-->

Felipe Juan Froilán de Todos los Santos 11 abr. 2012 13:14 Plácido Guardiola Jiménez

«De buena nos hemos librado»


Aun cuando no soy monárquico, siempre he pensado que es mejor la figura de un rey (con todas sus ventajas e inconvenientes), que la de un Presidente de la República. En última instancia, porque la segunda opción nos saldría, a la larga, inevitablemente más cara que mantener una familia real.
Pero, todo tiene sus inconvenientes, el de la monarquía es que si el heredero es de armas tomar, no lo puedes destituir y te lo tienes que tragar de por vida (ejemplos tenemos en nuestra historia). De ahí que cuando en el día de la boda entre el príncipe de Asturias Felipe de Borbón con Dª Leticia Ortín, el infante real D. Felipe Juan Froilán de Todos los Santos, propinó una serie de patadas en las espinillas a su prima lejana (paje real como él en la citada boda), no pudiera evitar el pensar: ¡De Buena nos hemos librado. Menuda leche tiene el zagalito si llegara a Rey!.
Este fin de semana, el primogénito entre los nietos del Rey vuelve a saltar a los titulares por haberse accidentado con un alma de fuego, al margen de los chistes ácidos y de todo tipo de humor que ya corren las españas, me vuelvo a reafirmar en aquel pensamiento: ¡De buena nos hemos librado!.
No hay que olvidar que si en nuestra Constitución la Ley sucesoria en la corona no fuese machista, este niño sería el segundo heredero real tras la infanta Dª Elena.

2 comentarios :

  1. no soy monarquico pero prefiero a un rey. no plácido eso no traga, o es blanco o es negro... pero las dos cosas a la vez no cuelan.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16/4/12 0:12

    Con el desastre de los dos partidos dinásticos también puede irse al traste la dinastía...

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero