-->

Historias del viejo Madrid (IV) 29 ene. 2012 10:00 Plácido Guardiola Jiménez

«De hilos a delicatessen»

Hace años, cuando todavía muchas mujeres cosían y hacían eso que se llamaba «Labores de primor» existía una tienda bajo la denominación de «El Gato negro» en una de las calles que desde la Plaza del Sol conducen hasta la Plaza Mayor, concretamente en C/  Postas, 18.
El Gato Negro era una mercería donde se podía encontrar cualquier tipo de hilo, de todos los tonos imaginables, corchetes, cremalleras, botones y cuanto uno pueda imaginar o necesitar en este ámbito. El establecimiento conservaba la fachada de madera y las estanterías del siglo XIX lo que le daba un aire de comercio con solera.
Hoy si pasamos por el local que ocupaba esta vieja mercería comprobaremos que ya no existe; sin embargo, sus actuales propietarios que han dado un nuevo uso al local, han tenido la magnifica idea de conservar tanto la fachada como parte del mobiliario, eso si en unos tonos naranjas muy agradables y acordes con el nuevo destino del establecimiento. De este modo, la «La Cure Gourmande» (así se llama ahora), dedicada a la venta de chocolates, biscochos, galletas y pastas de té conserva su primitivo encanto de siempre, con un toque clásico y encantador en su nuevo destino

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero