algunas cosas 5 feb. 2013 09:09 Unknown

«De auténtica pena» 


No le creo Sr Rajoy. El problema no es que particularmente yo no lo haga, el problema es que no le creen tampoco la mitad de los españoles que le votaron en las últimas elecciones. De aquel 46,3% de apoyo recibido en abril de 2011 hoy, tras el escándalo Barcenas, sólo queda un 23,9%.
No le creen tampoco los mercados financieros que tras estos sucesos han vuelto a subir la prima de riesgo mientras hacen caer nuestra bolsa.
Por no creer no se cree Ud. mismo Sr. Rajo. Ayer, mientras eran negadas las notas publicadas por Bárcenas (ese al que amigablemente le llamaban “Luis el cabrón”), Ud. mismo ha pasado del «Es falso»  al  más reciente «Todo es falso, salvo algunas cosas»  ¿En que quedamos Sr. Rajoy? ¿Todo, parte o nada?. Sinceramente me gustaría creerle, a todos nos iría mejor si en estos momentos conserváramos las expectativas y esperanzas que en su día depositamos en Ud.; sin embargo, ha perdido una oportunidad única para poner blanco sobre negro, para actuar con altura de miras, de ser un hombre de Estado, un estadista, aun cuando todo ello, le hubiera conducido a un inevitable harakiri.
Una sociedad como la española en quiebra moral, sin esperanza y sin fe en si misma, necesita seguramente del sacrificio de un hombre honesto, de un patriota que le devuelva la fe en su destino, la fortaleza moral en los valores del trabajo y la honestidad.
Quienes le conocen dice de Ud. que es un hombre honesto, también a mi me ha dado siempre esa sensación, hasta lo ha demostrado cuando hace dos años cortó como cuenta El Mundo, con la inmoral tradición de los sobres; pero no basta con eso, un hombre de Estado, un líder, un estadista, debe tener además agallas, valentía de ser ejemplarizante para su pueblo cuando llega el caso.
Pero Ud Sr. Rajoy ha optado por la mojigatería, por la cobardía en el momento más trágico para el pueblo que lidera. No se puede esperar tres días en dar la cara en un asunto de este calado, ni es necesario reunirse con toda su cúpula para ponerse de acuerdo en nada y mucho menos comparecer de forma virtual. Si digo bien virtual, porque nadie salvo los suyos le tenían delante cara a cara mientras hacia el desmentido. Periodistas, ciudadanos y el mundo entero le vimos tras una pantalla de plasma, le vimos leer un escrito de negaciones ¿También necesitaba leerlo para no equivocarse en la negación?.
Uno no anuncia dos días después acciones legales contra quienes publican infundíos y mentiras, lo hace el mismo día en que dichas difamaciones se producen las difamaciones. Pero no Sr. Rajoy, parece que su gabinete jurídico debe preparar a conciencia todas las acciones legales que van a emprender.
Es una pena que en este país, donde en cada casa y empresa hay una cuenta B (por pequeña y ridícula que esta sea), donde hasta el más humilde asalariado tiene unos pequeños ingresos B de unas horas extras, Ud no se haya inmolado en un acto ejemplar y moralizante que nos azote a todos las conciencias y comencemos a ser un país serio, un pueblo consciente de que, de verdad, este cachondeo vergonzante de la corrupción se ha terminado de una vez por todas.
Pero no, Ud. ha optado por hacer verdad el apelativo que un periodista le asigno de «Maricomplejines», cobardemente aferrado al poder va ayudar a perpetuar con ello todas nuestras vergüenzas nacionales en el futuro venidero. ¡Qué pena haber perdido esta oportunidad, por trágica que fuera, para regenerar la vida moral de los españoles!
-->Leer más...

Foto de la semana XXXII 1 feb. 2013 21:59 Unknown

«Almendros en flor»


Asistimos estos días a la floración del almendro que, como cada año, nos anuncia una primavera anticipada con su floración. El paisaje jumillano y sus campos de secano se engalanan del flanco de su floración.
Este año, las lluvias caídas en un excelente otoño en lo que a pluviometría se refiere, ofrece imágenes inéditas por el verde del paisaje.
En esta ocasión traemos la vista de almendros en floración desde el interior de una casa majuelera en la finca  «Casa Castillo».
-->Leer más...