-->

¡Qué boluda es ésta piba! 18 abr. 2012 15:55 Plácido Guardiola Jiménez

«Cristina Fernández de Kirchner»



Desde niño siento una gran simpatía por el pueblo argentino, pues recuerdo a mi abuela hablar de sus hermanos emigrados a la provincia de Córdoba en el año de 1913. Por aquella época era una tierra de promesas y aquí se vivían años de no abrir las eras, por lo que el hambre azotaba a las familias menos pudientes. Mi madre, relataba con frecuencia como gracias a los barcos de trigo que desde Argentina envió Evita, en España pudimos sobrevivir a los difíciles años cuarenta. Pero sería a principios de los ochenta, cuando llevado de la mano por mi amigo Pepolo (amante de los poemas de Martín Fierro y todo lo relacionado con la Pampa Argentina), definitivamente me enamore de ese país.
A mediados de los ochenta, entablé una estrecha amistad con dos inmigrantes Argentinos en nuestro pueblo Jorge y Pablo, -ambos regentaron una clínica dental en la plaza Jose Mª Abreu- y merced a esta relación, conocería un amplio grupo de sus compatriotas establecidos en España.
Después de contarles todo ello, espero que comprendan porqué no puedo cambiar mis afectos de la noche a la mañana. A pesar de que ésta piba boluda de la Kirchner, nos este tocando los…(mismísimos.). Como no soy ni «patiotero» ni «patriotero» tampoco voy a defender el pabellón de Repsol, pues ellos a mi, al repostar en sus gasolineras, tampoco me hacen ningún favor especial. Ni tampoco son una empresa nacional, aunque tienen aquí su sede y pagan sus impuestos y, ahí si me duele mira por donde.No están los tiempos para prescindir de nadie ni de nada. Sin embargo, lo que ha realizado esta gaucha argentina, muy boluda ella, no tiene ni nombre ni perdón. No digo ya el nuestro, sino el de su pueblo, pues se diga y argumente lo que se quiera de esta nacionalización no se beneficiará ningún argentino, al contrario, será repartida entre el sobrino, amigo, y acólito de esta pandilla de cuatreros que desde hace años manejan el destino de Argentina a través de algo que, lejos de ser un partido político (nunca se sabe si de extrema derecha o izquierda, ya que todo cabe en él), es más bien una lacra que este pueblo no termina de encima.
Uno de mis amigos argentinos me sintetizó de esta forma lo que pasa en su país:: “Cuando Dios creo el mundo, se dio cuenta que allí había puesto un territorio extenso,  precioso, agraciado por la naturaleza y lleno de recursos de todo tipo. Al advertirlo, le pareció tan perfecto, que vino a colocar sobre el a los argentinos para compensar tanta perfección”. Aunque contado por un argentino, a mi me parece cruel para un pueblo lleno de virtudes; no obstante, su vinculación con el peronismo y su casta sindical, no me cabe duda son su lacra. No debemos olvidar que el mundo se quitó el fascismo de encima tras la II  Gerra Mundial, Argentina lo tiene vivito y coleando en las filas del peronismo.

2 comentarios :

  1. En todo caso el, como vi por ahí escrito, el tema nos debería indignar solamente un 25 %, que es justo la parte de beneficios de Repsol que se declaran en impuestos en España.

    Y aunque si yo fuera occidental y tuviese una empresa o fuese a invertir en la argentina me lo pensaría dos veces, esta guacha cuatrera, no tiene un pelo de tonta y probablemente aquí se este jugando un juego geopolítico y etratégico, mucho mayor que el que nos cuentan en los medios, y es que todo esto no es mas que una operación para enmascarar e impedir (al menos formalmente) que la empresa estatal china de petróleos se haga con el control de un 60 % del petroleo argentino.

    Al respecto:
    http://www.zaichina.net/2012/04/16/caso-repsol-ypf-china-desplaza-a-espana-en-argentina/

    ResponderEliminar
  2. Todo puede ser amigo Haddock, eso y otras maniobras a la que no serían ajenas las petroleras americanas

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero