-->

Foto de la semana XXII 18 sept. 2012 14:21 Plácido Guardiola Jiménez

« Época de vendimia»



Se que ya no se vendimia de esta guisa ni manera, también que los colores de una toma fotográfica no son esos; pero que quieren que les diga, así los recuerda la retina de mi memoria y, seguramente, la de muchos jumillanos de mi generación.
Las cosas son como las percibimos y muchas que recordamos del pasado ni siquiera eran como las recordamos.
En cualquier caso, convendrán conmigo que es una bonita estampa, tan preciosa como aquellas que intercambiábamos de niños, las que salían en las chocolatinas y las que vendían «Tiriti», «Maciste» o «Juanico el de las Torraicas».

2 comentarios :

  1. Perdona que discrepe con respecto a tus recuerdos, ¿cómo me atrevo a tal fechoría?, faltaría más que meterse con los recuerdos de una persona. Pero me explico y te diré, que si algo sé de vendimia, y creo que sé bastante, que es muy difícil recordar a hombres de esa guisa en un bancal para cortar uva. En mis recuerdos están esos hombres pero con otras ropas: zahones, manguitos, sombreros de paja o gorras frescas, etc; ropa vieja y remendá que a veces, después de sufrir los taques brutales del mosto, iba directamente a la basura una vez terminada la recolección.
    Perdona repito, tus recuerdos son tuyos y yo no soy quien para decirte lo que tienes y lo que no tienes que recordar, o cómo lo tienes que recordar.
    La foto me encanta, eres un mago de la fotografía y por si fuera poco se te da muy bien la informática, lo tienes todo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes hacerlo querido amigo; sin embargo, cuando hablaba de esa guisa, no me refería tanto a la vestimenta de los vendimiadores, como a vendimiar en pareja, llevando el capazo de pleita en medio de la tabla entre ambos (con esperas incluidas), para más tarde dejarlos juntos en grupo para hacer el cargadero.
      En mis recuerdos también están los zahones, las abarcas, los manguitos y las mujeres con sayas y pañuelo en la cabeza; pero si quitas los pantalones de lana negros, esas zapatillas de lona y la camisa blanca (que a veces también), muchos hombres llevaban chaleco con mechero de yesca en uno de sus bolsillos y pantalones de lana negros incluida boina y pañuelo trillero al cuello.
      Seguramente será porque calzo años y desde muy niño ya andaba por esos bancales de Dios.

      Eliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero