-->

Hace ahora un siglo (XXIII) 18 oct. 2012 21:28 El Rendrijero de Jumilla

«Las leyes, los hombres y la CAM»

En ocasiones, volver la vista atrás nos permite encontrarnos con pensamientos e ideas que expresados hace más de cien años tendrían hoy toda la actualidad del mundo. Reproducimos parte de una carta de Joaquín Costa en contestación a otra que el jumillano D. Roque Martínez le pedía su opinión y consejo sobre que hacer con los dineros remanentes de la liquidación de los viejos Pósitos.
J. Costa dirigente del movimiento regeneracionista de la época promulgaban ocuparse de la «Escuela y la Despensa», es decir, de la educación y la producción como base sobre la que construir la prosperidad y el bienestar social del país, da cuenta en el párrafo seleccionado de la inutilidad de hacer grandes leyes para solucionar los problemas y de la importancia del trabajo de los hombres.
Lo paradójico de este párrafo es que al final del mismo (un Costa ya delicado de salud), dedica unas líneas al futuro de la antigua Cámara Agrícola, después CAM, en las que de alguna manera deja la duda de que aquella obra de progreso y modernidad que permitía canalizar el ahorro y el crédito tuviera continuidad cuando muriesen sus fundadores (D. Roque Martínez, D. Albano Martínez , D Silvano Cutillas, etc.). Hoy sabemos que continuó unos años; pero desgraciadamente, hemos asistido a su final.

“Nos figuramos que todo se arregla con una ley sobre Sindicatos agrícolas, sobre Cajas de crédito, etc., pero desgraciadamente no es así; la ley es impotente para crear cosa alguna: Jumilla ha hecho lo que ha hecho sin más leyes que las vigentes, y las demás poblaciones podían haber hecho otro tanto, si hubiera habido lo que el legislador no puede dar: hombres. En un campo de mies mala y desmedrada, se ve de cuando en cuando una mata buena y aun magnifica, que no invalida la inferior calidad del conjunto, del suelo o del cielo o de la semilla, o de la labor; sin que valga decir lo mismo que aquel grano pudieron producir las demás. Lo que Ud. llama con razón, «caso excepcional de Jumilla», no es por accidente, sino por esencia; y aun Dios sabe si eso se sostendrá, cuando desaparezcan o se casen sus honorables y abnegados fundadores, y no correrá la suerte de la institución de los Pósitos
                                                                   Joaquín Costa (26 Noviembre 1903)

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero