-->

A vueltas con la idea nacional 27 ago. 2013 10:40 Plácido Guardiola Jiménez

«Entendiendo la unidad»



A propósito del comentario de un lector que no entiende mi actitud ante el separatismo y los signos identidad nacional (comentado en “El último raulista")

Si crees contradictoria y cambiante mi opinión acerca de la nación es porque apenas has profundizado en el concepto de nación e identidad que tengo.
Yo no creo que las naciones sean territorio o geografía, ni siquiera lengua, costumbres, religión o raza. La esencia de un país, de una nación es compartir un ideal un proyecto en común. Por supuesto, también el acerbo histórico compartido. Un país es grande en la medida que se comparte ese proyecto común por encima de las lenguas, razas y costumbres que sus gentes posean. Hay tienes los EE.UU con su New deal o los franceses con su grandeza… El peñón es un pedazo de roca que, bajo cualquier lógica, está unido ala vieja piel de toro, pertenece y fue desgajado de este territorio que llamamos España por una cesión vergonzosa. Los gibraltareños, esos guiris que hablan «andalú cerrao», son unos corsarios al servicio de su majestad la reina de Inglaterra que, a saber de quienes descienden. Nunca formaron parte de España.
De no haberse producido la cesión por el tratado de Utrech, en la roca, sólo estarían los monos o quizá algún fortín militar. La ciudad surgió para apoyo del puesto militar inglés, luego con el tiempo para el trapicheo y contrabando de unos corsarios a los que le va bien esa situación.
La roca pues, es claro a que territorio pertenece, los que allí habitan también y yo no voy a ser más nacionalista que aquellos a quienes critico. Pues todo nacionalismo, sea el que fuere, español, catalán, vasco o gibraltareño se caracteriza por eso, por disgregar en nombre de esencias lingüistas, territoriales, raciales…
Mi visión acerca de España, cree en una Cataluña integrada, cuyos avatares históricos hemos compartido. Una Cataluña tan prospera abierta y cosmopolita como la que hasta no hace mucho he conocido, cuando miles de manchegos, andaluces y cientos de jumillanos emigraron a ella contribuyendo a su desarrollo. No creo en esta chapuza nacionalista que utiliza el fervor y simpatía de miles de seguidores cules de todas partes para auspiciar su proceso separatista. Menos en un jugador en exceso bien pagado (por bueno que sea), que se presta a los trapicheos y ambiciones políticas de un Joan Laporta o Sandro Rosell de turno. No puedo creer a jugadores como Piqué1 (ha defendido los colores del Real Zaragoza y Manchester United), que hacen el agosto jugando el fútbol en la liga española, que visten la camiseta de su selección y luego dicen a sus compañeros de la Roja «Españolitos, ahora os vamos a ganar la copa de vuestro Rey». Mira chico, ante eso, y mi poca afición al fútbol, prefiero merengues como Raúl. Estos defienden los símbolos y la identidad a la que pertenecen y que suplen con voluntad y trabajo las carencias que pudieran tener.
Mi nacionalismo se basa en la voluntad de compartir nuestro bagaje, nuestro destino común, no en un montón de rocas ¡Qué le vamos hacer! Por ello, entenderás que ese montón de piedras, aunque sea un ápice mal cedido, me importe un pimiento siempre que no entorpezca las reglas del juego que todos debemos cumplir.
Cataluña es diferente, a los Catalanes los creo paisanos, hijos y herederos del mismo y milenario proceso histórico, miembros de un proyecto llamado España que no terminamos de cerrar por miserias de todo tipo. Me siento orgulloso de sus hijos más ilustres, Gaudí, Miro, Dalí, Tapies, Casals, Albeniz, me gusta Gerona, Tarragona, Barcelona y sus gentes, me gusta el cava y tantas cosas de ellos, que las creo propias.
¿Dónde ves tu la contradicción? Quizá si la ves es porque no entendiste que clase de patriota soy o porque buscas la verdad de las cosas sólo a través de la razón de la lógica. Principio que utilizamos para construir nuestra ciencia, pero sus reglas no llegan a comprender toda la verdad y sólo son instrumentos que nos cercan a ella sin llegar a comprenderla plenamente como está demostrando la física quántica, donde un fotón, puede ser y no ser a la vez.
Seguramente conocerás al  más ilustre y universal paisano murciano de todos los tiempos Ibn Arabi, quien cuando Abu Al-Walid Ibn Rushd (Averroes) le inquirió a cerca de “Sí o No”,  le contestó que: “Sí y No" al mismo tiempo". Porque en la esencia última y profunda, para nuestro sabio murciano, «es Él y no es Él». La intuición, ese don que todos llevamos consigo, (como señalara Ibn Arabi),  a veces contradice la pura lógica; pero también nos acerca a la verdad y la esencia de las cosas. Siguiendo sus enseñanzas para comprender  las cosas en plenitud hay que amarlas. Yo querido lector amo un proyecto común llamado España, no su terruño o sus peculiaridades, que también.
Ahora, que conoces mejor que clase de nacionalista soy, es posible que alcances a ver que opino yo acerca de las identidades y no me veas voluble y veleta que se acuesta separatista y se levanta patriotero.
_________________
1.- Manifestaciones de Pique a un compañero de la selección en la final de la copa del Rey

Artículos relacionados:

2 comentarios :

  1. No sé qué tanto "patriotas" son algunos animando equipos donde el dinero lo pone uno de fuera, los entrena uno de fuera, y la mayoría de los jugadores son de fuera.
    ¡Una atracción para pelearnos y olvidarnos de los verdaderos problemas, eso es el "deporte rey"!

    ResponderEliminar
  2. bueno, vamos a ver, primero felicitarte por en este caso tu exposición elocuente y acertada diría yo de la idea de país como nación basada en proyecto común de los individuos que la constituyen.
    efectivamente, en este caso, comparto este ideal utópico si sobre todo intentamos aplicarlo a este nuestro país.
    sin embargo el tema que nos ocupa, y que es el que realmente importa y del que parten todas las demás premisas que has expuesto es la libertad que como individuo cada uno tememos de aceptar en el entorno en el que vivimos el sentir interior de todo lo que nos rodea, eso es lo que nos identifica como individuos en un entorno social determinado, por ejemplo, tu a un ingles podrás explicarle que es ¨echar la siesta¨ y querer que lo entienda., eso de acostarse por las tardes y echar un sueñecito lo ven como algo extraño , además de dar una imagen nuestra mas bien negativa. bien,
    esto sin embargo, un andaluz, murciano, valenciano, asturiano y también como no catalanes y vascos saben perfectamente de que hablas porque de forma generalizada (unos mas que otros, claro)la realizan de vez en cuando además de saber los efectos beneficiosos que la ¨siesta¨ tiene.
    esto solo es un ejemplo que denota, la identidad que como comunidad de individuos tenemos aquí en este PAIS. esto a ciertas personas o comunidades podrá gustar mas o menos en función de ciertos intereses, pero la identidad como pueblo o país como lo queramos llamar esta ahí., y como reflexión te diría., del tema este de la ¨siesta¨ si le preguntáramos a un gibraltareño, tu de quien crees que estaría mas cerca a la hora de entender lo que es la siesta?.
    por lo tanto , volviendo al principio, todo esto que dices esta muy bien, pero realmente es y solo es un tema de identidad como comunidad en la que vives, en este caso mas que le pese a muchos IDENTIDAD ESPAÑOLA.
    y si, gibraltareños incluidos.
    por todo esto que te he expuesto, para mi tu posición respecto a este tema es ambigua., para ti en función de como, que, y en el sentido de, te posicionas de una forma determinada u otra.
    veamos, utilizas la palabra ¨nacionalismo¨ como de unos y de otros, sin darte cuenta que todos son lo mismo, todos tenemos una identidad que nos diferencia de los demás, franceses, ingleses, rusos.etc...
    mira, me alegro que personas ilustres como GAUDI Y MIRO te hagan sentir Cataluña como parte de tu identidad, pero e de decirte que en esas piedras viven personas y que al igual que en Cataluña te encuentras que no todos son separatistas y que además compartes muchas de sus tradiciones con ellos, veras que en ese montón de piedras como tu dices también hay personas que se sienten como tu orgullosas de esa identidad que a lo mejor no difiere mucho de la tuya, a si que si, a mi modesta impresión puedo considerar que tu postura es ambigua con respecto a este tema según quien, y como, opinas de una forma y otra. mi opinión sin embargo es, tengo las mismas consideraciones con respecto a unos y otros. luego podremos entrar en el tema de legalidad y territorialidad como una vertiente mas indudable de este asunto, por supuesto. pero lo que es indudable a mi manera de ver es que su identidad como pueblo de formas y tradiciones es totalmente equiparables a un andaluz un murciano y también como no a un catalán.

    y por favor, seamos objetivos, el articulo de PIQUE en este caso, viene dado por antena 3 ,todos sabemos a que sombra se arrima dicha cadena al igual que sabemos a que sombra se arrima por ejemplo ¨la sexta televisión¨., esto paso en el tunel de vestuarios, a saber lo que se dirían unos a otros sobre todo sabiendo la tensión que los partidos Madrid-barsa desprenden, luego esta el interés de diferentes medios de politizar el deporte en este caso el futbol., que sin bien te diré que PIQUE es catalanista hubo por parte de el una disculpa ( si , ya se, roto el jarrón ya tiene mal arreglo)
    y por cierto, aunque no lo parezca yo si soy del MADRID.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero