-->

Modelos políticos 25 sept. 2010 09:35 JUMILLA-BLOG

«¿Qué modelo político demandamos?»

El artículo de Légolas me provoca el presente. Por aportar otro granico de arena. La lógica es la siguiente, siempre entre argumentos que considero bastante aceptados: por una parte el mercado es el que manda y marca tendencias, el cliente siempre tiene razón, al público hay que darle lo que pide, el político desea dar al ciudadano lo que quiere para obtener su voto; por otra parte el político observa que hay “modelos” o figuras mediáticas que obtienen el favor del público haciendo gilipolleces y pavoneando su ignorancia y falta de habilidades o competencias, llegando a comprobar, en el colmo del esperpento, que una encuesta sitúa a “La Esteban” como tercera fuerza política en España en unas supuestas elecciones. Silogismo que hace el político (inconscientemente claro, lo contrario sería “de emigrante”): si yo quiero el voto del ciudadano, si observo que el ciudadano daría el voto estos fantasmas, ignorantes y vividores que salen por la tele, conclusión, ese ha de ser mi modelo para obtener el favor el respetable público que ha de votarme. Lo demás sería comportarme “políticamente” como un ingenuo, idiota y sin futuro.

Con todo lo que queramos decir sobre la integridad, la honradez y la buena imagen que deben transmitir los políticos, tenemos que asumir que les estamos enviando un mensaje claro de qué modelos y “líderes” preferimos, de cómo han de ser para que les elijamos. No nos engañemos, aunque el político tenga magníficos proyectos para la comunidad, lo primero que ha de hacer es obtener nuestro voto, pues de lo contrarío no va a tener ocasión de hacer nada. Es decir, les colocamos en un dilema diabólico. Como es lógico, la mayoría de los políticos eligen el obtener el voto de los ciudadanos, por encima de cualquier otra consideración: da igual ser corrupto, manipular a los colectivos sociales, incumplir los compromisos, olvidarse de la integridad moral, etc., etc.

Como ya se ha dicho tantas veces: tenemos los políticos que nos merecemos, los que hemos votado. Pero no engañemos a nadie: “los que hemos modelado nosotros”. Así que, al tiempo que te quejas de lo mal que lo hacen, para elecciones venideras retírale el voto a los gilipollas, vividores, corruptos, manipuladores, racistas, prepotentes o dogmáticos. Como se que alguno de los que me lea va a saltar rápidamente diciendo que, de esa forma, no tendrá a nadie a quien elegir, le voy dar una alternativa. Parto del principio que este mundo es imperfecto (ahí está todo y todos) por tanto, sí hay partidos que en una escala de 1 a 10, obtienen puntuaciones bajas en aquellos calificativos. En pocas palabras, siempre hay uno menos malo. Dicho de otra forma, el político corrupto, vividor o manipulador (por ejemplo) que no obtenga votos. De lo contrario estaremos en un gran montaje de hipocresía.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero