-->

La III Republica 16 abr. 2013 15:28 Plácido Guardiola Jiménez

«A vueltas con nuestras nostalgias»




El pasado 14 de Abril, como viene siendo habitual, muchos ciudadanos se manifestaron en Madrid a favor del advenimiento de la III Republica. Lo nuevo esta vez fue que la presencia en esta manifestación era mayor que otras veces. Como si el sentimiento republicano hubiese prendido en la mente de muchos españoles ante el deterioro actual que sufre la monarquía. Sobre los sistemas políticos nada tengo que decir, ni siquiera yo mismo sabría decir si me inclino hacia un Estado republicano o monárquico, pues hay grandes republicas y las hay también bananeras. Igual ocurre con las monarquías, las hay que han dado origen a grandes países con gran dosis de libertad, democracia y servicios sociales, a la vez que en otras partes han derivado en tiranía. Por tanto, ni uno ni otro sistema me dice nada en abstracto, todo depende del tipo de república o de monarquía de la que se trate.
Nuestra experiencia con las dos repúblicas que hemos tenido en nuestra historia no ha sido buena precisamente, la primera derivó en el cantonalismo y la desintegración del sentido nacional; la segunda , nos condujo a una guerra civil (al margen de la sublevación militar), pues con la segunda republica pocos fueron fieles. La izquierda más radical y el PSOE de largo Caballero porque vieron en ella lo decía Lenin de las repúblicas democráticas: «son el camino más directo para la instauración de la dictadura del proletariado»; y los menos radicales, por consentir que el Estado de Derecho que representaba terminase consintiendo el desorden, la quema de patrimonio y el asesinato de sus diputados. En definitiva, hemos tenido nefastos periodos monárquicos en nuestra historia, pero republicanos, los dos que hemos vivido.
En cualquier caso el debate hoy no es si republica o monarquía, sino como remediamos esos más de seis millones de parados, que país ofrecemos a nuestros hijos y qué futuro aguarda a nuestras pensiones. Ese es el debate de hoy y esas son los problemas que debiéramos debatir. Si alguien cree que la III Republica es capaz de solucionarlos mejor que la Monarquía que me lo explique y sobre todo que explique qué III Republica quiere, Presidencialista como la francesa o americana, o de qué tipo, en función de ello me apuntaré o no al carro.
El ejercicio de reivindicar la III República en abstracto, me parece nostálgico, ocioso y sin sentido en este momento, tenemos cuestiones más graves de las que ocuparnos. Pero si hay que debatir, hagámoslo, empezando por definir ¿Qué tipo de Republica queremos, bajo qué tipo de Estado y cómo entendemos el futuro de este país?
Aunque insisto, me da igual que el gato sea pardo o negro, lo importante es que cace ratones, pues la despensa la tenemos vacía.

7 comentarios :

  1. Ondear la bandera tricolor se ha convertido en un gesto de protesta, simplemente; porque ningún partido político quiere hoy plantear el debate a favor de la república ni hay presión ciudadana (?) en tal sentido.
    En todo caso, los treinta años monárquicos del PPSOE nos han llevado a un cantonalismo y a una desintegración del sentido nacional que exceden en mucho a los de los federalistas de la primera república.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que llevas razón, especialmente en tu afirmación de la desintegración nacional actual, el problema es que quienes revindican hoy la república con la bandera tricolor no proponen un modelo claro más allá de viejas nostalgias. Independientemente de la forma que le demos antes deberíamos definir que modelo de nación y Estado queremos ser.

      Eliminar
  2. Es que la transición se cerró en falso y con el tiempo han salido los problemas: 1) nadie nos ha preguntado por si queremos monarquía o no. 2) quiero una bandera para todos, no la "impuesta" rojigualda ni la tricolor, otra, como los sudafricanos hicieron o los británicos con su union jack 3)y un himno común, no el "impuesto" himno monárquico.
    A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo en que se cerró en falso, en que debemos reformar un texto que ha cubierto su papel y etapa; pero dudo el que aun cuando se nos consulte sobre los temas que apuntas, seamos capaces de sentirnos participes unánimes de un himno, bandera y nación. Comienzo a temerme que, nuestro carácter, quien mejor lo ha entendido es IKEA: «La republica independiente de mi casa»

      Eliminar
  3. Anónimo22/4/13 0:31

    Todos los partidos políticos relevantes y la gran mayoría de los españoles, en el referendum constitucional, se pronunciaron a favor de la monarquía y de la bandera roja y amarilla.
    La union jack se creó en 1801, todavía en la época del antiguo régimen.

    ResponderEliminar
  4. Siento disentir, en primer lugar hoy vive más gente que no votó la constitución que los que sí lo hicieron. Pero siendo éste un tema trivial, la cuestión es que se optó por un mal menor impuesto por leyes del régimen en un momento en el que unos tragaron por el bien común y otros, años después, se están aprovechando de ese trágala para ir más allá del acuerdo de concordia entre todos. Es decir: "yo no reclamo república si vuestro jefe de estado no se mete en política y se está quieto".
    A.

    ResponderEliminar
  5. Las leyes que una generación aprobó pueden ser impugnadas por las generaciones siguientes. Pongámonos a ello. Ojalé seamos muchos los que defendamos la reforma de la Constitución.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero