-->

Vuelta al curro 3 sept. 2012 08:55 Plácido Guardiola Jiménez

«De nuevo a las aulas»




Hoy primer día laborable tras el mes vacacional por excelencia, media España anda preocupada porque Cristiano está triste; al tiempo que Soros (el hombre que más dinero ha ganado en los mercados financieros), vaticina en una entrevista que el destino de nuestro país es el de quedarse en permanente.
En otra parte, leo que Niño Becerra, Catedrático de Economía en la Universidad Ramón Llull que predijo la crisis, afirma que, en nuestro país, hemos agotado las fuentes de crecimiento.
Tiendas y bares abren hoy con la subida del IVA y los grandes comercios que publicitaron que no lo aplicarían han venido aumentando paulatinamente el precio de sus productos hasta el día de la entrada en vigor (caso de Mercadona), o nos lo subirán lentamente de aquí a que pasen unas semanas. En definitiva, un panorama de lo más halagüeño y prometedor para este Otoño en el que Rubalcaba anuncia el inicio de un negro invierno. Es decir, que tras un verano tórrido iniciamos un oscuro invierno, no sabemos si glaciar en lo climatológico, pero desde luego así parece en lo económico.
Hoy también es el día de la vuelta a las aulas para muchos alumnos, lo que supone para sus familias hacer frente a la cuesta de septiembre por lo que la compra de material escolar supone en sus economías.
Los libros suben una media de 2,39%, y el desembolso total superara los 868 millones de euros* del pasado curso. Se calcula que por niño escolarizado el gasto por este concepto está alrededor de 150 euros; sin embargo nadie ha reparado que por una cantidad similar sería posible equipar con tablets o terminales informáticos a los alumnos colgando los contenidos y ejercicios en la nube Internet. Las ventajas de este último sistema serían notables, pues además del ahorro familiar los contenidos, ejercicios y evolución de los mismos a través de estos terminales sería muy superior, ya que son multimedia y permiten la interactividad alumno/alumno o alumno/profesor.
¡Claro! Olvidaba que, de hacerlo así, terminamos con la industria editorial y pondríamos en serias dificultades a muchas librerías, seguro que alguien argumentaría que con ello aumentaríamos el paro. De todas formas, personalmente, el sistema actual de libros de texto me parece desfasado, absurdo e insostenible _______________
(*)Fuente:Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE)

2 comentarios :

  1. ¿"Agotado las fuentes de crecimiento"? ¿Qué significa eso?

    Lo de los libros de texto ya me parecía a mí una castaña cuando estaba acabando ESO. Luego en bachillerato algunas asignaturas eran sin libro (Física, Matemáticas). Y en la universidad no hay obligación de comprarse ninguno, te recomiendan bibliografía, y si quieres la buscas en la biblioteca.

    Lo de las tabletas es una buena idea, pero incluso sin ellas se puede impartir clases sin libros (y sin contenidos digitales, aunque viene bien adaptarse a los nuevos tiempos).

    Otra opción, para que las familias no tuvieran que afrontar ese gasto, sería que los libros los pusiera el centro. Eso sí, quien rompe uno, lo repone. Se enseñaría a cuidar el material y además se acabaría con la tontería esa de poner libros distintos de un año para otro.

    Y si no, a buscar otro tipo de colegios
    http://www.serpadres.es/3-6-anos/educacion-y-desarrollo/Educacion-alternativa-que-aportan-estos-colegios.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo se muy bien Miki; pero entiendo que Niño Becerra se refiere con esa expresión a que las fuentes que han venido generando empleo y desarrollo en España no dan para más.
      No cabe pensar que la industria (un sector que nunca desarrollamos del todo salvo la que gira entorno a la construcción), pueda general empleo, tampoco nuestra agricultura y minería pueden dar más de si y un sector servicios en recesión de sanidad y educación y un turismo al borde del retroceso lo crearán. Sin investigación y desarrollo propio tampoco se creara riqueza de calor añadido. En definitiva, a corto plazo, creo que lleva razón Becerra las posibles fuentes de riqueza las tenemos mal. Eso se puede cambiar; pero a la larga con esfuerzo, educación e investigación, para ello hacen falta dos generaciones (30 años).
      Si lo analizas desde ese prisma, verás que su expresión tiene mucho sentido.

      Eliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero