-->

España tiene un sólo problema, el paro 4 dic. 2012 19:16 Plácido Guardiola Jiménez

«Primero el paro, después el paro y más tarde el paro»




Tenemos un problema, después otro y más tarde el mismo, y este no es otro que el paro. Hoy se daban a conocer las cifras del paro correspondiente al mes de noviembre, mes que desde siempre, tiene un mal comportamiento en lo que al empleo se refiere. Pero el dato de hoy supera con creces el peor registro desde 2008 con 74.296 personas más siendo el cuarto mes consecutivo en elevar el numero de desempleados hasta los casi cinco millones en nuestro país.
Mientras tanto, todos Gobierno, Oposición, sindicatos y opinión pública andamos arrojando balones fuera,discutiendo, seguramente problemas importantes, pero ninguno de la magnitud y gravedad de este. El Gobierno obsesionado con el déficit público, ya no sabe que recortar, que impuesto subir y por donde obtener ingresos sin pensar en reducir los gastos (el aparato político y administrativo del Estado). Entre tanto, la oposición enzarzada en echar en cara al gobierno la destrucción del Estado del Bienestar que tuvimos a coste del derroche. Los sindicatos van por su segunda huelga general, no por el empleo, sino por lo mismo los recortes y la prensa y los medios de comunicación dándole vueltas a la privacidad de la educación, la sanidad o el cierre de la dependencia.
Todo será importante, sin duda, pero como no pongamos remedio al desempleo, como no comencemos a ponerle solución, creando riqueza en este país, no tendremos solución. Primero hay que crear riqueza, después discutiremos como repartirla. Sin trabajo, sin riqueza, no hay impuestos ni cotizaciones, por tanto, no terminaremos con la falta de ingresos del Estado y tendremos que hacer no ya recortes en la sanidad y la educación; sino cierres definitivos.
El problema ahora en educación, sanidad, pensiones, déficit, en todo... Es el mismo, que no hay quien trabaje, produzca y pueda pagar, de los más de 47 millones de españoles que somos, algo más de 17 millones trabajan y hay que mantener y educar a los 3,8 millones de menores de 15 años amen de pagar pensiones a más de 8 y sostener el subsidio de los parados. ¿Pero alguien cree que esto se puede sostener por más tiempo?
Es cierto que el empleo no lo crea el Gobierno, la oposición, los sindicatos ni la opinión pública; no cabe duda que el empleo lo crean los empresarios. Pero los demás deberíamos ponernos a trabajar para crear las condiciones necesarias que animen a estos a emprender; sin embargo hacemos precisamente lo contrario. El gobierno asaeteando con impuestos para cuadrar unas cuentas imposibles si no crea empleo, la oposición con pidiendo en sostenimiento de viejas ínsulas sociales, los sindicatos brazo social de los partidos de oposición con la misma cantinela y nosotros la opinión pública quejándonos de lo mucho que hemos perdido.
Deberíamos empezar todos a mirar para delante, preocuparnos de esos millones de jóvenes que hoy tenemos en la calle unos sin terminar la ESO que tras el cierre de la construcción están en casa de papa. Los otros, los bien preparados, mandando sus curriculums a Alemania, Inglaterra o Canadá. Los mayores con el miedo en el cuerpo por si mañana son ellos quienes engrosaran esta luctuosa lista de parados.
Deberíamos pues estar formando a quienes tienen todavía 30 años de vida laboral por delante y sólo sabían mover ladrillos. Deberíamos reestructurar nuestro modelo productivo, crear las condiciones laborales para que venga de nuevota inversión, mimar el poco tejido productivo que nos queda… Sin embargo aquí, todos estamos en otra cosa.

8 comentarios :

  1. Hay parados porque no hay empresas.
    ¿Por qué no hay empresas? La respuesta es compleja,pero creo que la sociedad española debe revisar sus prejuicios y actitudes ante la función empresarial

    ResponderEliminar
  2. Estoy bastante de acuerdo con todo, especialmente con el último párrafo que, por cierto, ¿sabes a quién le toca hacer eso, no? A la gente, porque ningún gobierno va a mover un dedo al respecto (les preocupan demasiado los votos).
    Sólo hay una cosa con la que discrepo: el paro. El paro no es un problema, el paro es una consecuencia, de un problema más fundamental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿Consecuencia de qué Miki? ¿Cual crees que es el problema fundamental?

      Eliminar
  3. El problema fundamental es la globalización y la deslocaliazión de las empresas buscando costes laborales bajos. El capitalismo se construye a base de la desigualdad. Nosotros somos o hemos sido ricos a costa de otros que seon pobres. Podemos comprar camisetas a 5 euros y zapatos a 20 pues hay paises donde los trabajadores cobran 1 euro al dia. Yo si fuese empresario y si mi objetivo fuese el hacerme rico ( no olvidemos que un empresario no es una ong ni un tiene estatus de agencia dinamizadora de la economia..Un empresario es alguien que quiere ganar dinero usando las reglas del juego existentes o bien los que no tienen escrupulos saltandoselas) deslocalizaria mis empresas hacia paises donde con mi tecnologia pudiera fabricar muy bárato paral uego venderlo en europa muy caro. El problema es que si no hay clase media que pueda comprar al final el sistema va a colapsar y ya esta dando signos de ello. Yo propongo la vuelta de los aranceles para gravar productos de terceros paises que compiten en otras condiciones. Pedro Martínez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, la globalización y deslocalización son factores que sin duda influyen; pero recuerda que esos factores son iguales para todos los países de la UE; sin embargo ninguno alcanza las cifras de paro español ni siquiera Grecia, Italia o los países del Este. Por tanto, algo mal estaremos haciendo, además de lo del ladrillo, pues burbuja inmobiliaria también la ha habido en otros como Irlanda

      Eliminar
  4. El problema fundamental y la causa del desempleo en España es el tradicional desprecio aristocrático a la actividad comercial o empresarial. Esta misma actitud es reproducida y reforzada por la izquierda ideológica, para la que la actividad empresarial es menospreciada frente a la cultura, la ciencia, la política o el servicio al Estado. Si a ello añadimos el intervencionismo que practican de consuno nuestras diversas administraciones públicas, tenemos ya completo el cuadro de nuestro raquitismo empresarial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón ese sentimiento es especialmente predicado por la izquierda, pero seguido en general por todo el mundo y, efectivamente, eso nos hace mucho daño. Aquí nadie quiere ser empresario.

      Eliminar
  5. Efectivamente,Plácido, aquí pocos quieren ser empresarios porque es una actividad de alto riesgo y mal considerada. El sociólogo Emilio Lamo de Espinosa, entre otros, ha analizado bien este problema.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero