-->

Luz de atardecer 27 ene. 2014 09:36 Plácido Guardiola Jiménez

«Bajo el cielo de Madrid»


Cae la tarde del viernes bajo sucesivos telones de nubes purpuras, tras ellos los últimos rayos de sol se reflejan en las fachadas acristaladas de algunos edificios de la ciudad. Desde las colinas que los contemplo, brillan incendiando sus siluetas en un crepúsculo sereno y colorido. La línea del cielo madrileño muestra a estas horas un espectáculo grandioso e inimaginable.



Pienso, en esos instantes que, bajo un cielo y una luz similar, la pequeña Virgen de la Arrexaca debe estar haciendo su entrada a la ermita jumillana de San Agustín. Desde allí será conducida a la Junta Central, para momentos después procesional hasta El Salvador. Me pregunto si la magia de este atardecer que contemplo ante mi acompañará también en jumilla a la menuda escultura que fuera patrona del Reino de Murcia. Seguro que la imagen desfilará por las calles con la solemnidad acostumbrada de nuestros semanasanteros.



Sin embargo, con este cielo no necesitaría del palio, de alfombras ni de ninguna parafernalia. Tan sólo el marco y los colores de este anochecer bastarían para dotar a la atmósfera de una sobrecogedora belleza propia del recibimiento a nuestra Señora.
Ahora, a cientos de kilómetros, ante este horizonte inimaginable todo boato, pompa, y exaltación, me parece vacuo, lisonjero y banal, propio de unos aldeanos que nos pasamos la vida mirándonos nuestro ridículo ombligo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero