-->

El puesto de las sartenes 19 ago. 2010 20:23 La Guardacasera

«Mi feria de siempre»

Como quiera que mi Atanasio se ha empeñado en ponerme un año más hortaliza, he andado ocupada estos días echando los tomates en conserva, de ahí que hasta anoche, no haya podido bajar a la Feria a darme un garbeo. Estaba preocupada y con la mosca en la oreja tras leer los artículos del Llanero y el Plácido sobre la Feria de antaño, tanta literatura empezaba a mosquearme. Rondandome en la cabeza si este año la Feria, sería o no una Feria de verdad.
Les confieso que a mi, lo que más me gusta de nuestra Feria, es ese puesto de sartenes que todos los años colocan junto a la salida Oeste de nuestro jardín, frente a la esquina de la calle Filipinas, pues creo que de verdad, es la única caseta que conserva intactas las razones y raíces de las tradicionales ferias, cuyo objeto no era otro que ofrecer un mercado extraordinario para abastecer las casas y campos donde comprar y vender aperos, enseres o ganado.
Desde niña me ha gustado este puesto, incluso más que el de los juguetes, y mantengo vivo el recuerdo de los moldes de hojalata para pastas y mantecados que constituían en mi infancia un objeto de auténtica devoción con el que jugar en mis ratos de asueto. Con el tiempo, ya adulta, me he acercado muchas veces a comprar unas trébedes, una sartén grande o mediana o un bidón de lata para cocer jabón.
Su dueño con el paso de los años también ha modernizado el género, de forma que ahora además del clásico fornel y la sartén gachamiguera tiene otras de teflón, para vitrocerámicas, artículos de cocina o esos adaptadores de gas para la paella, pero el puesto sigue respondiendo como antaño a los mismos propósitos.
Por ello, cuando anoche doble el semicírculo del paseo exterior del jardín avistando donde siempre el puesto de las sartenes; les parecerá una tontería, pero en ese momento sentí que la Feria, seguía siendo la Feria de siempre.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero