-->

Las píldoras que nos dejo el mundial 12 jul. 2010 20:19 Legolas

«La naranja leñera»


Nueva rendición de Breda


Estos días de fútbol y mundial nos han dejado en los distintos medios de comunicación y en la calle una serie de afirmaciones y expresiones dignas de recordar. Juzguen algunas de ellas:

  • "¡Pero qué dices chaval! tu que sabrás de fúlbol, el que entiende es el pulpo ese que adivina" (Un chaval en la calle).
  • "La selección holandesa que en vez de llamarse la «Naranja mecánica» debería denominarse la «Naranja leñera», por la que nos soltó durante el partido". (Un oyente de radio).
  • "Con lo que me gusta el pulpo, si esta vez acierta Paul, prometo que no lo vuelvo a catar en mi vida" (Locutor de Onda Cero en un programa deportivo)
  • "San Iker, San Iker, el inconmensurable Iker nos ha vuelto a salvar de nuevo" (Locutor de televisión)
  • "Gracias a los chinos, que nos ayudan a mantener lo más cañi de nosotros mismos, pues nos han abastecido suficientemente de banderas estos días" (Contertuliano en la Mañana de Herrea en la Onda).
  • "Desde ahora el escudo de España debería sustituir el águila por un pulpo" (Invitado a un programa de Tele Cinco).
  • "En vista de cómo se han comportado los holandeses en el campo les deberíamos haber mandado no a la Reina y los Príncipes, sino a la mismísima Duquesa de Alba" (En Punto Pelota)
  • "Para rendición de Breda, la de Bert van Harwijk y su juego duro ante el planteamiento de del Bosque y el albacetense Iniesta en el Soccer City de Sudáfrica" (Programa deportivo en Veo7)
  • "Ha hecho más la selección española por los símbolos nacionales que todos los políticos de la Democracia" (Tertuliano de la Mañana de Herrero y en palabras similares el Administrador de El Rendrijero).
  • "En homenaje al pulpo Paul, el pulpo a la gallega debería ser declarado plato nacional" (invitados de Tele 5)

1 comentario :

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero