-->

Ruegos a Nuestra Señora 3 ago. 2009 10:47 Plácido Guardiola Jiménez

Desde Barcelona, nos remite el gran maestre de los templarios Jumillanos este escrito con el ruego de que sea publicado en El Rendrijero.


Templarios de Jumilla
Chancillería General


«POR NUESTRA SEÑORA»


Por mi situación que me obliga a permanecer en Barcelona, donde convalezco de una reciente intervención quirúrgica, que me impide desplazarme a Jumilla, le pedí al poeta Juan Castellanos Gómez, también con una salud delicada, que desempeña el papel de hermano capellán de la Orden del Temple del bailío de Jumilla, que afrontara la VII Guardia Templaria a Nuestra Señora, algo que ante la falta de efectivos debía realizar en solitario, evento organizado por la Asociación Templarios de Jumilla como agasajo a la virgen patrona de la Capital del Altiplano murciano en sus fiestas grandes. Y por Nuestra Señora allí estuvo las seis horas nocturnas que dura la guardia.

Por Nuestra Señora les pedí a la Asociación de Moros y Cristianos Pedro I que acompañaran en toda la velada a nuestro hermano capellán. Y por Nuestra Señora allí estuvo la Pedro I, con todos sus efectivos y comparas, familiares, rendrijeros y gentes sencillas, mucha gente, del pueblo y forasteros. Puntuales en la cita con nuestra virgen patrona. La Asunción.

Por Nuestra Señora les he pedido a los alcaldes de la Región de Murcia que enviaran sus banderas para formar la Guardia de Honor a Nuestra Señora y allí, por Nuestra Señora, exprofeso han nos han enviado las enseñas de : Alcantarilla, Cartagena, Mazarrón, Molina de Segura, Murcia, Puerto Lumbreras, San Javier, La Unión, Villa Nueva de Segura, Santomera, Los Alcázares, Bullas, Torre Pacheco, Lorquí, Librilla, Alhama de Murcia, Cehegín, Abanilla, Archena, Blanca, Caravaca, Las Torres de Cotillas, Alguazas, Jumilla, Cieza, Ceutí, Moratalla, y Lorca.

Por Nuestra Señora le pedí al Caballero de San Fernando, Pascual Jiménez Soler, que asumiera la responsabilidad de colocar y retirar las banderas de la Ermita de San Agustín, (siglo XVI), morada de la virgen patrona, y por Nuestra Señora, allí estuvo cumpliendo la encomienda.

Por Nuestra Señora le pedí al académico de la Alfonso X El Sabio, Manuel Gea Rovira, que recitara un poema a la virgen, salido de su pluma. Y por Nuestra Señora allí estuvo don Manuel, ante las puertas cerradas de la Ermita de San Agustín, magníficamente restaurada hace algunos años por la decida intervención de Cajamurcia.

Por Nuestra Señora le pedí al Director de TeleCable Jumilla, Juan Antonio Soler Salar, hermano lego del temple jumillano, que acudiera luciendo el escudo y daga del Temple de Jumilla sobre su hábito de Embajador de las Fiestas de Moros y Cristianos 2009 de la Pedro I, y, por Nuestra Señora, allí estuvo, con su familia, sumándose al agasajo patronal.

Por Nuestra Señora le pedí al maestro de Sociología y Política Social de la Universidad de Murcia, Plácido Guardiola Jiménez, que por sus extraordinarias dotes de buen fotógrafo, fuera el notario gráfico de esta guardia. Y allí, por Nuestra señora, estuvo el fotógrafo que por primera vez recogió en sus cámaras la imagen de un caballero templario jumillano comprando en el mercado medieval del municipio.

Por Nuestra Señora le pedí al Concejal de Festejos y Participación Ciudadana, el independiente Ildefonso Jiménez, que acudiera a la guardia, es más, le asigné, al igual que al alcalde del pueblo, la guardia más dura que va de 4 a 5 de la madrugada, y el concejal, por Nuestra Señora, allí estuvo.

Por Nuestra Señora le pedí a un preso de Zuera (Zaragoza), Edwin Arango Henao, que realizara una acuarela para ilustrar el cartel anuncio de la Guardia Templaria, y a la también interna en el mismo centro, la ibizenca Rosa Vázquez Botella, una poesía dedicada a las banderas de nuestros ayuntamientos regionales. Y por Nuestra Señora ahí han estado sus trabajos.

Por Nuestra Señora les pedí a todos los medios de comunicación del municipio, y corresponsalías, que fueran los notarios de este acto histórico, y que plasmaran en sus crónicas aquello que vieran para que, desde Barcelona, pudiera sumergirme en la primera guardia en la que no he podido servir. Y allí estuvieron, por Nuestra Señora, y responsabilidad profesional, sin faltar uno solo.

Por Nuestra Señora les pedí a las Jefaturas de la Guardia Civil de Jumilla, y Policía Local, que si lo estimaban oportuno dieran instrucciones a sus Números para que en las rondas nocturnas se pasaran por la ermita, ya que la guardia se realiza a pie de carretera. Y allí estuvieron las dotaciones, como ángeles de la guarda, velando por la seguridad y regulación del tráfico.

Por Nuestra Señora le pedí al ciudadano jumillano Fernando Carcelén Cutillas, muy vinculado a las distintas esferas del clero, si estaría dispuesto a gestionar con las autoridades eclesiásticas los términos que deberían contemplarse para que autorizaran la apertura de puertas de la ermita, ya que nuestras actuaciones nunca han dado el fruto apetecido, y por Nuestra Señora aceptó, por lo cual lo nombramos Embajador Plenipotenciario ante las Autoridades Eclesiásticas de la Región Autónoma de Murcia con encomienda expresa de tratar el asunto, y que una vez realizadas las consultas con Murcia y el clero jumillano, nos confirma verbalmente que la autorización solamente debe provenir del alcalde de Jumilla.

La Ermita de San Agustín es propiedad del pueblo de Jumilla, y por tanto, el alcalde, en representación legítima del pueblo, es el único facultado para permitir o denegar cualquier actuación que deba hacerse en el interior del sagrado recinto. Es más: el informe Carcelén aclara que el clero para oficiar un acto religioso debe solicitar la apertura de puertas al Sr. Alcalde.

Por Nuestra Señora, llevamos siete años solicitando del alcalde de Jumilla, Senador del Reino, el socialista Francisco Abellán Martínez, la apertura de puertas y su presencia y participación en el acto. Y por séptimo año consecutivo su silencio ha sido la respuesta.

Por Nuestra Señora, os ruego a creyentes y no creyentes, que elevéis unas oraciones por el compañero Francisco Abellán Martínez esperando que la llamada de Nuestra Señora haga inaplazable mella en su buen corazón.

En la ciudad de Barcelona a tres días del mes de agosto de dos mil y nueve
.

Fdo. Josep Tomás i Galea
Gran Maestre de la Orden del Temple del bailío de Jumilla y
Presidente de la Asociación Templarios de Jumilla

6 comentarios :

  1. Yo la verdad me quedo "un poco patidifuso" frase muy jumillana cuando pienso en esta polemica, que no deberia ser tal, sobre la apertura o no de la ermita de San Agustin en la guardia de la Patrona y me explico:
    - Se trata de una asociacion cultural de Jumilla
    _ la Capilla es de los jumillanos.
    - La asociacion esta reconocida como tal puesto que el Ayuintamiento le da subvencion para sus actividades(aunque sea poca)pero es un reconocimiento.
    - Todavia no he leido ningun comentario en contra de esa apertura.
    - La reconocen y colaboran municipios vecinos,a los cuales creo que se les hace un desplante como decimos en nuestro pueblo.
    Por tanto Sr. Alcalde concluyo "hay cosas que colgando parecen bolsas" y si no es asi exijo por parte de quien corresponda se me de una explicacion que yo pueda entender

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/8/09 19:56

    Yo tampoco entiendo la postura del Sr. Alcalde

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3/8/09 20:37

    Sr Alcalde, su actitud fomenta la no participación de la gente, pero en nadica nadica. Yo, de los templarios, ya habría tirado la toalla.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4/8/09 8:37

    Yo no quiero que el alcalde de mi pueblo, ni el que pueda venir, actúe así.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4/8/09 20:52

    Lo mejor el final de la carta del Gran Maestre.
    Estocada hasta la cruz.

    ResponderEliminar
  6. Vaya cegera la del Sr. Alcalde. Muy ocupado le deben de tener en el senado para no pretar atencion a estos requerimientos...

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero