-->

La banca siempre gana 28 ene. 2011 08:21 Plácido Guardiola Jiménez

«Con las cartas marcadas»


Ayer nuestra colaboradora la Guardacasera, con el acierto que le viene caracterizando, dedicaba en El Rendrijero su artículo bajo el subtítulo de A robar, a Sierra Morena , a la sentencia de un juez navarro acerca de una hipoteca del BBVA. Ayer mismo también, varios medios de comunicación nacional se hicieron eco de esta noticia, entre ellos, Onda Cero con el programa matutino Herrera en la Onda. En general, los ciudadanos de a pie oyentes del programa, “Los Fósforos”, llamaban entusiasmados con la sentencia en el sentido que comentaba nuestra articulista, contaban alguna truculenta experiencia en sus vidas con los bancos y sus créditos hipotecarios. Herrera, por su parte, ilustró el programa con expertos en Derecho hipotecario acudiendo a dos catedráticos de la Pompeu Fabra.
En resumen, estos dos catedráticos expertos, coincidieron en que dicha sentencia es un disparate y que, aunque nos puede parecer justa en este caso particular, tendrá efectos muy negativos para todos en el futuro. Por cuanto:

  • En estos momentos de crisis, retraerá todavía más el crédito bancario que no fluye a las familias que lo solicitan.
  • A la larga encarecerá más los créditos que solicitemos pues el banco querrá cubrir mejor sus riesgos.
  • No es justo, ni serio aplicar un marco normativo a contratos que se hicieron bajo otro anterior sujeto a distintas normas.
Aun a sabiendas que todo ello es cierto y, no cabe duda, que dichos efectos pueden ser previsibles si la sentencia comienza a generalizarse. También cabe preguntarse por qué si algo está mal, funciona de forma antisocial, no lo cambiamos. Las crisis tienen de bueno que cambian los sistemas, aprovechemos pues la actual para cambiar en el futuro el marco normativo que regula la actividad bancaria. En este sentido, no se entiende porqué si la banca es una empresa, como otra cualquiera, cuya base de negocio se basa en vender y comprar dinero hay que:
  • Acudir con fondos públicos a su rescate para evitar su quiebra.
  • Permitirle que conceda créditos en tiempos de bonanza por el 120% del valor hipotecario del bien o sin las garantías suficientes. Cuando va mal los niegan, aun con todas las garantías, asfixiando de este modo a familias y empresas.
  • Permitirle que si tasa un bien en el momento de hacer el préstamo, posteriormente quiera hacer otro nuevo con criterios distintos. ¿Acaso esto no es cambiar el marco normativo y contractual?.
  • Permitirle que ejecute hipotecas donde tras el pago de más de un 80% de la misma, se queda con el bien hipotecado sin resarcir al deudor ni un euro.
¿Qué riesgo corren entonces los bancos? Ahora, comprende uno aquello de que oía de niño de que «La banca siempre gana». ¡Y tanto! Con éstas reglas, mejor dicho, «con las cartas marcadas», siempre ganará.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero