-->

LAS MALAS AGUAS 6 ene. 2010 10:44 Bartolomé Medina

Como tantos jumillanos por estas fechas, realicé anteayer una escapada a la capital del Reino Taifa para comprar algunos de esos artículos que bien podría adquirir uno en su pueblo con algo de esfuerzo y termina llevándose de Murcia. Sonaba durante el viaje una emisora murciana en la que entrevistaban a un ciudadano (digo bien, no aldeano), de La Alberca. Al buen hombre le preguntaron por los servicios de su pedanía y se despachó a gusto (peores carreteras, peor autobus urbano, peor atención...). Sostenía que todo era para Murcia Centro y que las pedanías estaban totalmente olvidadas "como si estuvieran a más de media hora de camino", es decir, que daba por hecho que si vives a más de treinta kilómetros de Murcia no tienes derecho a ser recordado. La locutora le preguntó, para finalizar, qué deseo pediría a los Reyes magos, y el aldeano (y digo bien, no ciudadano) respondió que deseaba "que no lloviera más en Murcia", puesto que estaban construyendo la piscina de La Alberca en el cauce de la Rambla de Los Cantos y si bajaban las aguas podría estropearla. Yo pensé en ese momento que la locutora le daría un pequeño tirón de orejas al inconsciente aldeano por poner por delante de nuestra conocida falta de agua el interés particular del urbanismo irresponsable. Pues no; la señora, muy profesional, reconoció que llevávamos unas semanas de mucha lluvia y que ya estaba bien; ¡y reiteró el deseo del pedáneo! Tras este susto radiofónico llegó el pan nuestro de cada día, con los horrorosos atascos a la entrada de la urbe que todos conocemos.
Aquí viene la reflexión.
Me parece a mí que es más que evidente la extraña relación que el murciano tiene con el agua, sobre todo por el problema de las avenidas, que se traduce en dichos como "por mi viñica", que desea el agricultor si llueve bien y "por la del vecino", si apedrea. El agua es mala y buena a la vez, lo que crea una extraña esquizofrenia que ha pasado a las urnas. Tenemos media vida en la poltrona del Reino Taifa a un señor, un tal Valcárcel, cuyo eslogan repetido hasta la saciedad en los últimos años ha sido "Agua para Todos". Curiosamente, cuando coincidió su gobierno con el de José María Aznar, desde el lejano 1996 al 2004, ninguna pancarta o invectiva apareció en el Reino Taifa a favor del agua. Y se necesitaba. La paradoja es que los murcianos han seguido votando con religioso y creciente fervor a un tipo que, a pesar de que supuestamente era prioritario, no ha traído en catorce años ni una sola gota de agua extra a la región, ni una sola que no se recibiera antes de gobernar él. Más paradójico -y lamentable- será que el tío se vuelva a presentar en 2011 y que vuelva a ganar a pesar de que hasta sus propios compañeros de partido le nieguen el Tajo-Segura en Castilla-La Mancha. Sólo caben dos explicaciones posibles: o el electorado murciano es completamente estúpido, o es que realmente a Murcia le interesa un huevo el agua, a juzgar por las declaraciones de sus ciudadanos. Lo cierto es que nos hemos acostumbrado tanto a vivir del cemento rápido como a esperar que el agua al murciano le tiene que venir necesariamente de fuera (que le llueva al vecino y me la traiga, y aquí que no llueva, que baja la rambla). La verdad es que visto así, esto parece una película de Woody Allen sobre las repúblicas bananeras.
Por no hablar de la política en comunicaciones, según la cual todo tiene que pasar necesariamente por la capital, aunque eso signifique atascos monstruosos y perdida de desarrollo comarcal. De eso sabemos mucho los jumillanos. Al final, es lo mismo de siempre: lo que impota es que cuatro señores del centro de Murcia (ya sabemos que las pedanías están sólo para chuparles la sangre) hagan su particular agosto a expensas de comarcas desestructuradas, mal comunicadas entre sí, cuya única esperanza, descartada el agua agrícola, era el cemento rápido. Como tampoco podemos ya vivir del ladrillo sólo queda nuestro Regalo de Reyes: Murcia ha sido la Comunidad Autónoma que más empleo ha perdido en España. Tan panchos. Luego vas y se lo cuentas a Zapatero, mientras con la otra mano votas a Valcarcel. Felices Reyes Magos.
Los políticos murcianos merecen el voto en blanco en la Comunidad Autónoma.

3 comentarios :

  1. Anónimo8/1/10 13:32

    mi muy aldeano bausan. deseo recordarte que de el gobierno aznar se aprobo un plan hidrologico que beneficiaba con mucho a la region, incluso, incluia proyectos de riego para la zona del altiplano por medio del conocido acuifero de villena canalizando el agua a traves del termino de arriba despues de pasar por yecla, los que seguimos ese proyecto pensabamos que podria llegar agua a jumilla. te recuerdo querido ciudadano que el plan se derogo gracias a, entre otros tu voto el señor zapatero, que le prometio a cataluña, aragon, castilla la mancha,que no iba a haber plan hidrologico quiza el electorado murciano seamos ESTUPIDOS pero lo que somos los que no votamos PSOE intentamos ser practicos, vosotros sectaristas,y desconocedores de la verdad que curiosamente no es la que bausan cuenta. Tambien te quiero recordar que fue zapatero el que mintio hace año y medio sobre la crisis y el pleno empleo, tal vez los estupidos fueron quien creyeron en el y en el fenomeno sobrenatural de la alineacion de los planetas y por favor si eres jumillano eres ciudadano y no aldeano. Deja de hacer honores a tu seudonimo

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que se publique este comentario porque me da pie a explicar algunas cosas que quizá hayan quedado incompletas por no cargar en exceso la entrada. Debo responderte, ciudadano anónimo, que no entiendo de donde has sacado la idea de que un servidor sea votante del PSOE, cuando al final del artículo pido el voto en blanco para todos los políticos regionales sin excepción, porque estoy convencido de que NINGUNO de los miembros influyentes de la asamblea regional ha estado a la altura en el tema del agua. No digamos los no influyentes, que se limitan a alzar la mano cuando se lo ordenan. En España, aunque el bipartidismo triunfante lo oculte, hay más opciones de voto que los dos grandes. Entre ellas, el voto en blanco, que quiere dejar claro que si uno es malo, el otro no tiene porqué ser mejor. No me hagas responsable del giro electoral de hace dos legislaturas. En cuanto al Plan Hidrológico, es cierto que no lo nombré por centrarme más en estos últimos años, pero tengo claro, y más ahora con la que está cayendo, que una obra faraónica de tal magnitud, que hubiera necesitado años y años de obras y millones, paradas continuas por recursos y obstáculos de los descontentos, no hubiera dado los frutos que los ciudadanos, esperanzados porque no se les dio otra donde agarrarse, deseaban. Si al final el agua hubiera llegado a Jumilla, o en general a Murcia, a través de las distintas vías que entonces se barajaron, lo cual repito, era altamente improbable, su precio, ya se dijo en su día, hubiera sido prohibitivo. La solución, como en tantas cosas, hubiera venido de potenciar acciones consensuadas de varios tipos, combinar desalación, trasvases y aptimización de los regadíos de zonas donde claramente se derrocha (léase Castilla-La Mancha), en vez de liarse la manta a la cabeza en un proyecto descomunal con pocos visos de éxito. En todo caso, y ya que pides que se sea práctico, lo que comprendo perfectamente, es que nada de eso ocurrió, y tenemos que pensar en situaciones reales, y no en suposiciones.
    Quiero que quede claro que la base de mi argumentación sigue siendo denunciar que los políticos, unos u otros (aquí se llama Valcárcel), sigan utilizando el agua como arma arrojadiza y no hayan sido capaces de lograr un acuerdo nacional, mientras que muchos ciudadanos (aldeanos) incluso de nuestra región, verbigracia el tío de La Alberca, siguen sin saber el valor real del elemento agua.
    Para acabar, un detalle curioso: ¿porqué Valcarcel no soluciona la triste situación de algunos pozos jumillanos, que vierten agua a la vecina Comunidad Valenciana? ¿Acaso el sentido de "Agua para todos" también significa agua de Murcia para los de alrededor? Si los demás no dan ni la hora, ¿porqué nuestros pozos si lo hacen?
    Efectivamente, soy Bausán porque me creo algunas de sus mentiras, pero no tanto para tragarme este cuento barato del agua que nos venden nuestros políticos y malvender mi voto por nada.

    Bausán

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/1/10 23:23

    Tu opinión, Bausán, no deja de ser una valoración personal, faltaría más. Me llama la atención que consideres casi imposible una obra de la envergadura del Trasvase del Ebro porque ¿ que no fue entonces el Trasvase del Tajo sino una obra que felizmente llegó a su término si bien con mucho esfuerzo económico y años de duración? Otros grandes trasvases se han realizado en EE.UU y China p. ejemplo porque hay que echarle valor y voluntad política. El precio final del agua para regadío o consumo pues no lo sabemos porque no hay nada como la experiencia para comprobar unos resultados ; lo que sí sabemos es que el agua tanto doméstica como para regar no hace más que subir de precio en la Región aunque en Jumilla y Yecla no nos hayamos enterado. Y por qué? Pues porque se van añadiendo caudales de las fantásticas desaladoras que goteo a goteo se van abriendo ¿ Era ésta tu alternativa ? Y..dónde estan las obras prometidas del canal que procedente del Talave debería llegar al Altiplano y que según su manera de calificar a las obras no sería más que una pequeña canalización de decenas de kilómetros? Pues ni se inicia ni se le espera ni se oye el rugido de las aguas por "la Cañá" venir. Gracias por leerme.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero