-->

No hay pan para mantener tanto político 7 may. 2012 13:18 Plácido Guardiola Jiménez

«La costosa administración que tenemos»


El modelo territorial que con «el café para todos» nos dimos a través del modelo autonómico es a todas luces insostenible para el bolsillo del contribuyente español. Por lo pronto ha multiplicado por diecisiete el número de políticos que vieron en las autonomías la forma de colocar a los suyos e incluso perdiendo a nivel nacional las elecciones conservar centros de poder desde donde mantener los aparatos y personal del partido. Aunque no existen estadísticas detalladas sobre el número de políticos que costeamos con los impuestos de todos, se estima que en la actualidad hay entorno a 90.000. cuando teníamos unos 20.000 al comienzo de nuestra transición, por lo que hemos multiplicado casi por cinco su número en estos años. Hasta es posible que esta cifra de 90 mil se quede escasa, pues solo sumando los 8,100 alcaldes, 65.896 concejales, 1.206 parlamentarios autonómicos, 1,031 diputados provinciales, 650 diputados o senadores, 139 responsables de Cabildo ya tendríamos más de 77000 a los que habría que añadirles Consejeros autonómicos, asesores técnicos, liberados de los partidos en el aparato, etc. etc.
Pero el problema del crecimiento de los profesionales de la política (muchos han hecho de ello su modus vivendi ), aún siendo grave no es todo el problema. Porque a nada que llegan al cargo se montan en el coche oficial, de forma que tenemos un parque móvil en todas las Administraciones que supera al de los mismísimos EE:UU. Ronda entorno a 35.000 vehículos y tiene un coste aproximado de 240 millones de euros anuales. Por no hablar de sus 340.000 teléfonos móviles que pagamos todos. Ver artículo den Periodista dígital
El problema de esta casta política se complica todavía más, pues todo político que se precie tiene que estar rodeado por un buen número de funcionarios a los que dar órdenes y directrices, de no ser así: ¿De qué iba a tener poder él? Por tanto, han multiplicado el número de empleados públicos de forma desmesurada en estos años y hemos cuadruplicado su número a la vez que ellos proliferaban.
En nuestro país hemos pasado de los 800.000 funcionarios de 1976, a 3.186.000 de 2011 Resulta difícil establecer si un determinado número de funcionarios es o no es necesario para el sostenimiento de los servicios ciudadanos, toda vez que entre ellos se encuentran policías, bomberos, médicos, asistentes sociales, maestros etc. cuyas funciones son prestar servicios básicos y bienestar a los ciudadanos que pagamos nuestros impuestos.
Sin embargo, de la observación de nuestro gráfico, se desprende una cosa: el empleo público no ha hecho sino crecer en España con independencia del crecimiento y desarrollo económico del país. Su aumento en términos porcentuales sobre 1976 es de casi un 200% más y, su ritmo de crecimiento, ha sido constante y uniforme en todo el periodo.
En los catorce años que median entre 1976 y 1990, el tejido productivo español genero un 0,43% más de puestos de trabajo en el sector privado, mientras que el público lo hizo en un 69,6%. En las siguientes dos décadas, las de la España va bien, el ladrillazo y toda esa borrachera que hemos vivido, el empleo privado creció un 64% y el público otro 60%. Lo curioso es que en 2009, en plena crisis, el sector público se contrae y pierde un 2% de empleos; pero el empleo público se incrementa en esos dos años un 71,3%. lo que conduce a pensar que el desarrollo del sector público no va unido al del bienestar o al de la economía precisamente.
__________________________________
Para saber más sobre este tema:
  • JOAQUÍN JAVALOYS (2011): El ocaso de las autonomías, Bubok Publishing, Madrid.
  • D. MONTERO (2009): La Casta. El increíble chollo de ser político en España, La Esfera de los libros, Madrid.
  • D. MONTERO (2012): El club de los pringaos, La Esfera de los libros, Madrid.
  • Articulos de J. M. BLANCO en El Confidencial sobre El dogma de las autonomías (I) y el (II)

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero