-->

Paradojas de la vida 27 ene. 2014 11:50 Plácido Guardiola Jiménez

«Paz, pobreza y Hacienda pública»


Ojeando los medios este fin de semana me resultan chocantes y paradójicas algunas de las noticias con las que tropiezo. No deja de asombrarme que en ocasiones, la realidad supere con creces la imaginación más desbordante.
El domingo a la hora del Angelus, el Papa Francisco soltaba una paloma desde el balcón del Vaticano como símbolo de paz ante los sucesos que están acaeciendo en Ucrania. Nada más remontar el vuelo esta ave mensajera de la paz, fue atacada por una gaviota que andaba en las inmediaciones persiguiéndola sin cejar en sucesivos ataques y agresiones.
También este fin de semana concluía en el pueblecito suizo den Davos, el foro mundial sobre la economía. Allí, la créme de la créme formada por magnates, poderosos y multimillonarios acababan de llegar a la conclusión de que es preocupante el progresivo deterioro de las clases medias y el empobrecimiento general que se observa en el planeta. Seguramente para hacer más digerible el mal trago que se anunciaba en los informes presentados, los asistentes tomaban champagne de 311 euros la botella o endulzaban sus gargantas con vasos de zumo de naranja a 80 euros; presupuesto con el que muchas familias pasan un mes o incluso varios según el país del que se trate.
Finalmente el astrofísico Stephen Hawking, acaba de publicar un artículo en el que pone en duda la existencia de agujeros negros según la cual nada, ni siquiera la luz, puede escapar de él. Sin llegar a entender los difíciles vericuetos de la física cuántica me parece que Hawking está en lo cierto, los agujeros negros tal y como los veníamos entendiendo no existen y es posible que de ellos puedan escapar energía y materia. La prueba más palmaria de la nueva teoría de este científico la tenemos en el agujero negro de nuestras finanzas públicas, donde desde el yerno del Rey hasta el concejal de obras del pueblo más recóndito del país, pasando por partidos políticos y sindicatos han logrado dejar escapar para su financiación y lucro personal millones y millones de euros.
Por todo ello y, a pesar de los pesares, ni hay mensajeras de la paz, ni preocupación por el empobrecimiento ni es verdad que los agujeros negros lo retengan todo.

__________________________
Saber más:

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero