-->

Hace ahora un siglo (XI) 2 ago. 2011 19:06 El Rendrijero de Jumilla

«Ocho zarzuelas en Feria»

Hace cien años nuestros paisanos preparaban un extenso programa de teatro con motivo de las ferias y fiestas de 1911 compuesto de ocho funciones todas ellas a cargo de artistas jumillanos dirigidos por el maestro Alfredo Santos. Entre las obras a representar estaban entre otras las zarzuelas de «La noche de los Reyes», «La reja de la Dolores»y «El recluta».



Grupo de segadoras de la obra "El Rey que rabio" Obra
representada unos años después 1926. Foto de O. Vaillard

Ya desde el 5 de agosto, estaban puestas a la venta del público las entradas y abonos a estas representaciones cuyos beneficios irían a parar a las obras de la estación Enológica.
Los diarios de la época daban cuenta de este acontecimiento de la siguiente forma:
« Se trabaja con actividad y entusiasmo en la organización de las ocho funciones de abono que tendrán lugar en nuestro Teatro, durante los próximos días de feria, con el fin de que tengan el mayor lucimiento los simpáticos artistas se consigan también los mayores beneficios para las obras de nuestra Enológica.
Los perseverantes trabajos del inteligente Directos D. Alfredo Santos; los porfiados empeños de las simpáticas pollitas y estimables jóvenes. Que forman la compañía, sumados como era de esperar, al no menos estimable concurso que revelan el interés y esfuerzo de todos, los que con generosidad digna de todo elogio, contribuyen con su acción personal a dar cima a estos patrióticos empeños, bien merecen la gratitud y aplauso de los demás y no hemos de regatearle los nuestros con todo entusiasmo...»
«… La orquesta, será formada por distinguidos profesores valencianos ya conocidos y aplaudidos por este público, La sastrería, será completa y lujosa, adquirida en Valencia del más afamado guardarropa»

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero