-->

Sacrificio, esfuerzo, sudor y lágrimas (VI) 25 abr. 2009 08:52 Plácido Guardiola Jiménez

«Negando la evidencia»


Paso Marzo, estamos terminando Abril y la sangría atroz del paro sigue aumentando, ya ayer el propio gobierno tuvo que admitir que las cifras eran peor de lo esperado admitiendo los cuatro millones, que desde muchos análisis expertos se hacían. Sin embargo, la flamante ministra de economía, siguiendo la tónica de no decir aquello que como sabemos no nos gusta oir, negó los últimos pronósticos del FMI (entre otros muchos), que mal auguran se alcanzarán los cinco millones de parados y que nuestro PIB disminuirá un 3%. Lo mejor de todo es el argumento utilizado para desmentir estos indicadores por nuestra insigne e economista Dª. Elena Salgado, quien afirmó: «a cinco millones no llegamos, porque no». ¡Ahí está, sí Sra., con dos ovarios! Hubiera sido igualmente gráfico decir: ¡Qué no hombre, que no llegamos. No llegamos porque lo digo yo!.
Soy de los que considera que nuestra situación no puede arreglarse negando la evidencia; que nuestra crisis (al margen de lo que ocurra en el mundo), es lo suficientemente grave para que alguien con dos dedos de responsabilidad y sentido patrio, estuviera proponiendo un gobierno de Salvación Nacional basado gran Pacto de Estado entre todas las fuerzas políticas para solventar las dificultades que tenemos encima y acometer el cambio estructural que nuestro sistema productivo necesita. Lejos de esto, tenemos un Gobierno mirando a otra parte, mientras consuela al canceroso país dándole cataplasmas calientes y ánimos de constipado, indicandole que mañana estará mejor y se pondrá bien. La oposición, por su parte, parece esperar que el moribundo país acuda in extremis raudo y solícito a tomarse sus remedios.
De esta situación (tal y como dije en el primer artículo de esta serie), se sale pagando la borrachera que nos dimos, repito pagando. Ya se que nadie quiere pagar; pero si no lo hacemos estaremos agravando nuestros males. Pagar significa que nos congelen el sueldo a los funcionarios, decir a Dios a subidas de salarios y pensiones, reducir gastos corrientes (por supuesto los superfluos), trabajar y rendir más en nuestros trabajos, aceptar que nuestras casas y bienes valen menos de lo que creíamos, y que seguramente esa carrera que con esfuerzo estamos dando a nuestros hijos no garantiza nada... Aceptar que los ahorros y las pensiones pueden estar en serio peligro sino nos ponemos manos a la obra, pues todo, absolutamente todo, está en el aire, puesto que mucho de lo que creíamos tener no era sino humo, producto de las expectativas de ganancia, de una ganancia para algunos cuantiosa, fácil y escandalosa, pero de la que nadie se escapó.

4 comentarios :

  1. ¿Como puedo subir un texto?

    ResponderEliminar
  2. De forma anónima puedes hacer cualquier comentario y a las pocas horas, una vez revisado aparecerá colgado. Si te refieres a ser autor del blog deberías ponerte en contacto con los administradores de este blog. Si puntualmente quieres publicar algo debes remitirlo con nombre, apellidos, DNI y dirección a El Rendrijero haciendo constar si quieres que tu nombre aparezca o prefieres aparecer bajo seudónimo.

    ResponderEliminar
  3. Tontasca enésima.......
    Quizás sea a mi solo al que le parece que en este pueblo se nos ha ido la cabeza (mejor dicho a nuestros dirigentes).
    Dos son las cosas que en esta semana han llamado mi atención.
    Primera. ¡¡Vaya pedazo de maratón que se ha marcado el pueblo!!. Ahora, eso sí, que nos digan a los ciudadanos lo que nos ha costado este evento. Ni tanto ni tan poco. A mi modesto parecer no tiene sentido que en la situación actual en la que se encuentran la mayoría de los hogares, llegue la administración publica mas cercana al ciudadano, o sea nuestro ayuntamiento, y se gaste ese cantidad de dinero que debe de ser desorbitada. Ahora que no me salga el concejal de turno y me diga que esto no le ha supuesto a las arcas publicas ni un solo euro o que los comercios de la localidad se han visto desbordados por los maratonianos haciendo compras. ¡¡venga ya!! Tan solo en sueldos que el ayuntamiento tendrá que pagar a la gente que hubo allí, se podrían pagar las deudas que este mismo ayuntamiento tiene. Claro, prima mas el acto que el fondo.
    Segunda. El maravilloso laberinto llamado barrio de San Juan. Creo recordar que no fue más allá de Diciembre cuando el tráfico de este Barrio se modificó después de varios años de un jaleo impresionante.
    Cual es mi sorpresa cuando el lunes intento llegar a mi casa por el lugar de costumbre y me encuentro que iba en dirección prohibida. ¡¡Otra vez no!!, pensé. Esto del tráfico en el Barrio de San Juan se ha convertido ya en un despropósito. Yo no se que es lo que se proponen arreglar con estos cambios. Desde luego el que si que se está arreglando, pero el bolsillo, es el tío que fabrica los discos y señalizaciones de las calles.
    Y pregunto otra vez ¿no habrá cosas mas urgentes en las que gastarse las perras de los jumillanos?

    Permítanme amigas y amigos de la Rendrija que les sugiera una cosilla:
    Hagan balance de las tontascas que lleva recogidas este programa y valoren desde su posición que porcentaje de ellas están siendo un despilfarro de dinero.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo30/4/09 0:14

    A la atención del Señor Soler:

    N-344, es decir, NACIONAL 344, es decir: de la Nación, del Gobierno Central, asentado en Madrid capital de la nación española. Gracias

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero