-->

David frente a Goliat 27 ene. 2012 10:18 Plácido Guardiola Jiménez

«Quién ganará la World War Web?»



Hay días que, por razones que se escapan a nuestra comprensión, uno se levanta menos optimista que de costumbre, hay quien habla de biorritmos , de bajones anímicos, etc. Hoy seguramente es un día de esos para mi, pues en mi ronda habitual de navegación rápida por la red percibo que, lamentablemente, el fuerte termina dominando al débil, que la leyenda bíblica de David y Goliat es eso, precisamente una leyenda de esperanza. En el día de ayer han ocurrido bastantes acontecimientos aciagos en el camino a la libertad y la difusión de ideas que promete la red Internet.
En primer lugar, la firma en Tokio por numerosos países del ACTA, o Anti-Counterfeiting Trade Agreement (tratado contra la falsificación comercial), impulsado por EE.UU y que se ha llevado en el más absoluto de los secretos sin debate público en los parlamentos de los diferentes países firmantes, entre ellos el nuestro. Supuestamente el ACTA propone armonizar las leyes de protección de los derechos industriales del cine, música, moda, farmacia, etc. ¿No les parece sospechosa la forma de hacerlo y que sea el mismo lobby que compra y presiona a políticos influyentes para proponer otras leyes como la SOPA y PIPA?.
En se segundo lugar,  también anuncio ayer Twitter que restringirá los comentarios de su red que violen las creencias y normas de algunos países. Vamos, que se puede decir todo; pero solo aquello que los gobiernos determinen por conveniente, normal y dentro del espíritu y creencias de la ortodoxia.
Hace unos días dije y hoy repito alto y claro para que se me escuche, que si me dan miedo los piratas que rompen y luchan contra cualquier norma, más, mucho más miedo, me dan los omnipresentes Estados que legislan a favor siempre de los poderosos, cercenando cualquier atisbo de desarrollo humano espontáneo.
Hoy, lo lamento, no tengo claro que David, muchos y pequeños David como nosotros podamos tumbar al Goliat que tiene todo, absolutamente todo el poder del mundo, con nuestras pequeñas hondas y guijarros de piedra. De ahí, que se imponga hoy más que nunca  el que todos y cada uno de nosotros tengamos claro dónde está el camino, quién son los tiranos y qué representan las oportunidades que ofrece Internet.

3 comentarios :

  1. Si, si que podemos tumbar ACTA, solo hay que moverse y no ignorar la realidad política que nos rodea.

    Marietje Schaake, una valiente euro parlamentaria holandesa, ha colgado en Reddit un post explicando que podemos hacer para parar ACTA. La firma del tratado no es vinculante, el parlamento europeo tiene la palabra final sobre si la UE ratifica el tratado o no. Podemos bombardear a nuestros representantes para que hagan algo, o al menos sacarles las vergüenzas, si no lo hacen.
    El post esta traducido en la siguiente dirección:
    http://alt1040.com/2012/01/ministra-del-parlamento-europeo-entra-en-reddit-y-explica-como-parar-acta

    ResponderEliminar
  2. Como leí hace dos días, una guerra mundial es cuando los países luchan unos contra otros. Cuando el pueblo se alza contra el poder opresor se llama REVOLUCIÓN.
    Recuerda que este año es el fin del mundo. Pero no el fin de la existencia, sino el fin del mundo tal y como lo conocemos.
    Goliat no es tan grande, es un pequeño manejando un robot gigante. Y David no sólo hay uno, somos muchos.

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy de acuerdo con tu escrito en casi todo. Pero yo no hablaría de omnipresentes Estados (hoy por hoy esa afirmación empieza a ser una paradoja), sino más bien de los poderosos omnipresentes que obligan a legislar a los irrisorios estados. Desde La Genealogía de la Moral, de Nietzche, ese cambio en el orden de causa y consecuencia ha sido planteado de diversas formas. No creo que la sospecha de lo público como a priori sea un buen punto de partida, dado lo que está cayendo y lo que caerá. El mal funcionamiento de lo público, del estado, es lo que hay que evitar.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero