-->

Medalla de Oro de la Región 8 jun. 2012 12:34 Plácido Guardiola Jiménez

«Los méritos de un galardonado»


Han tenido que pasar treinta años para que finalmente D. Andrés Hernández Ros, el hombre que estampara con su firma junto a la del Rey el Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia, se le conceda la medalla de oro regional. Medalla que le es concedida por un Presidente de signo contrario, cosa que honra al actual mandatario regional D. Ramón Luis Valcárcel.
Muchos se preguntarán cómo yo, abiertamente contrario a las taifas autonómicas, me pongo ahora a elogiar al quien fuera primer Presidente de la nuestra. Pues bien, aun cuando ignoro los motivos de unos u otros para otorgarle a mi amigo Andrés Hernández este galardón, defiendo sin ninguna duda su merecimiento, por ello acudiré mañana sábado al patio de butacas de nuestro Teatro Vico en señal de testimonio y adhesión. Son muchos los méritos que le reconozco y quiero acompañarle en ese momento junto a su esposa Josefina e hijos.
Conocí al galardonado en 1981 por razones de mi cargo de secretario durante la crisis económica de la Cooperativa San Isidro. En mi primera cita con el entonces Presidente Autonómico rondaban en mi cabeza los muchos tópicos que sobre él circulaban en nuestra región: “Lubina mismo”, “El tren bala Murcia Espinardo-Molina”, “Criadero de langostinos en el mar menor”… En su despacho, me encontré a un hombre joven y perspicaz, aun no había terminado de exponerle algo y él ya adivinaba a donde quería llegar. Era Andrés el único político que cuando le hablabas, te miraba a los ojos con la misma franqueza y sinceridad que te decía eso no puedo, esto lo voy a hacer, de esa forma no, etc. Y, creedme, en aquellos días conocí con bastantes políticos y altos cargos de ámbito nacional (tanto de la extinta UCD, como meses más tarde del PSOE en el ministerio del jovencísimo Joaquín Almunia), sobre todos ellos destaco y me quedo con Andrés Hernández Ros, y lo hago por su valor personal, carisma y franqueza. De ahí que haya conservado su amistad durante estos años y defendido su figura allí donde he tenido ocasión de hacerlo.
El hombre que se galardona mañana en Jumilla, es el artífice de que un Gobierno nacional (el del PSOE de F. González), cubriera el riesgo de quiebra financiera por más de 2000 millones de las antiguas pesetas que se reclamaban a los agricultores socios de la Cooperativa. A él igualmente, hay que agradecerle las gestiones políticas para que el Gobierno nacional reconociera el pasivo de más de 400 millones que estaban depositados en las cartillas de la Caja Rural de Jumilla. Por eso, mañana, cuando me siente en la butaca del Vico, aplaudiré tu galardón Andrés, en nombre de muchos de los agricultores que tenían allí depositado los ahorros de su cosecha con los que pagar el arreglo de su casa o casar a su hija y que ya no estan entre nosotros. Espero también que si alguien de los muchos jumillanos que aún viven y recupero sus ahorros, gracias a tus desvelos, acuda a la esquina de la glorieta a estrecharte la mano y felicitarte.
De su resolución y dirección debemos los murcianos, especialmente los jumillanos, todo el plan de presas de contención anti-riadas de la cuenca de la Rambla del Judío. Decisión que prometió ante una asamblea de agricultores y vecinos de la Estacada con motivo de las riadas que asolaron esta barriada en los ochenta. Asamblea en la que, tras escuchar a los viejos del lugar, aseguro la vía de escape mediante la reconstrucción del viejo puente de hierro a la semana siguiente.
A Andrés se le llamaban iluminado por su idea del tren bala que comunicara Murcia con Espinardo, su complejo y Molina; sin embargo, hace poco que inauguramos un tranvía la mitad de ambicioso que el de su proyecto. Lo de la acuicultura de los langostinos ahora resulta que no es una chirigota y lo hacen empresas privadas con rentabilidad.
Son las paradojas del destino Andrés, cuya ironía ha querido que, también sea en mi pueblo, donde te den la medalla, aunque muchos de mis paisanos ignoran lo que hiciste por ellos.
Para quienes no lo saben Andrés fue el artífice de ésta autonomía en la que no creo; pero hasta el último momento su idea de región distaba mucho de ser lo que hoy conocemos, por eso lucho hasta el final por incorporar a Albacete provincia origen de la cuenca del segura cuyas aguas son quizá el único elemento aglutinante de esta región. Tampoco descartó a Almería, aun cuando ambas cogieron derroteros distintos.
Estaré mañana en el Vico, no porque crea en la autonomía, sino por los muchos meritos personales que te reconozco y porque todavía representas la valentía, honestidad, liderazgo y carisma de los que, lamentablemente, carece la mayoría de la casta política actual.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero