-->

A vueltas con el informe PISA 5 dic. 2013 19:09 Plácido Guardiola Jiménez

«De Guatemalo a Guatepeor»


Ayer se publicaba el último informe PISA que elabora la OCDE para evaluar los niveles educativos de los diferentes países y, una vez más, se volvía a confirmar los malos resultados de nuestro sistema educativo. En resumen, si comparamos los datos de este informe con los obtenidos en los anteriores informes España está estancada en unos resultados que lejos de mejorar desde el 2000 que se hizo la primera evaluación, sigue muy por debajo de la media de los países de la UE y de la propia OCDE.
En otras palabras a pesar de que en la última década hemos aumentado el gasto público en inversión educativa en un 35% nuestros resultados son casi idénticos; incluso hemos perdido algunos puntos desde el anterior informe. La prueba se paso tres meses antes del primer recorte en educación por la crisis, por tanto no valen componendas del tipo "la educación empeora por los recortes" Tampoco sirven las de: «Invertir más en educación para mejorar su calidad». Nuestro sistema ofrece muy bajos resultados en relación al dinero que destinamos a su sostenimiento, deberíamos ir aceptando que simple, lisa y llanamente es malo de narices, que diría un castizo.
Tan malo es que, a estas alturas, estoy convencido que ninguna ley, ni siquiera la LOMCE puede empeorarlo. Es más cada día que pasa suscribo que ni siquiera el deseado consenso de los partidos gobernantes, es capaz de enmendarlo con una reforma educativa de común acuerdo. No basta una ley orgánica publicada en el BOE para enmendar tanta desidia, tanto desastre. Nuestro sistema educativo, además de una ley consensuada que apueste por la excelencia, el esfuerzo y la regeneración del país, además necesitaría el compromiso social de las familias por mejorar todo lo relacionado con la educación de nuestros hijos. Aun con todo, tardaremos una década en salir de este autentico fiasco educativo en el que estamos instalados.
La evaluación PISA somete al alumno a pruebas de diferente grado de dificultad en materias como matemáticas, ciencias y lectura, dichas pruebas no son de contenido sino procedimentales y están graduadas, por lo que nos permiten determinar el nivele alcanzado por el alumno en competencia lingüística, matemática o científica, además de arrojar una puntuación final. El problema no es que nuestra puntuación media sea inferior, nuestro problema es que no somos capaces de sacar ni a 10 alumnos de cada 100 que ingresan en las aulas con un nivel alto de competencias en ciencias y en matemáticas. Si nos fijamos en países altamente competitivos como Corea del Sur (ver gráfico 1), donde se producen bienes de alto valor tecnológico, hay trabajo y crece su riqueza y bienestar, veremos que su sistema educativo consigue sacar casi 31 alumnos de cada 100 con altos niveles de competencia en matemáticas y ciencias. Si no quieren mirar al continente asiático miren el caso de Alemania o Polonia que sacan 17,5 y 16,7 por cada cien.

Las lineas horizontales representan las Medias de la UE

En otras palabras si estamos abocados a un mundo globalizado y altamente competitivo, de seguir así, veremos retroceder a nuestro país año tras año, no generaremos empleo y tampoco bienestar de ningún tipo. Pero es que además, lo hacemos tan mal, que somos líderes en producir egresados de nuestro sistema con bajos niveles competenciales en todo, incluido la lengua.
Si miramos sólo a nuestro territorio el estupor y la angustia es mayor por cuanto somos los murcianos con los extremeños los que peor parado salimos. Si España sólo es capaz de formar a 8 de cada 100 alumnos con altas competencias, nuestra región, ni siquiera llega a su media y sólo consigue formar a 5,6 de 100. 



Las lineas horizontales representan las Medias de la UE


Por encima de la medía de la EU están la comunidades de Navarra y Rioja y se acercan Castilla León y Madrid (ver gráfico2), todas ellas con menor porcentaje de bajo nivel competencial que la media europea. En definitiva viendo esto se desmonta definitivamente que el desarrollo autonómico a mejorado los niveles de bienestar de los ciudadanos, pues la respuesta debería ser depende de que comunidad se trate, uno quisiera ser ciudadano Navarro en vez de Murciano, pues tiene mejor educación y menos impuestos, digo navarro por no decir madrileño que también cumple esas dos premisas. ¿Acaso es este el sistema autonómico el que puede que garantizar la igualdad y solidaridad entre los españoles?.

1 comentario :

  1. Un argumento más para los que estamos en contra del régimen autonómico, que somos ya el 40% de los españoles, según encuestas del CIS.
    Por lo que se refiere a la enseñanza, la fragmentación autonómica está provocando que aumenten aún más las diferencias entre las comunidades de mejores y peores resultados.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero