-->

Los otros II 10 dic. 2013 03:30 Plácido Guardiola Jiménez

«La necesidad de comunicar»



En un artículo anterior, reflexionaba sobre la construcción de nuestra identidad y la necesaria e ineludible concurrencia de los otros para hacerla posible, ahora quiero referirme a otro aspecto que se deriva de ese carácter social que tiene nuestra existencia y que demuestra nuevamente la necesidad de los otros.
A poco que pensemos acerca de qué es lo que impulsa a la mayoría de personas cuando publican en su página de Twitter o Facebook, cuanto acontece en sus vidas,  que les conduce a compartir la caña que están tomando, el paisaje de su excursión o las vistas de su terraza; comprenderemos que esa motivación no puede ser otra que la de dejar constancia de su existencia. Resulta pues que por nosotros mismos, sin ellos, sin los otros, no tenemos existencia. En otras palabras, sin los otros no hay vida y como dice un viejo proverbio budista: «Si un árbol cae con gran estruendo y destrozo en el bosque, perol no hay nadie que lo escuche ¿se puede decir que el árbol ha caído?».
Las redes sociales han tenido el éxito que tienen precisamente por eso, porque nos permiten comunicar con los otros, dejando constancia de nuestro existir, por más que nuestra existencia no tenga el mayor interés. Buscamos los «me gusta» de aquellos amigos y conocidos que tenemos aceptados en nuestro perfil, deseamos su sonrisa o su aprobación, porque en definitiva, nuestras vidas son en relación a ellos y, por si solas a penas tendrían valor. En este sentido, las redes sociales, se han convertido en una importante vía de comunicación con los otros, nos permiten trascender los límites espacio-temporales que hasta ahora tenía la comunicación. El problema comienza cuando nuestra comunicación con los otros se ciñe exclusivamente a esta comunicación virtual que nos facilitan las tecnologías, donde el nivel de compromiso con los otros es tan sutil como darle a me gusta o simplemente eliminarlo de nuestra lista de contactos.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero