-->

Se buscan aliados 5 jul. 2013 15:35 JUMILLA-BLOG

«Concentrando Poder»



El ciudadano corriente busca aliados en defensa de sus derechos. Sabíamos que había una leve frontera entre los tres poderes del Estado: Ejecutivo (Rajoy y sus ministros), el Legislativo (la mayoría que gobierna en el parlamento) y el Judicial (los jueces). En este preciso momento, se da la mayor concentración de poder de la historia de la democracia, en manos del Partido Popular. Por tanto, lo que está pasando, lo hacen o dejan de hacer, es porque así lo que quiere el PP, no hay excusas.

Cuanto menos actúan en comandita, mejor nos va a los ciudadanos. La última prueba la tenemos, hace poco, cuando los jueces estaban (¡) enfadados con Gallardón, ministro de Justicia: empezaron a remover casos de corrupción de inmediato. Algunos todavía están en fase de instrucción (que se eternizan, al ponerles pocos medios para ello, cosa que depende del Gobierno ¡qué casualidad!).

De ahí que, en este momento, los ciudadanos estemos cada vez más indignados con los poderes del Estado porque:
  1. La Fiscalía del Estado quiere frenar en seco la investigación de las preferentes de Bankia (CincoDias 19-6-13). Indignante: el “guardia” (Fiscal) que debería acusar a los piratas, resulta que se niega a acusarles. De momento, ya ha conseguido que Blesa salga de la cárcel. Que si los autos del juez eran tal o cual, que si motivaba mal,…pero ¿dónde está el interés por investigar el robo en Bankia?, porque a la Fiscalía del Estado no se le nota. Ahora resulta, que los jueces juzgan la actuación del juez del caso Blesa, cuando se trata del pez de que se trata.
  2. Otra, el FMI pide otra vuelta de tuerca en la reforma laboral: pagar menos, y empleos menos estables. Todo esto a dos meses de haber reconocido que la austeridad fue un error (¡y se quedaron tan panchos!, como el presidente de la CEOE, calificando de error lo hecho por Blesa en Bankia). Todo esto significa que, a toda esa tropa, el ciudadano corriente le importamos un bledo. ¡Jamás han planteado esfuerzos y sacrificios a los que más se aprovecharon de la burbuja! La ley del embudo: lo trincao trincao está.
  3. Y otra más, cuando el ciudadano está esperanzado, porque le anuncian que van a recortar gastos inútiles en las Administraciones Públicas, resulta que de las 217 medidas para sus reformas, la mitad son recomendaciones a otras Administraciones (papel mojado), otras son de tal envergadura que entrarán en funcionamiento cuando todos estemos tísicos y, finalmente, hay 120 que dependen de acuerdos entre diversas Administraciones: negociación “eterna”. En definitiva, el chocolate del loro, lo que significará que, a los de siempre nos volverán a meter mano al bolsillo para pagar “su fiesta”.
En resumen, los que gobiernan, siguen insistiendo en sacarnos el pringue, exprimirnos hasta el final y, sólo en el último suspiro (después de llevarse por delante a muchos), sólo entonces, cambiarán las reglas de juego durante un tiempo,… para que todo vuelva a ser como antes.
¿Hay soluciones? ¡Claro que las hay! Primero convenciéndonos de que una gran marcha comienza con un primer paso: ¡comencemos! Segundo, recurriendo a los tribunales mientras haya posibilidad de recurso o de diversas demandas. Tercero, retirando el voto a los que no defienden nuestros intereses: voto crítico.

1 comentario :

  1. Anónimo5/7/13 18:03

    La culpa del desastre es del PSOE y del PP, conjuntamente. Aunque más del primero, porque ha gobernado más años.
    Fue el gobierno de Felipe González el con la Ley reguladora de las cajas de ahorro (LORCA)infestó los consejos de las cajas con políticos y sindicalistas que han llevado a las cajas a la estafa de sus clientes y a su propia extinción. La colocación de obligaciones preferentes y deuda subordinada se perpetró bajo gobiernos PSOE, con gobernadores del Banco de España y presidente de la CNMV del mismo partido.
    También fue el PSOE, con la complicidad del PP, quien modificó en 1985 la Ley de nombramiento de los miembros de los altos tribunales para que fueran elegidos todos prácticamente por los partidos políticos, con la consiguiente pérdida de independencia de aquéllos.
    Por último, ni el PSOE ni el PP quieren hacer una modificación seria de las administraciones públicas porque viven parasitariamente de ellas.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero