-->

Las tamborradas 31 mar. 2013 14:26 Unknown

«Diálogos de tambor»


Las tamborradas, el tambor, al contrario que los desfiles procesionales no son actos para ver, sino para participar. Quienes tienen acostumbrado el sentido de la vista a recrearse en las luces, formas, el color y las formas, difícilmente pueden entender la magia que se esconde detrás del tambor.
El tambor se creó para el oído, no para la vista, de ahí que no pueda ser escrutado con el sentido de nuestros ojos. Para entenderlo, sólo quedan dos opciones: lo tocas o te sumerges en la turba que lo hace dejándote embriagar por su sonido y su son. Con el tambor vale lo de participa, escucha, dejarse llevar, pero no el ver.
Desde que comenzaron las tamborradas en Jumilla con el «Cristo de la Sangre», he seguido su paso con mi cámara, al igual que hago con los desfiles procesionales y, si algo he aprendido en este tiempo, es que el tambor no está hecho para el objetivo de la cámara. Nunca sus lentes saben captar la esencia de lo que allí ocurre. Participar en la tamborrada no es pararse al borde de la cera y verlos desfilar, con ella no hay término medio, te pones a tocar o te dejas embriagar por sus sones y ritmos. Estás condenado inevitablemente a tocar los palillos o a palpitar a su ritmo, no hay término medio.
Los objetivos, la cámara, el saber y la técnica acumulada en estos años, apenas son capaces de captar lo que ocurre allí. Es imposible reflejar en una imagen el diálogo que establecen dos tambores respondiéndose, al que se une otro y después varios más. Así, hasta unirse en un frenético tocar y dialogar entre ellos que anula cualquier sensación ajena a ese vibrar común de sus pieles, a esa comunión en el toque de los compañeros.
Intentar plasmar cuanto les cuento en imágenes es un vano intento, pero dejen volar su imaginación, presten su oído imaginario a este frenesí de redobles y sones y, quizá, las imágenes que les dejo puedan ayudarles a comprender una tamborrada, aunque nunca se hayan sumergido en ella.

-->Leer más...

El séptimo día también trabajó 31 mar. 2013 12:08 Unknown

«Sin tregua ni descanso» 



Todavía recuerdo cuando realmente nuestra Semana Santa comenzaba el Miércoles Santo llegando al Santo entierro el Viernes Santo en la noche, por tanto se reducía a tres intensos días de pasión con el paréntesis de dos domingos luminosos; el de La Burrica y Resurrección.
Mas tarde con los años, la procesión penitencial pasó del Jueves Santo de madrugada al Martes Santo, aún así nos quedaba el lunes y sábado para tomar y reponer fuerzas. Hasta no hace mucho, teníamos esos dos días libres en la Semana de Pasión; pero eso se acabó y hemos terminado con cuanto dice el Génesis 2, 2-3: «El Séptimo día Dios tuvo terminado su trabajo, y descansó en ese día de todo lo que había hecho. Bendijo Dios el Séptimo día y lo hizo santo, porque ese día descansó de sus trabajos después de toda esta creación que había hecho».


Aquí en Jumilla, no hay tregua, no descansa ni Dios en esta pasional semana. El Lunes Santo, previo vino a llenarlo la bajada y traslado del «Cristo de la Reja». En cuanto al Sábado, que nos permitía reponer fuerzas, lo ocuparon primero los tambores del «Cristo de la Sangre» con la tamborada de Resurrección y, algo más tarde, la procesión de la Redención.

Ahora, desoyendo a los textos bíblicos, tenemos la Semana Santa cuajada de actos, completa a tope, ni descanso, ni tregua, ni interrupción... La pasamos todo el mundo en la calle, pues el resto del año nos recluiremos en casa sin salir para variar.
-->Leer más...

De la fiesta al entierro 30 mar. 2013 11:51 Unknown

«Paradigmática cultura jumillana»



Si me preguntaran que tiene de especial nuestra Semana Santa, o mejor dicho, que tiene de especial frente a tantas que en estos días se celebran en España, respondería que su ambivalencia, su especial forma de plasmar y vivir nuestras peculiares contradicciones humanas.
Al Viernes Santo, le viene a ocurrir lo mismo que comentamos del Jueves santo, si ayer pasábamos de la euforia del pasodoble a la amargura, en el viernes lo hacemos de la fiesta al entierro, del colorido, el ruido y los tambores; al empaque y luto serio del sepelio.



Ignoro las razones últimas por las que nuestra particular idiosincrasia aúna en un mismo día manifestaciones tan opuestas, de lo que sí empiezo a estar seguro es que debemos enseñar a nuestros jóvenes esa dicotomía de nuestra Semana Santa, pues observo que ellos no perciben bien ese tránsito que los mayores hacemos a diario estos días sin inmutarnos, sin tomar conciencia de ello. Por eso no debe extrañarnos si luego, ellos, confunden la procesión del Entierro con la del Calvario, si los componentes de nuestras bandas ignoran cuando debe entrar la trompetería y el jolgorio y cuando el tambor bronco del silencio.
Hablamos mucho de Semana Santa, promocionamos procesiones infantiles desde los colegios, alentamos a los más pequeños a seguir las tradiciones de estas fiestas Hasta los medios locales destacan hasta la saciedad el protagonismo de la chiquillería; pero al mismo tiempo, no hacemos pedagogía de nuestra Semana Santa, de nuestra cultura y carácter. Eso, aun cuando pueda resultar difícil e incomprensible por lo paradigmática y contradictoria que es.
-->Leer más...

Medio siglo de historia les contempla 29 mar. 2013 20:52 Unknown

«50 Aniversario del Santo Costado»




Aun cuando muchos medios de comunicación han venido anunciando el 50 Aniversario de la cofradía del Santo Costado, a pesar de que hoy desfilaron por la calles de jumilla un grupo de nazarenos de esa cofradía a cara descubierta, quizá muchos todavia ignoran que, tras esos once rostros, hay medio siglo de historia.
Eran los rostros de once jóvenes que hace cincuenta años desfilaron en el año de su fundación, además de colaborar a la formación de la que hoy es una de las principales cofradías de nuestra Semana Santa.
Vaya desde aquí nuestra enhorabuena por la alegría de verlos desfilar de nuevo después de medio siglo de historia.
Acontinuación les dejo sus rostros.



-->Leer más...

Tras la euforia del pasodoble, la Amargura 29 mar. 2013 10:25 Unknown

«Dicotomías de nuestro carácter»



En nuestra vida real  ocurre igual que el Jueves Santo de nuestra Semana Santa, tras una tarde de mantillas, olor a claveles y sones de pasodoble, sucede sin solución de continuidad la procesión de la Amargura.
De este modo, tras la España va bien de Aznar y Zapatero, bajo aquella alegría de luz y prosperidad con la que mirábamos un futuro esperanzador, nos ha alcanzado, sin saber como y de repente la amargura de no ver ni perspectivas ni futuro.
Cuando observo estas paradojas, cuando veo la pasión que levantan en la mayoría de las personas estos días que llamamos santos, no puedo evitar el pensar que, en definitiva, en la Semana Santa, venimos a representar una metáfora de nuestras propias vidas. Seguramente sin saberlo, inconscientemente; pero en el fondo, nada de cuanto trasciende en ella nos es ajeno.
Nuestra Semana Santa, a la de Jumilla me refiero, está llena de esas contradicciones y grandezas que nos caracterizan, y somos capaces de pasar de la luz de una tarde de «Mantillas de Jueves Santo»,  al son de este particular pasodoble tan nuestro, a una noche solemne de amargura.
-->Leer más...

Nuestro singular prendimiento 28 mar. 2013 07:56 Unknown

«España prendida»


 
Al igual que Jesús de Nazaret fue ayer prendido y paseado por todos los jerifaltes de de aquella Galilea de los primeros años de nuestra era, de forma similar, el país entero está prendido por quienes ahora dominan y mandan en el mundo. Prendido en su soberanía nacional por Bruselas, por Merkel,por el Banco Central Europeo, por el Fondo Monetario Internacional y hasta siquieren por las propias agencias de calificación.
Como Jesús anda de un palacio a otro, que si de Pilatos a Caifás o de FMI a BCE que para el caso es igual. Todos saben que el reo es inocente, pero tiene que pagar. Pagar los desmanes bancarios del dinero europeo que se prestaba a raudales y que ahora no quiere perder cuanto con ligereza ofrecía a sabiendas de que tan fácil no se pueden prestar los denarios.
A Jesús le acusan por creerse hijo de Dios y Rey de los Judíos, a nosotros nos acusan por creernos los “Reyes del Mambo” cuando nos llenaban los bolsillos con su dinero que no cesaban de ofrecernos.
Pilatos se lava las manos para lavar su mala conciencia por condenar a un inocente, le manda azotar para despertar la piedad del pueblo hebreo. Merkel nos da una palmadita en la espalda diciendo lo bien que lo hacemos, pero pide seguir sacrificando al reo para acallar las iras de su electorado, quien sigue pensando que somos culpables por sestear tanto.
Jesús ya está prendido, listo para su crucifixión, al igual que lo está España (y con ella algún buen ladrón más deberá morir en el Calvario). Son las cosas de esta pasión del siglo XXI pues lo que nunca se admitirá es que quien está en realmente en falta, en bancarrota, es la banca Alemana o el mismísimo Banco central de EE.UU.
Ellos, nos guste o no, son y representan el nuevo imperio romano, por poco tiempo seguramente; pero lo siguen siendo.
-->Leer más...

Cadenas de penitencia 27 mar. 2013 11:57 Unknown

«Penitencia elegida, penitencia impuesta»



Siempre fuimos un pueblo penitencial, atado a las cadenas elegidas o impuestas. Nuestra historia lo acredita en sucesos como el regreso de Fernando VII «El Deseado», a su vuelta tras la invasión francesa, en donde el pueblo llano desenganchó los caballos que tiraban de su carruaje real, arrastrándolo sobre sus hombros al grito de: «Vivan las cadenas». Una forma muy popular de afirmar que preferían el yugo y la carga de una monarquía absolutista y déspota a las decisiones soberanas de un parlamentarismo liberal.
Como pueblo resignado aceptamos  las sobrevenidas  desgracias que nos llegan  y alcanzan, inexplicables, sin aviso… Nuestra única respuesta a todas las que nos sorprenden es ofrecer el sacrificio de la penitencia, infringirnos nuevos esfuerzos y dolor en un intento impotente de mitigar nuestra sobrevenida tragedia.


Ayer cuando me dirigía a la procesión penitencial pensé (tal y como resultó), que esta larga cadena de desastres que nos azotan por la tan traída crisis económica, dejaría ver sus efectos en la penitencial del Cristo de la Vida. No me equivoque mucho, aunque de todos es sabido que nunca faltaron los penitentes en este Vía Crucis de Martes Santo, observé esta madrugada un ligero aumento del fervor y flagelación penitencial.
Seguramente todos, cada uno de nosotros, aunque ayer noche no arrastrásemos cadenas por la Cuesta de Picolla, llevamos las nuestras va cuestas. A cara descubierta, calzados, en silencio y sin decir ni pío... Arrastramos algunas que voluntariamente elegimos; pero otras muchas, las más pesadas, son aquellas que otros nos han impuesto.
Siempre he preferido el peso de las cadenas que estos penitentes de Martes Santos se imponen ¡Vaya Ud. a saber por qué razones! A esas  que nos imponen y de las que, nosotros mismos, ignoramos su finalidad. Pero no lo olvide, penitentes, lo que se dice penitentes, lo somos todos.
-->Leer más...

A propósito del Cristo de la Reja 26 mar. 2013 14:16 Unknown

«De la Ilusión, la esperanza... la fe»


Ayer, como va siendo habitual en los Lunes Santos de los últimos años, de nuevo, acompañe al Cristo de la Reja en su descenso a la ciudad desde el convento. En esta ocasión se hizo pronto la noche y no permitió muchas florituras fotográficas el evento. No estaría de más que los organizadores del acto pensaran en horas más tempranas en aquellos años que, como en este, la Semana Santa cae muy temprano.
La Hermandad de la Caída ha puesto mucho empeño este año en su campaña «Si quieres,  puedes», especialmente dedicada a que los niños se animen a llevar este liviano crucificado que pende sobre la reja que da paso al altar de la iglesia franciscana.  No cabe duda que, el citado llamamiento, ha tenido su efecto, pues pudimos contemplar varios turnos de anderos compuestos de niños durante la bajada.
Sin embargo, lo que me llamo personalmente la atención y atrajo la mirada de mis cámaras, fue para mi lo más difícil de captar por un objetivo, eso tan intangible de plasmar en una imagen y que observe en la mirada y actitud de algunos de los chavales que protagonizaron el acto de ayer, la esperanza, la ilusión que latía en su interior.



Viéndolos pensé que nuestra sociedad, nosotros los adultos, hemos perdido la fe ( no me refiero ahora exclusivamente a la religiosa), la perdimos porque hace mucho perdimos la ilusión, esa que ayer observaba en el latir de estos jóvenes corazones que protagonizaban el traslado de la imagen. No en vano, la fe y la esperanza junto a la caridad, son las tres virtudes teologales o los hábitos que Dios infunde en la inteligencia del hombre para ordenar sus acciones y acercarlo a su perfección humana. No se si mi torpe intento de captar lo que les cuento está en las imágenes que ayer hice, no lo se... pero les aseguro que es cuanto vi, sentí y pensé.
-->Leer más...

Tarde desapacible de luz espléndida 25 mar. 2013 09:18 Unknown

«Cuando el cielo quiere»



En la «Bajada del Cristo» de ayer tarde había, sin duda, menos personal de lo habitual. Es de suponer que la tarde revuelta de marzo que hacía disuadió a muchos jumillanos para, como de costumbre, salir a esperar al cristo o subir hasta Santa Ana del Monte y acompañarlo en su recorrido.
El cielo, a medio encapotar, ofreció de todo; sol, alguna gota aislada de lluvia, pero sobre todo, un viento gélido que supongo fue el detonante de muchas deserciones. Sin embargo, precisamente el cielo ayudado por esta temprana semana de pasión,  nos brindó una hora extraña para la bajada del Cristo, lo que nos permitió a muchos aficionados a la fotografía disfrutar del mejor marco que podíamos desear: un fondo precioso y una luz estupenda donde enseñorear la silueta de nuestro Amarrado a la Columna.


Las dos fotos que les dejo en esta entrada, bien pudieran haber servido para ilustrar nuestra fotografía de la semana, especialmente, de esta Semana Santa jumillana 2013.
-->Leer más...

Una Semana Santa más, una menos 24 mar. 2013 14:37 Unknown

«Un puñado de Domingos de Ramos»


Esta mañana camino del rollo me encontré un buen amigo, uno de toda la vida. ¿Qué tal? Me dice, mientras me mira cargado con las cámaras. Ya ves, una Semana Santa más -le digo-, Y una menos, no lo olvides, responde él.
Después, cuando nos dejamos, me quedo pensando en nuestra breve, pero intenso diálogo. En la brevedad de la vida, la volatilidad del tiempo. De un tiempo que, en estas pequeñas cosas, tan cotidianas y tan acostumbradas van marcando el paso de los días en nuestras vidas.
Con los años no hay sorpresas, sabemos lo que cabe esperar de la procesión de la Burrica; pero acudimos puntuales a su cita con la renovada ilusión de ver lo que conocemos una vez más. Otra vez aquello de : ¡Oh ciudad! noble y leal..."  Los niños de dulce con su palma blanca, los armaos que vienen y van calle de la feria avisando de que nuestra Semana Santa ha comenzado, las fotos del nene ante el Señor y la Burrica que son de rigor...
Conocemos lo que sucederá, pero acudimos a ella en busca de reafirmarnos un año más, aunque como dice mi amigo, sea un año menos en nuestra cuenta particular de los  Domingos de Ramos que componen nuestras vidas. Pero vivir, quizá sólo signifique eso, acumular un ramillete de preciosos y luminosos Domingos de Ramos. Dejarnos sorprender una vez más por lo que ya conocemos o por viejas nostalgias de infancia.
-->Leer más...

El corralito español 21 mar. 2013 10:23 Unknown

«Las cosas que creíamos imposibles»


Andan estos días muy escandalizados algunos paisanos por lo ocurrido en Chirle, preguntándose asombrados ¿cómo es posible que esto ocurra en Europa?... Pues debemos tomar conciencia que ocurre, ha ocurrido con otras cosas que creíamos imposibles: la quiebra de un Estado (Grecia, Irlanda, Portugal y ya veremos si Italia y España van después), la bancarrota de un gran Banco ( cayó Lehman Brothers, Caja Madrid, la CAM…).
A estas alturas deberíamos entender que estamos en un final de siglo donde no hay seguridades, seguridad en un trabajo fijo, seguridad en nuestros ahorros depositados a buen recaudo en el banco o seguridad en cobrar la pensión que llevamos pagando religiosamente más de treinta años ¿De qué nos extrañamos entonces? ¿De qué nos escandalizamos?
En España ya tenemos nuestro particular corralito, un corralito que no afecta a los depósitos y ahorros de quien los tuviera, sino a los ingresos de todos (de todos no, loa más ricos han aumentado su riqueza en un 6% desde 2008). Si me preguntaran a mi, a la inmensa mayoría de asalariados, pequeños empresarios, parados, a todos los que constituimos la inmensa mayoría de los ciudadanos, si preferimos que nos retengan un 6,5% de los nuestros depósitos bancarios o que nos descuenten un 20% del salario, nos pongan en la fila del paro o nos nieguen el crédito necesario para las necesidades de nuestro pequeño negocio… Si nos preguntases eso ¿Sabe Vd. Cual sería la respuesta?
¡Oiga, para corralito el nuestro! Entre una alternativa y otra no hay color, seguramente también porque depósitos bancarios, lo que se dice depósitos bancarios la mayoría de nosotros tenemos pocos.
Lo de Chipre con un 7-10% de lo ahorrado es grave, lo de no tener ahorrado y que te cercenen un 20% de ingresos, sinceramente me parece mucho más grave ¿No le parece?
El informe de Caritas de ayer señala que el empobrecimiento en nuestro país crece alarmantemente, y mientras el nivel de rentas se retrotrae a décadas pasadas.
-->Leer más...

La foto de la semana XXXV 18 mar. 2013 14:27 Unknown

«Marzo revuelto»



En un mes de marzo como el que estamos y que hace honor a la fama que le precede, ya sabe aquello de marzo revuelto, dedicamos nuestra foto de la semana al solitario pino en medio de un bancal en barbecho en el término Arriba.
Sorprende la austeridad del paisaje en esta época, cuando dentro de unas semanas nos sorprenderá con todo su esplendor, como si los vientos, las lluvias y los fríos de días pasados no hubiesen ocurrido. Su belleza como la del pino solitario parece aguardar el momento para aflorar a la superficie.
-->Leer más...

El Papa Negro 14 mar. 2013 10:18 Unknown

«¿Se cumplen las profecías?» 


Esta mañana, como no podía ser de otro modo, me interesaba por el perfil humano del nuevo Papa Francisco I. Tarea fácil dado que todos los medios se ocupaban de esa tarea con gran despliegue de recursos.
Encuentro en ellos dos líneas en su tratamiento: la primera, más ortodoxa hace hincapié en los trazos positivos; primer latinoamericano que ocupa el sillón de Pedro, primer jesuita, hombre que defiende a los pobres, rehuye los oropeles del cargo y se desplaza en autobús… La segunda, mucho más dura y critica destaca los más negativos; sus relaciones de encubrimiento con la dictadura militar en Argentina, su enfrentamiento con las abuelas de la plaza de mayo, su homofobia hacia el mundo gay o su condena a las teorías más progresistas de la liberación.
Tras mi repaso por la prensa no me queda del todo claro cual es el perfil del nuevo Papa. El que ayer protagonizó el mayor acto mediático de humildad desde el balcón del Vaticano al solicitar primero una oración por él, sólo después daría la bendición que su autoridad conlleva.
Lo más sorprendente ha sido dar con el artículo «Curiosidades: llega el papa negro de Nostradamus» en el diario digital El Economista. Como bien saben, las profecías de Nostradamus predicen el Apocalipsis tras el último papa. Benedicto XVI era el penúltimo de esta cuenta, tras él vendría el último papado que corresponde al  denominado por Notradamus «Papa Negro».
 Todas las profecías de Nostradamus están llenas de metáforas, nunca pueden ser interpretadas literalmente, por tanto, bien pudiera referirse no a un papa de color, sino metafóricamente al «Papa Negro», tal y como se conoce al superior de la orden de los jesuitas. En ese sentido, este primer Papa jesuita sería el famoso Papa Negro del que habla la profecía y estaríamos próximos al fin del mundo.
 En fin, yo digo lo del gallego: "Eu non creo nas meigas, mais habelas, hainas".
-->Leer más...

Nuestro parecido con Polonia 13 mar. 2013 13:27 Unknown

«Los grandes olvidados de Europa»

Centro histórico de Varsovia reconstruido tras la II Guerra Mundial


Hoy, al leer el artículo de José Ignacio Torreblanca en El País, acabo de recordar las impresiones que contaba a mis amigos tras la visita a Polonia en los años 94 y 95. Por entonces, decía a mis allegados que me preguntaban sobre mis viajes a ese país que “Polonia me recordaba a la España de finales de los 60  y principio de los 70».
Al igual que en nuestro país dos décadas antes, Polonia no se terminaba de despertar de su largo letargo impuesto por cuarenta años de disciplina comunista (en nuestro caso de la impuesta por el caudillo militar), las gentes andaban multiplicando esfuerzos y trabajos para llegar a fin de mes con dificultades. Mientras, por las calles, la naciente clase media que podía conducía un “Fiat Polski” (para quienes lo desconozcan era la réplica casi exacta de nuestro “Seat 600”). Polonia sólo poseía unos centenares de kilómetros de autopista que, partiendo de la capital de Varsovia, terminaban inconclusos en ninguna parte. Viajando por todo el su territorio me pareció en aquellos años un país profundamente rural, por todas partes sus campesinos acudían a la orilla de las carreteras vendiendo los productos de sus campos en improvisados tenderetes sobre sus propios carros agrícolas.
En el artículo de José Ignacio “Polonia, así éramos nosotros” dice su autor que si quisiéramos saber como era España en los noventa bastaría con hacer un viaje a dicho país. Hace casi veinte que estuve y no he vuelto; pero seguro es así, pues sigue conservando el mismo desfase temporal que ya percibí a principios de los noventa.
El autor del artículo, termina deseando a los Polacos que no les ocurra lo que a los españoles de los noventa, pues terminaron muriendo de su propio éxito (olimpiadas, modernización, Expo…), para unos años más tarde creídos de sus triunfos, terminar tirando la casa por la ventana en mega-construcciones de aves, aeropuertos o edificios públicos que no se sostienen, ni son viables. Comparto este deseo para ese gran pueblo y mis muchos amigos polacos.
Otra cosa en común con nosotros es su enorme sentimiento europeísta, estoy convencido de que junto a los españoles es el pueblo de la actual UE donde más desarrollado está el deseo de ser europeo. Seguramente también porque, al igual que en nuestro caso, Europa se olvidó de los Polacos durante mucho tiempo.
-->Leer más...

Nueve años de olvido y oprobio 11 mar. 2013 10:13 Unknown

«Noveno aniversario del 11-M»




Hoy se cumplen nueve años del mayor atentado terrorista en nuestro país. De las bombas colocadas en los trenes de cercanías en Atocha, Pozo del Tío Raimundo, Tellez y Santa Eugenia cuyo resultado fue el de 191 muertos y 1.841 heridos.
Diarios de prensa nacional dedican hoy algunas de sus páginas a recoger el testimonio personal de algunas de las víctimas de ese día, hasta el mismísimo Google abre hoy su página con un lazo negro en memoria de ellas. Pero para mi, volver la vista atrás y recordar ese día y, sobre todo, recordar cual ha sido nuestra actitud como pueblo ante la mayor masacre producida en nuestra historia, me resulta especialmente doloroso.
Doloroso, en primer lugar, por la tergiversación política que se hizo nada más producido el atentado, la cosa era simplemente una cuestión de rédito electoral; para unos ETA, para otros Al Qaeda; pero fíjense, al día de hoy, ni la primera ni la segunda han revindicado ser autoras de dichos atentados.
De vergüenza y oprobio me resulta pensar que, en el juicio celebrado contra los sospechosos que aportaron los servicios de investigación policial, por destruirse, se destruyeron las pruebas más evidentes: los coches y vagones de los convoyes siniestrados. Además de que, las muestras de residuos de los explosivos utilizados que a este juicio se aportaron, procedían de vagones previamente lavados tras el atentado.
Por si lo anterior fuese poco, la supuesta trama musulmana que residía en un piso Leganés, voló previamente por los aires sin dejar los restos de sangre sobre las paredes del recinto, tal y cómo sucede en toda explosión en un recinto donde se encuentran seres vivos. Curiosamente estos mártires habían llamado antes de efectuar tan atípica inmolación a sus familiares; pero paradójicamente, habían utilizado la misma SIM telefónica en distintos aparatos celulares (se imaginan tenían varios móviles pero solo una tarjeta que fueron sacando y metiendo en distintos teléfonos móviles). Estos terroristas fueron además muy considerados con los GEOS apostados en la entrada del piso, pues se inmolaron colocando los explosivos en la parte opuesta de la vivienda en que sabían les esperaba la policía, no querían seguir matando infieles.
No les voy hablar de las pruebas puestas “ad hoc” o de aquellas otras que, misteriosamente, rompieron la custodia policial y judicial que se debe cumplir en cualquier caso juzgado, daría para varios artículos en este blob.
Por  fin celebramos el juicio, en él se concluyó que los explosivos (aunque no sepamos con certeza qué tipo de producto se utilizó), fueron los robados en Mina Conchita por tres pelanas de tres al cuarto. Estos, se los entregaron a otros no menos pelanas, cuyos conocimientos en electrónica para sincronizar las explosiones mediante móviles eran nulos, y cuya de que su vinculación a organizaciones terroristas, no está tampoco clara.
En definitiva, más de dos mil personas entre muertos y heridos, mucho escándalo y oportunismo por parte de nuestros políticos, una falsa de juicio y seguimos sin saber e identificar quienes fueron los autores de nuestro mayor genocidio terrorista. Eso, al margen de que condenasen algún bandido de moca monta que pasaba por allí.
Como pueblo, como país lo primero sería conocer e identificar a los autores materiales y pensantes de nuestra mayor masacre. Yo en memoria de todas sus víctimas sigo queriendo conocer ¿Qué pasó realmente el 11 M? Necesito saber la verdad
-->Leer más...

Portadas de Semana Santa 10 mar. 2013 11:49 Unknown

En tu cabecera de Facebook una imagen de la Semana Santa jumillana 



Aquí podrás descargarte portadas para personalizar tu página de Facebook con motivos semanasanteros de Jumilla. De este modo contribuimos a difundir nuestras fiestas entre nuestros contactos, especialmente los foráneos.
Elige la que más te guste y ponla en tu página de Facebook, sin dudarlo





 
-->Leer más...