-->

Treinta años no son nada 26 mar. 2012 11:52 Plácido Guardiola Jiménez

«Mi particular analís político» 



Como diría Gardel en su celebre tango Volver: «...es un soplo la vida, que veinte años no es nada...» Pues si veinte no son nada, treinta, apenas alcanzan a ser un poquitin, de ahí que anoche en Andalucía, el partido que ganó las elecciones en realidad no ganara nada, como tampoco nada perdió el perdedor.
Aunque nunca sabremos los motivos de cada votante para depositar su voto en la forma que lo hizo, hoy no faltan los análisis políticos. Seguramente todos muy justificados. Desde los que explican el resultados en términos de Andalucía optó por más izquierda, hasta los que magnifican una victoria histórica del PP en aquel territorio. Explicaciones las hay para todos los gustos, que cada cual se sirva la que guste pues, en todas ellas, hay análisis fino. En primer lugar, que fue un acierto de Griñan aplazar las elecciones y desligar éstas del justo castigo a Zapatero, de haberse celebrado entonces el descalabro del PSOE hubiera estado garantizado.
En segundo lugar, que comienza a pasarse la factura al PP por las reformas anunciadas y también por el arriolismo (seguir los consejos del cauto asesor Arriola), que ha conducido a su partido en aquella comunidad, a hacer una campaña plana, limitándose a verlas venir y que el adversario cayera ante la vorágine escandalosa de la corrupción y los eres. Tampoco falta razón a quienes piensan que, en España, no castigamos la corrupción y premiamos a quien la propicia (clara referencia a Valencia y ahora Andalucía).
Sea como fuere, el resultado nos afecta a todos, lo hace tan en gran medida, que debería preocuparnos mucho en estos momentos de crisis severa. El resultado de anoche va a condicionar en gran medida la puesta en marcha de las medidas de austeridad del Gobierno y su credibilidad en el exterior. Esta misma mañana New York Times titula que el Gobierno de Rajoy no se hace con el Sur de España, dando a entender que no lo va a tener fácil en la puesta en práctica de sus reformas y, la bolsa española, está siendo la más castigada de Europa, mientras yo escribo éstas líneas. Ya veremos lo que hace la famosa prima de riesgo en los días venideros.
Andalucía, la tierra mágica que cantara Lorca, es mucha Andalucía. En primer lugar por su enorme peso relativo en el conjunto nacional, después porque es la autonomía cuyos índices de desarrollo humano son los peores del conjunto nacional. Una tierra donde uno de cada tres asalariados que trabaja lo hace en el sector público, la que mayor impacto del paro tiene, donde en estos treinta años de Democracia, la solidaridad nacional ha restituido con creces la tan cacareada “Deuda histórica” con ella. Se ha invertido en Andalucía la mayoría de los superávit del Estado y la mayoría de las ayudas venidas a través de los fondos europeos; sin embargo, aún con todo ello, no ha servido para sacarla del lugar de postración en el que se encontraba y encuentra.
Que quieren que les diga, dentro de que da igual lo que uno elija en el dilema PPSOE, el seguir anclado en los mismos que, tras treinta años de gestión, han conducido a ésta comunidad a lo que los datos dicen, me parece cuando menos una temeridad y merecería de todos una reflexión acerca de nuestro carácter.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero