-->

Río revuelto 7 mar. 2010 22:34 llanerosolitario

Andan los partidos políticos enfrascados en la cuadratura del círculo, buscando lo que al parecer está más perdido que el arca del profesor Jones. A ver cual de ellos encuentra la buscada aguja en el pajal de la Carrera de San Jerónimo. Mirando por armarios y cajones, por los bolsillos de chaquetas y pantalones. Algunos se acercan a la sección de objetos perdidos de la palaciega casa, por si alguien lo encontró, y allí lo depositó. Preguntan a las puertas a curiosos y paseantes, por si alguno lo ha visto, que lo diga cuanto antes. De que se trata, comenta un despistado, al que hay en la puerta de vigilante; del Pacto de Estado buen hombre, y hágame el favor de seguir para adelante. A la vez, los dos grandes Sindicatos del país continúan, con sus movilizaciones por todo lo largo y ancho del terruño hispano. Unas movilizaciones que tratan de fijar posiciones ante el Pacto de Toledo, de próxima convocatoria y discusión, sobre el futuro de las pensiones de este país. Pensiones que hasta ayer nadie cuestionaba, y permitían grandes titulares mediáticos, a cuenta de la salud de hierro de la que se hacia gala. Hoy, y como si de un dolor de apéndice se tratara, el quirófano, el bisturí y la tijera son el único remedio que algunos encuentran, para esos males que se le suponen. Mientras unos buscan lo que no encuentran, y los otros tratan de no perder lo conseguido, la CEOE junto con CEPYME, como Sindicatos mayoritarios de empresarios de éste país, lanza una propuesta al más puro estilo de la China Popular de Mao. Una propuesta que de llevarse a cabo significaría un retroceso, en términos de contratación laboral, que de ahí, a la puerta del Pipa – a las seis de la mañana, de un dia cualquiera – solo quedaría un paso. Quizás, como después han matizado, solo se trataba de poner en conocimiento del personal, lo que en otros países se ha llevado a la práctica, y que trataban de exponer como ejemplo a seguir en España. Lo que no toman como ejemplo de nuestros países vecinos, es el SMI que dobla al nuestro, y que el llamado Contrato Juvenil, solo tiene una duración de seis meses. Un contrato laboral en los términos que han planteado el Sindicato de patronos, es una autentica desconsideración hacía la generación mejor formada que jamás tubo éste país; es renunciar al mañana y menospreciar el esfuerzo de nuestra juventud en aras de un futuro mejor para todos. No se merecen nuestros jóvenes tal falta de respeto en sus aspiraciones a un puesto de trabajo digno en todos sus aspectos y consideraciones. La táctica de pescar en río revuelto a la que ha querido sumarse la CEOE, dice mucho de lo que piensa la casta empresarial sobre nuestros jóvenes. La relación de semi-esclavitud laboral que se pretendía imponer, anula de una forma completa, el estimulo necesario que se necesita para echar los pies al suelo cada mañana. La fuerza que te da el saber que alguien considera tu trabajo y que a traves del mismo – el trabajo – consigues tu bienestar. El río político-social de éste país baja revuelto de aguas turbulentas, y que al parecer – por lo visto y oído – va para largo, y ya se sabe, a río revuelto ganancia de pescadores, y de empresarios faltos de escrúpulos.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero