-->

Los toros, un bien cultural 23 abr. 2011 10:26 Plácido Guardiola Jiménez

«Un país de penitencia»


Nuestros vecinos los gabachos han declarado la fiesta de los toros como un bien cultural a proteger. Eso, cuando sus vecinos españoles más cercanos, los de la comarca catalana, los acaban de prohibir. Tiene guasa la cosa aunque es verdad que España y Francia, especialmente la Francia más meridional, comparten esta vieja tradición de origen griego y mediterráneo, el comportamiento de sus ciudadanos es bien distinto. Todo ello a pesar de que sea en nuestro país donde mayor implantación, difusión y tradición taurina se conserve.
Mira por donde, nuestros vecinos del otro lado de los Pirineos lo declaran patrimonio inmaterial francés, como sus quesos, el champagne, etc. En España, por el contrario, estamos enfrascados entre las viejas aldeas y terruños con aquello de: Quítame allá esas pajas. Tanto, que no basta dejar que la libertad y afición de cada cual decida si quiere ir o no a los toros. No, aquí somos más papistas que el papa, más revolucionarios que el Che y más progres que el coche cuántico. Aquí, hemos pasado de burrear con el novillo en la plaza del pueblo a rasgarnos las vestiduras porque todavía un hombre se pone delante de la bestia a jugarse la vida, en un arte que como todos las artes, es tan efímero como inútil.
Claro, éstas cosas explican a la larga porque unas naciones tienen eso que ellos denominan grandeza y otras, en cambio, decadencia.
Pero somos así ¡Qué le vamos hacer! somos un país de penitencia y flagelación y con los toros, los nacionalismos, nuestras renuncias, nuestras negaciones… nos flagelamos cuanto nos viene en gana.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero