-->

Amo a mi pueblo porque no me gusta 30 jun. 2009 10:07 Plácido Guardiola Jiménez

«A vueltas con nuestra historia»


La historia constituye la frágil memoria de los pueblos y sociedades, la necesitan porque ella constituye la base y alimento de su identidad, la justificación de sus valores, usos, culturas y costumbres. Necesitan enseñarla y aprenderla para incorporar a sus nuevas cohortes de jóvenes, para que estos incorporen a su acerbo la idea común que sobre la realidad y su futuro tienen los pueblos de si mismos.
Pero la historia siempre la escriben y cuentan los supervivientes, los vencedores, los que detentan el poder en cada momento, de ahí la necesidad de rescribirla constantemente adaptándola y configurándola a las necesidades presentes. No olviden que el presente es necesario justificarlo en base al pasado, a la historia, a la tradición.
La cosa sería simple si los pueblos y sociedades pudieran subsistir sin identidad, bastaría con no prestarle atención a la historia; pero no podemos, los seres humanos no podemos sostener nuestras conductas y equilibrio en nuestra personalidad sin identidad.
Jumilla, es a mi juicio, uno de los pueblos con una fuerte carga de identidad, seguramente porque con la llegada de la modernidad estuvimos aislados de las grandes vías de comunicación nacional. Esto ha causado que esa identidad local se fortaleciese con más intensidad que en otros lugares.
Nuestra historia esta jalonada de hechos y gestas de las que podemos sentirnos muy orgullosos, también de otras que deben avergonzarnos. Hemos tenido la suerte de contar en los tres últimos siglos con historiadores locales que han plasmado en el papel algunos de los hechos que de otra forma se habrían perdido. Escribieron sus historias tal y como se estilaba o gustaba en el momento, o tal y como les dictaba su pluma y sensibilidad. Ninguno era historiador y seguramente a todos les guió ese ancestral amor al pueblo que tenemos los jumillanos. En ese sentido, la Historia de Jumilla de D. Lorenzo Guardiola, es a mi juicio una pieza singular y única. Lorenzo era un poeta que amaba profundamente a su pueblo, de ahí el resultado de su obra. Si algo enseña el libro del poeta Lorenzo Guardiola es amar nuestro pasado, intentar emular en el presente y en el futuro las conductas de nuestros antepasados más nobles y gallardas. Es posible que no sea un libro de historia en el sentido académico de la disciplina; pero en sus páginas está la clave de lo que debe ser la historia, el aprendizaje de nuestra identidad.
De ahí que todavía hoy yo volvería a dar a mis hijos su lectura y aconsejo a todo jumillano que lo haga él personalmente y luego lo recomiende a sus hijos. A fin de cuentas si la historia siempre tiene sesgos, yo prefiero los sesgos de un poeta, nadie mejor que ellos para llegar al alma y el espíritu humano. Personalmente yo encontré en la historia de D. Lorenzo Guardiola aquel espíritu de Rudyard Kipling : «Amo a mi pueblo porque no me gusta» Es decir, le quiero porque deseo contribuir a mejorarlo, a hacerlo mejor, más grande y hermoso.

4 comentarios :

  1. Anónimo1/7/09 12:20

    "...ancestral amor al pueblo que tenemos los jumillanos..." Me encanta esa frase, no puedo estar más de acuerdo con ella. Cuanto más viajo y más observo, más sensación tengo de ese ancestral amor.
    Reconozco que del libro de D. Lorenzo Guardiola no he leído más que unos cuantos párrafos. De este verano no pasa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/7/09 18:30

    este libro tiene división de opiniones, como en los toros.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Querido Rendrijero, ¿Sabes de algo que no las tenga?.
    Verás la historia de D. Lorenzo no es una historia académica al uso, él no era historiador, era médico y amante de las letras,por tanto, si era algo más que médico, era escritor y poeta. Su historia no es el trabajo análitico de un investigador de los archivos y la histori, tuvo la suerte de encontrarse notas que sus antepasados habían sacado para continuar la historia que escribieron a principios del XX (se editó el primer tomo en tapa azul, hoy agotada para continuar los últimos tomos).
    Esta historia, como todas, incluidas las más académicas está sometida a revisión a la luz de nuevos datos e investigaciones; pero tiene algo a mi juicio que la hace un referente, está escrita con sentido de pertenencia, de amor a su tierra y eso es lo que me gusta de ella, es una historia con alma de poeta.
    En cualquier caso, no me hagas caso, cogela este verano y leela, espero que te guste y juzgues por ti mismo. Ya me dirás tu opinión.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/7/09 11:19

    Sr. Plácido Guardiola.

    Según mi parecer, el problema de Lorenzo Guardiola es que fue un médico,con aficiones literarias y poéticas, cuyo trabajo no entro a valorar,que ha escrito y publicado, y sus descendientes editado por segunda vez, un libro de historia,que se toma como referencia, hablando de la historia de Jumilla, titulado Historia de Jumilla, distribuido por las librerías de Jumilla, que carece, en algunos pasajes de su contenido, del rigor que debe acompañar a todo historiador, que es el rigor histórico del investigador. Lo digo por que lo he leído, previo pago del ejemplar.

    Debo añadir que esta falta de rigor histórico fue denunciada por el Sr. Tomás i Galea, Presidente de la Asociación Templarios de Jumilla, en el programa "la Rendrija" titulado: "Templarios cruzados de la Cultura Jumillana" creo recordar, progrfama del que soy seguidor, de cuya tertulia fomó ud parte, que ha supuesto una réplica en carta al Director y conductor del programa,Juan Antonio Soler, firmada por un tal Pepe Cutillas,leída dos programas posteriores, cuyo contenido mejor no comentar, y con el cual no me identifico ni encuentro bien que se erija el Señor Pepe Cutillas en portavoz del pueblo de Jumilla ya que éste, al menos que un servidor sepa, no lo hemos facultado para ello.

    No hay una revisión de la historia de Jumilla. Entiendo que el Sr. Galea ha abierto un debate que debe analizar el porqué la comunidad docente y científica jumillana, si es que la hay, se ha mostrado y muestra tan indiferente ante un tema que como es. La Historia de Jumilla.
    Un saludo

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero