-->

La Pegatina 20 mar. 2010 16:41 llanerosolitario

Leo en un medio de comunicación, nada sospechoso para el Valcárcelato, donde el redactor de la noticia, es hombre que gusta en San Esteban, por los malos chistes que cuenta de la otra acera política. La designación – el nombramiento a dedo – del Secretario General de PP de Lorca, como coordinador del Consorcio del Campus Universitario lorquino. El “dedazo” ha pillado por sorpresa al máximo responsable de la institución, el ex-consejero de educación, Medina Precioso. Sorpresa la suya, por el procedimiento empleado en el nombramiento, al no haber para ello, ni protocolo, ni guía para hacerlo. Ahora entiendo el porqué de su cese como consejero de Valcárcel. El Califa, no quería tener por más tiempo a un ingenuo tan cerca de él, y en su momento se lo quitó de encima, en quántico pudo. Me preocupa el empeño, y las ganas que pone en el asunto la Consejera de Sanidad, para tratar de cubrir y tapar las deficiencias, que a cada día nos ofrecen los datos y estadísticas, sobre la nefasta gestión de la sanidad murciana por parte de su departamento. Donde casi cien mil pacientes aguardan en las listas de espera para ser atendidos y se deben otros casi cien mil, en este caso, millones de las antiguas pesetas, a los proveedores del Servicio Murciano de Salud. Nadie cuestiona a estas alturas, ni siquiera el máximo responsable de ello, que en esta región, algo no se ha hecho bien, cuando el paro llama a las puertas de ciento cincuenta mil murcianos cada día. El Presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Ramón Luís Valcárcel, se equivoca cuando habla en plural, para buscar las razones y los culpables de la actual situación. Ya no cabe mirar para Madrid, cuando estamos a punto de batir todas y cada una de las plusmarcas nacionales e internacionales, en términos de destrucción de empleo. Se buscan desesperadamente culpables a los que acusar de la realidad social de la región. Los”tropecientos” pactos por el empleo, firmados con los agentes sociales, no han sido más que fotografías para unos, y pesebres para otros, sobre todo cuando – desde el ejercicio de la política – no se tiene la voluntad de cumplirlos, por parte del gobernante. Mientras, nos vamos donde se fue “solano” y volvemos del sitio con la milonga de la Paramuont. Humo para que no se vea el fuego. A mi es lo que me parece a simple vista, la propuesta cinematográfica por parte del Califato. Ahora, eso si, vamos a tener un aeropuerto internacional – el de Corvera – sin todavía tener muy claro, si serán aviones lo que aterricen y despeguen de sus pistas. Un aeropuerto con capacidad para tres millones de pasajeros, que al final, y ojala me equivoque, nos tendremos que comer entre todos los murcianos; recuérdese lo que está ocurriendo con otros de reciente inauguración – Ciuda Real, Lérida – donde ninguna empresa privada ha querido entrar en la gestión, por sus más que previsibles números rojos. Aquí como nos sobra el dinero, hemos avalado con doscientos millones de euros, a la empresa constructora, y éste es el primer paso, para que después nos tengamos que quedar con la gestión del mismo, aun cuando ya está adjudicada su explotación, desde antes de pegar el primer picolazo. Pero bueno, tenemos lo de la pegatina. Esto, no me dirán que no tiene guasa; les cuento. Además de atesorar todas las virtudes del Gobierno de Valcárcel que antes apunté, me falta la mejor. Murcia ya cuenta con su propia escudería de F-1, y solo por quinientos marranos millones de las antiguas pesetas, una verdadera ganga, un chollazo un regalo del cielo valla. Una pegatina de tamaño hoja de afeitar, que no se sabe muy bien, que lugar ocupa en el bólido – si es que ocupa alguno – o si es el piloto, el que la luce en su ropa interior, donde está rotulado en nombre de Murcia. Cuenta el consejero de cultura Cruz, que la inversión de los tres millones de euros, reportara a la región, miles de ellos – de millones – y que es la inversión más rentabilizadora que ha hecho la Comunidad Autónoma en los últimos años. Que cuando se vallan ganando carreras, criticaremos menos y aplaudiremos más. Asi mismico la soltó el muy jodio.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero