-->

La Artesa IV 10 nov. 2010 19:44 JUMILLA-BLOG

«Amasando más crisis»

Parafraseando a Bertolt Brecht: primero quebraron las empresas, y no me importó porque yo no era empresario. Después quebraron los bancos, y tampoco me importó porque yo no tenía ahorros. Ahora estoy yo en concurso de acreedores, ahora ya es demasiado tarde.
Tenemos, con frecuencia, la certidumbre de que ciertas cosas sólo les pasan a los demás. Hoy, muchas familias lo están pasando mal. Muchas empresas, también. Pero lo que no imaginábamos era que a Jesucristo le rezaría alguna cofradía jumillana, para que repitiera el milagro de los panes y los peces, pero con euros, para hacer frente a los acreedores.
Yo creo que Jesucristo no se va a meter en esas cosas, máxime cuando en su caso, él no sabía que se iban a presentar tantas personas a comer, y tuvo que improvisar el milagro. Al contrario, la cofradía si sabía donde se estaba metiendo con sus gastos.
De todas formas, los acreedores terrenales son muy tozudos y quieren cobrar.
Cuando quiebra un banco, lo rescata el Fondo de Garantías, y cuando lo hace una empresa se hace un "concurso de acreedores", pero, ¿y cuándo suspende pagos una Cofradía? Yo creo que debe ser la Iglesia, el obispado por ejemplo, el que se haga cargo del rescate.
Claro que, el rescatador se queda con los bienes, y esto habría que tenerlo en cuenta. Porque ¿dónde empieza el patrimonio cultural, el que debe pertenecer a los ciudadanos, el que, como el cariño: ni se compra ni se vende, y dónde comenzaría ese otro patrimonio con el que se puede comerciar?
Misterios. Milagros. Tragedias. Tiempos de amasar crisis y deudas.
También puede haber otra salida: que alguna Caja de Ahorros dé un préstamo para liquidar las deudas. Y a ellos, si cabe, quizá se les podría decir aquello de: “que Dios te lo pague".

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero