-->

Hablar por hablar 21 may. 2012 10:16 Plácido Guardiola Jiménez

«Si hay que hablar se habla; pero hablar para nada»



En ocasiones, tengo la sensación de que por más que me empeñe, por más que desee que las cosas sean de otra forma, que nuestro destino discurra por derroteros distintos a los que trascurre… Todo intento es vano, y las cosas suceden como tienen que suceder.
Pero los seres humanos vivimos con el afán de que nuestra acción puede transformar el mundo y que uno en una pequeña e ínfima cuota puede contribuir a cambiarlo por otro más deseable o que cree mejor. Seguramente ese convencimiento personal es nos que nos conduce a diario a realizar acciones sobre la esfera de lo público que no reportan, en principio, beneficio particular o privado.
Quizá también esta forma de obrar este movida por ese plus de vanidad humana que todos tenemos. O si lo prefieren retiro lo de vanidad si me admiten que todo ser humano necesita ser reconocido, dejar su huella para la posterioridad en este camino de la vida que somos conscientes es finito y corto.
En definitiva, sea por la razón que fuere, nos esforzamos en participar y opinar acerca de lo que en el fondo cada uno de nosotros ve como mejor y deseable en la organización de la vida social y política. Yo mismo lo vengo haciendo en este blog va para tres años y, créanme, a veces no puedo evitar el pensar sobre los motivos que me impulsan a ello.
En otros momentos, como el que atravieso estos días, lo hago sobre el destino, finalidad y alcance de ello. Es entonces cuando me asalta la duda de si la palabra (la única herramienta legítima para participar en el ámbito de lo público), sirve realmente para algo. Otras en cambio, temo que la palabra sea más peligrosa que las armas de fuego y, en ocasiones, me pregunto si no caerán en el más absoluto vacio. Si no serán arrastradas por el viento hasta los confines del desierto sobre una de cuyas dunas nos hemos encaramado para gritar al mundo: «no es esto, no es así».
Ahora me pregunto si lo que hacemos, en lo que ponemos tanto esfuerzo y anhelo no es sino hablar por hablar, si  hablo porque hay que hablar; pero hablar para nada…

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero