-->

A mi viejo y centenario amigo 16 nov. 2013 18:45 Plácido Guardiola Jiménez

«El Pino centenario de las Sanguijuelas»


 Foto del Pino de las Sanguijuelas en 1976

Hoy encamine mis pasos sobre viejos recorridos de infancia, para regresar a los conocidos lugares del alma. A esos de los que nunca te alejas aun por mucho que te distancies, pues ellos, van contigo donde quiera que vayas.
De nuevo, hoy, sin la burra y sin los cántaros me acerque a la fuente, ya sabes, la tuya, la de las Sanguijuelas. Tú yacías retorcido sobre el suelo, herido de muerte en el mismo lugar que antaño te erguías altivo, enorme y majestuoso. Donde entonces, bajo el cobijo de tus ramas, sesteaban los rebaños a tu sombra. En ese lugar permanecen ahora tumbados sobre el suelo los restos de tu enorme tronco, aquel por el que trepaba hasta subirme a tu primera rama y, sentado en ella, dejaba pasar lentas las horas mientras escudriñaba todo el valle que se extendía a tus pies.

Restos del viejo tronco del Pino de las Sanguijuelas

Hace muchos años que, en un vendaval, el viento te derribó, tantos hace ya, que no logro recordar cuantos fueron. Desde entonces, la reseca madera de tu desnudo tronco ya carcomido aun resiste la calima del verano, los hielos en invierno…
Sí, aún hoy aquí, silente en el suelo y sin apenas vida, todavía se atisba tu grandeza, esa que yo guardo en mi memoria y de la que soy testigo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero