-->

Carta abierta a un lector 18 ago. 2009 08:47 Legolas

«Para no herir sensibilidades religiosas»

Querido seguidor y lector anónimo:

Como veo que no termino de convencerle sobre el tema que nos ocupa (ver comentarios anteriores), siendo muy larga mi respuesta para un nuevo comentario, he decidido escribir un nuevo artículo. En él como verá acepto como hipótesis de diálogo su propuesta de retirar los crucifijos de nuestras escuelas para no herir la sensibilidad de algunos inmigrantes y personas que practican o profesan otras creencias, y encuentro que siendo fiel a su idea, ésta sería insuficiente.
De hacerlo, el siguiente paso sería retirar las cruces de los cementerios, mis parientes (si soy musulmán o budista), no deben ser enterrados en un campo lleno de ellas y donde nada más entrar me encuentro la capilla con toda la simbología cristiana. Si las particulares cree que sería excesivo, solicito recintos separados para cada una de las religiones y desde luego retirarlas de las zonas comunes, que las hay.
Solicito también se eliminen las cruces que hay en lo alto del Picacho de Santa Ana, su acceso y aledaños así como en lo alto de la Sierra del Buey, pues como practicante de otra religión me siento zaherido al contemplarlas cuando salgo a pasear por la naturaleza en un día de asueto.
Solicito del Consistorio Jumillano que cambie, por acuerdo unánime, el nombre de “Matamoros” del paraje cercano a la Pinosa por el más prosaico de “Labores del campo”, instando al dueño de una de las fincas a retirar el de “Labores de Santiago” que resulta igualmente insultante y lleno de ironía para quienes profesamos la fe en Ala.
Igualmente solicito se retiren los nombres de calles públicas jumillanas que mencionan expresamente a la cruz, símbolo cristiano por excelencia.
Un centro público debe llevar nombre laico, por lo que el CEI “Nuestra Sra de la Asunción” deberá pasar a denominarse “Queridísima madre tierra”, por ejemplo. Al IES “Arzobispo Lozano”, sugiero se le retire lo de “Arzobispo” ya que corresponde a una figura religiosa y propagadora de la religión cristiana. Por ende el Colegio "Cruz de Piedra" debe pasar a denominarse a secas "Piedra".
De idéntica forma, debe retirarse del escudo de armas de Jumilla en su cuadrante superior izquierdo la ermita con la cruz en lo alto que figura junto a la torre. En caso de no poder retirarse a fin de no dejar huérfana la torre, añadirle una mezquita y una sinagoga. De este modo, el escudo jumillano sería un símbolo laico y representativo para cualquier jumillano profese la religión que profese.
Debe nombrarse un patrón/a municipal por cada una de las religiones que se practican entre los habitantes de Jumilla, si ello ocasionase un gasto excesivo para las arcas municipales, propongo que se quiten todos los actos actuales en honor a la Virgen de la Asunción (Feria y Fiestas, Moros y cristianos, Guardia templaria, etc.). Por idénticas razones debe suspenderse la Semana Santa, cuyo fin es, desde su origen en el s. XVI con las predicaciones de San Vicente Ferrer, hacer catecismo y penitencia en las calles, al ser estas espacios públicos donde concurren mayores y niños, ofende gravemente a quienes no son cristianos. En cualquier caso el Alcalde y autoridades civiles, militares y judiciales deben abstenerse de presidir ninguna procesión, o acompañar al Cristo desde San Agustín (menos aún con la vara de mando), pues esto hiere profundamente la sensibilidad de los no cristianos y ellos son representantes de todos los ciudadanos.
Igualmente insto a cambiar la nomenclatura de las personas cuyos nombres están referidos a María, José, Jesús y demás santoral cristiano.
Al mismo tiempo y para que ninguna religión se sienta discriminada solicito que el calendario laboral contemple las fechas señaladas de celebración en cada una de estas confesiones, de forma que se cumpla además de las fiestas y santoral cristiano las de otras confesiones, a fin de que cada cual pueda cumplir sus preceptos religiosos en libertad.
De esta forma se deben incorporar para la religión islámica las siguientes: Milad-an-Nabi (conmemora el nacimiento del profeta) Eid ul-Fitr (la fiesta del ayuno) que dará fin al més festero del Ramadán, Muharraq (año nuevo musulmán), Laylat al-Qadr (la noche de la revelación al profeta Mahoma), Id al-Adha (fiesta del sacrificio con cuatro días de peregrinación), Laylat al-Barh (la noche del perdon) y, finalmente, la Ascensión nocturna o viaje de Mahoma al cielo.
Para que los judíos tampoco se sientan discriminados propongo las siguientes preceptivas en su calendario religioso: Sabhat (fiesta del descanso desde tarde del Viernes al anochecer del Sábado), Pésaj (Pascua judía en primavera), el Shauvot (Fiesta de Pentecostés), la Tisa Be Av (en memoria de la destrucción de los templos), Rosh Hashana (inicio del año judío), Yom Kipur (Día del perdón, la penitencia y purificación), Sucot y Simjat Torá (conmemora la recogida de frutos en el desierto), Janucá (celebra la emancipación del pueblo judío) y Purim y Lag Baomer (celebra el rescate de los judíos en Persia). ´
A todas las citadas, habría que añadir las budistas, sintoistas, y el resto de religiones que no cito por lo excesivamente prolijo del asunto.
Siguiendo su opinión, esto es lo más grave que veo, de momento; pero que no le quepa duda que hay más signos y símbolos que hieren la sensibilidad de los no cristianos en asuntos que son públicos y nos conciernen a todos. Puestos a no herir sensibilidades, pues ala manos a la obra… ¡Qué hay tajo!

3 comentarios :

  1. Anónimo18/8/09 9:52

    Cuánta razón llevas Legolas, la Cruz, más que nos pese forma parte de nuestra historia, tradición y cultura.
    Ocurre que cuando se escuchan estupideces, como la de retirar las cruces de los centros públicos (pregonada entre otros por Llamazares), se termina haciendo el "Gili" pues tendríamos que desterrar la mitad de nuestras vidas, aunque uno no sea creyente o practicante. El pensamiento cristiano, las formas, los modos están incrustrados en el tuétano de nuestras vidas.
    Pero hay los tienes, en vez de solucionar problemas o intentarlo debatiendo estas "Chorradas" con perdón si ofendo a alguien, que no pretendo.

    ResponderEliminar
  2. A pesar de la larga lista has olvidado lo que más discrimina "La Primera comunión". Mi mujer y yo somos no practicantes y abogamos por la laicidad, pues bien, el crucifijo del aula de nuestra hija no nos ha causado ningún problema; sim embargo llevamos un quebradero de cabeza ahora con la Comunión.
    Nuestra hija mayor, en edad de tomarla, dice que la quiere hacer y no hay forma de convencerla. Supongo porque quiere la fiesta, ir vestida de princesa y esas cosas. Aunque no ha visto en casa ningún ejemplo religioso si ha asistido a la comunión de sus primos y amigos y ella quiere tomarla. Cuando insistimos mi mujer y yo nos dice que es igual, que se hace cristiana y practicante.
    No me vale con hacerle el fiestón, ella quiere ir con sus amiguicas, por tanto, propongo que los concejales de los partidos que propugnan estas cosas pasen a la acción: ¡Comuniones laicas ya! (de paso también bautizos y entierros), así se ganarían el dinero que nos cuestan y, de verdad, evitarían que los niños se discriminasen.

    ResponderEliminar
  3. ¿Herir sensibilidades? Lo que hay que oír (o leer en este caso).

    ¿Es que acaso no sabes por qué los crucifijos están ahí? ¡Pues claro que lo sabes! Estoy seguro de que cuando tú tenías edad escolar tenían que estar ahí obligatoriamente. Y eso eso es lo que representan esos crucifijos, única y exclusivamente.

    ¿Y es que no nos damos cuenta de la forma en la que impacta eso a los niños? La educación, por si lo hemos olvidado, es, o debería ser, laica. Y si se enseña algo de religión en las escuelas, deberían enseñar todas las religiones (o las principales al menos).


    Y al anónimo del comentario anterior, le sugiero que enseñe a su hija los modos y costumbres cristianas, y le obligue a cumplirlos, con un poco de suerte para usted se echa atrás, o con un poco de suerte para el mundo, habrá una buena y verdadera cristiana en Jumilla (en realidad, de los varios cientos de crisitanos practicantes que conozco, hay cuatro o cinco que sí tienen verdadera fe).


    Me despido con la última palabra que tomaré en esta discusión (en la que me parece que ya no me merece la pena invertir más tiempo): saludos.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero