-->

Viva la Crisis 9 ago. 2010 12:16 JUMILLA-BLOG

«Lo que queda por recortar»

Desde hace algunos años, distintas Administraciones públicas estaban desbocadas (como tantos ciudadanos), gastando sin cálculo. Si le preguntabas a cualquiera, te decía que eso no podía seguir así. Ese mismo paisano compraba un piso de 30 millones de pesetas un mes después. Ayuntamientos y CC AA prometían hacer un “puente para el río” (si hacía falta , se haría el río también). Televisiones autonómicas (nido de amiguetes y gestión de contrapartidas), asesores por doquier (algunos ni asesoraban tras ser nombrados: ¡como no les preguntaban ya!). Alcaldes, Consejeros, Directores Generales y demás personajes, se hacían con su corte de “sirvientes”.
Viene la crisis y se empiezan a podar los desmanes: menos asesores, fiestas ajustadas a presupuestos razonables, las Comunidades Autónomas tienen que devolverle al Estado más de 20.000 millones de euros que aquella les adelantó (y estas no quieren hacerlo ya, como pactaron), etc.
“Viva la crisis”: nos está metiendo en cintura. Pero sigue sin dar nadie el paso decisivo, el que tiene toda la lógica del mundo, en mi opinión, el de eliminar los gastos innecesarios, por ejemplo las televisiones autonómicas. Solo con eso se eliminaba todo el décifit público en un año, que no es moco de pavo. ¿Cuántas miserias habrá que pasar para que algún partido político prometa meter la tijera a esos gastos inútiles para los ciudadanos? (aunque muy útiles para el partido que gobierna en esa Comunidad). ¡A ver si alguien recoge el guante! Si, para que lo tachen de ingenuo. Es que se reirían de la propuesta, y encima no ganaría las elecciones. ¡Con lo bien que estamos con la Copla, con los Toros, con La Esteban,..! Mira, no te compliques la vida, saca la pandereta y toca la misma, incluso más cargá de bombo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero