-->

Privacidad en la red 21 jun. 2012 08:43 Plácido Guardiola Jiménez

«El valor de la información»


 Uno de los signos que identifican ésta sociedad red es, sin duda, la confusión de los límites entre lo público y lo privado. El cambio actual conduce a un desvanecimiento de la privacidad. No sólo se observa este fenómeno en las redes sociales, también en los medios de comunicación donde se airean las vidas privadas de artistas, políticos, deportistas y la de los más anónimos ciudadanos. Son muchos los programas cuyo mérito consiste en fisgonear la vida ajena que es puesta a la luz pública a través de la pantalla y se hace sin evitar lo que hasta no hace mucho considerábamos los rincones más íntimos de nuestra existencia.
Las bases de datos, las redes sociales y la facilidad con la que los ordenadores son capaces de procesar y almacenar la información hacen posible que nuestros datos personales, fotos, compras, gustos, amigos, hábitos, intereses… Todo, absolutamente todo lo que afecta a nuestras vidas, quede registrado y sea susceptible de venta a muchas empresas como comercios, bancos, aseguradoras o fabricantes que desarrollaran con ellos sus estrategias de marketing publicitario y comercial.
Nuestro nombre y ubicación junto a nuestros hábitos de consumo, preferencias en la red, lista de amigos y contactos electrónicos vale un pastón. Alguien lo ha ido captando y lo pone en venta sacando suculentos beneficios. Lo hace la inefable Google, también Facebook, pero igualmente otras muchas empresas cuyo negocio son los datos y rastros que dejamos en la Red cuando navegamos y que después venderá al mejor postor.
Lo primero que nos viene a la mente al pensar en el espionaje de datos en Internet son las agencias de seguridad de USA tipo CIA, FBI… sin embargo, es la empresa privada americana Acximo la que ha logrado tener la base más extensa. Posee los datos de más de 500 millones de personas, y con sus más de 23000 servidores repartidos por todo el mundo procesa los datos de más de 50 billones de unidades informativas sobre transacciones en la red. Vamos que lo registran todo, su negocio es vender los datos, por los que el pasado año fueron 77 millones de dólares.

2 comentarios :

  1. Por eso te llama por teléfono hasta "El Tato", para hacerte "maravillosísimas" ofertas, si cambias de compañía de teléfono o compras la cosa más peregrina que te puedas imaginar, y a tí se te queda cara de idiota cuando compruebas que hasta saben tu dirección.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fuese sólo la dirección ya me conformaría María, el problema es que lo cruzan todo, absolutamente todo; los blogs que sigues, las páginas que visitas, y luego el comprador lo casa con las tarjetas de fidelización que tienen sea el «IKEA Family», «Carrefourt», « Punto Ahorro», «Cepsa»… con el cuento de que a los chopecientos mil puntos te regalan una gorra, una linterna o lo que sea

      Eliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero