-->

La sociedad Fliki 6 ago. 2010 13:03 Plácido Guardiola Jiménez

«Cutre de luxe»
Seguramente nadie ha contribuido en mayor medida al desarrollo de la cutrez social que la reconocida y famosa serie de los Simpson, bien es verdad que a ello también han ayudado célebres películas como la saga de los Torrente, o inconmensurables programas televisivos donde personas anónimas sacaban a la luz pública sus vergüenzas más intimas.


No afirmo con ello que los Simpsons sea una buena o mala serie, pues las cosas no son buenas o malas per se, sino respecto a otras. Lo curioso de esta serie no esta en ella misma, ni en el desenfadado humor de sus guionistas, lo realmente curioso está en nosotros mismos. ¿Por qué puñetas nos parece entrañable un personaje que es un irresponsable en su trabajo, pone cada día en riesgo de holocausto a la ciudad de Springfield, se pasa la vida en el sofá ingiriendo cerveza, con los amigotes en el bar de Mous y es un perfecto desastre? Cuesta creer que recoger sobras por los bares pasarlas por la minipimer y darle semejante papilla a un padre inválido resulte gracioso; pero así ocurre en Torrente. Donde, dejando al margen la magistral interpretación de un Tony Leblanc en silla de ruedas, la inutilidad, guarrería y el recalcitrante conservadurismo de este seudo policía del Atlético, funciona a la perfección y nos hace gracia. Parece asombroso que ser un gamberro que no da ni chapa y dice vaguedades como: «Multiplícate por cero» pueda constituir un modelo a imitar, un personaje «Guay». Puede parecer inaudito, pero es.
La cuestión es que cuando socialmente lo cutre lo elevamos a la categoría de modelo, simpático, gracioso, divertido, guay… cuando hacemos esto, algo debe estar pasando en nosotros mismos.

2 comentarios :

  1. La satira social ha existido siempre en la cultura occidental y siempre existirá. En una cultura globalizada, Los Simpsons son un buen exponente de dicha sátira social, exportable ademas a buena parte del globo. ¿Qué son si no "el buscón", "el lazarillo", partes enteras del "Quijote" o las obras de Moliére (entre miriadas de otros ejemplos)? No digo que los Simpsons esten a la altura de dichas obras inmortales, pero cumplen el mismo papel. La crítica social es un ejercicio saludable y todas las sociedades medianamente humanistas la han llevado a cabo, es una valvula de escape de la sociedad, tanto como el deporte, la tradición o la religión.

    Creo que otras culturas donde la denuncia social es prácticamente inexsistente y reina bien el dogmatismo religioso o politico (y quien quiera entender que entienda) son bastante mas pobres precisamente por no contar con susodicha via de denuncia o escape.

    Tampoco me parece comparable Los Simpsons a Torrente, que aun en parte teniendo este tintes de satira social, no deja de ser un estereotipo grotesco de lo peor que podemos encontrar en la fauna celtiberica.

    La crítica social no deja de ser una forma de reirnos de nosotros mismos y de nuestros defectos, ¿Y como no hacerlo en una sociedad descreida y sin valores? ¿Como no hacerlo cuando no cunde el ejemplo entre quien debería cundir? Cuando los gobernantes se dedican al choriceo rampante, la demagogia o solo se preocupan de conservar su cargo a toda costa.

    Los Simpsons ni son ejemplo de nada ni modelo de conducta a seguir, de hecho es una serie para adultos y no deberia emitirse en el horario que se hace, pero cumplen su papel con gracia y maestría.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/9/10 11:21

    la cutrez, como todo, se aprende. es mas facil ser cutre que no serlo.Además de ser mas moderno. así como , es mas facil no saber escribir y escribir con faltas de ortografia y hacerlo ver como que es lo último de lo último en sms. (ahorrar espacio y tiempo vale, pero, por qué poner con h algo que no la lleva. ¿es para abreviar?.
    eso de que consigamos una sociedad con mas nivel europeo y para ello bajemos el liston para todos y así tendremos mas titulados, e incluso si eso falla. aunque suspenda en examenes , que pase de curso, no vaya a ser que se nos traumatice. etc. etc. así tendremos una sociedad cutre de la buena. como ya tenemos.
    hay muchas series de televisión que no son para niños, por ello simplemente no deben verlas. no sabran asumir lo que ven y lo mal entenderan. (lease los simson).
    igual que a un niño no se le puede dejar delante de la televisión sin mas. hay que controlarle lo que ve.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero