-->

Rescate de las pensiones 22 sept. 2013 10:51 JUMILLA-BLOG

«La vejez que nos aguarda»




La reforma de las pensiones va a hacer que los pensionistas dejen de cobrar 33.000 millones de euros de aquí hasta 2022. Esa reforma del PP hará que se cobren pensiones según se recaude: si suben los cotizantes a la Seguridad Social pues la pensión subirá, si no, bajará. En definitiva: se cobra según se recaude. Con este planteamiento, los españolitos se lo tragan tan complacientes. Lo ven de cajón.

Pero la trampa neoliberal del PP no es tan de cajón. Al contrario, la ley del embudo funciona a la perfección. Ejemplos:


  1. Si las autopistas de pago construidas en la época de Aznar no son rentables, pues el Estado tiene que rescatarlas y hacerse cargo de lo que se deba. Es lo que está pasando con las famosas radiales de Madrid, la de Cartagena-Vera, o de la Roda a Madrid. Cuando se hicieron, aquello se vendió como un chollo, los ciudadanos no teníamos que poner un duro, las empresas generosamente lo ponían todo, no se debía poner objeciones porque al fin y al cabo se “jugaban” su dinero.
  2. Si la banca se va al garete (por el mal gobierno), el Estado no tiene más remedio que inyectarles dinero de nuestros impuestos, para rescatarlos.
  3. Si una concesión hospitalaria no obtiene la rentabilidad que esperaba la empresa “agraciada”, pues el Estado (o Autonomía) tiene que rescatar el hospital o subir la cantidad que abona a la empresa por cada paciente, perdón usuario. ¡Qué digo usuario, “paciente”, si no hay nadie que tenga más paciencia!

Y así con varios ejemplos más, nos lo vendió (y sigue vendiéndolo) el PP, repitiéndonos que las empresas privadas gestionan mejor que el Estado. ¿Se puede ser más cínico? ¿Hasta cuándo los ciudadanos dejaremos de creer en tantas gilipolleces y tomaduras de pelo? ¿Dónde eso de que la iniciativa privada expone su dinero en cada inversión? (serán lo pequeños empresarios y autónomos, porque las grandes empresas con sus gestores-piratas a la cabeza, no exponen nada por lo que estoy viendo)
Y ahora, vamos a la razón de ser de este artículo: ¿por qué no se han de rescatar las pensiones? Si, coyunturalmente (como siempre ha ocurrido) los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social no son suficientes, pues el Estado tendrá que inyectar dinero de otras cuentas de dicho Estado. Porque el artículo 50 de la Constitución Española lo deja bien claro: “los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica de los ciudadanos durante la tercera edad”.
Dicho de otra manera: ¿estamos tan locos que rescatamos autopistas, aeropuertos u otras obras faraónicas, y decimos que no hay dinero para que los pensionistas vivan decentemente? ¿Qué mierda de sociedad (permítanme la expresión) es esta que la dignidad y calidad de vida de las personas está en último lugar? ¿Qué impresentables gobernantes son los que quieren hacernos creer que no hay más remedio, mientras algunos han estado robando desde sus cargos? Estimados paisanos: ni a la sanidad, la educación, la seguridad ciudadana o a las pensiones, deben faltarles financiación adecuada. Y si hay que rescatarlas, deben ser las primeras. Y si nos sobra el dinero, entonces iremos a por las autopistas y los aeropuertos.

P.D. Sí hay soluciones: los juzgados y los votos.
-->Leer más...

Sensación de vivir 20 sept. 2013 19:20 Unknown

«La última vez que hiciste algo por primera vez»


En la sociedad actual, donde lo difícil no es producir algo sino venderlo, donde la publicidad nos asaetea de forma constante con multitud de mensajes que nos incitan al consumo; sus mensajes, no venden ya productos nos regalan directamente emociones.
Seguramente quien más sabe de publicidad es una de las marcas más conocidas en el mundo «Coca-Cola». Esta firma hace mucho que dejó de vendernos refrescos de cola para regalarnos la idea de que ella es « la chispa de la vida», «la sensación de vivir». También hace años que sus directivos tomaron la decisión de que sus sport no aparecieran en los telediarios, pues su producto, debía asociarse a momentos agradables y felices lejos de los trágicos que nos presentan los informativos diarios.
Igual hizo la automovilista BMW al dejar de vendernos coches para regalarnos «El Placer de conducir». Tampoco Nestlé nos anuncia café instantáneo sino «Momentos felices, momentos Netscafé».
Estamos tan saturados de cosas que necesitamos emociones, sensaciones placenteras felices, nostálgicas, intimas que nos toquen la vena sensible, porque ya pocas cosas son capaces de alcanzar esta vena o fibra. Seguramente tenemos ya atrofiada por el consumo de sensaciones la vena sensible que hay que rebuscar en cosas muy genuinas para que los nuevos mensajes logren alcanzarla.
Como muestra de lo que os cuento os dejo un nuncio creado por Coca Cola Singapur a través de un concurso. Aquí tenéis el corto realizado por la productora española Slyman Arts y dirigido por el valenciano Marcs Pitarch.


-->Leer más...

El sistema 16 sept. 2013 13:19 Unknown

«El triunfo de la mediocridad»


Si algo ha evidenciado la crisis que vivimos es el deterioro y desprestigio de la clase política. Nunca en los años de democracia que hemos vivido la valoración de todos los líderes ha estado tan baja. A nadie se le escapa que el sentir común del ciudadano es el de que tenemos un atajo de inútiles y sinvergüenzas dirigiendo la política nacional, regional y local.
Es seguro que todos no lo serán, pero el ciudadano de la calle valora a todos por igual cuando piensa en la clase dirigente; sin embargo, estoy cada día más convencido de que no han sido las condiciones y características personales de nuestros políticos quienes han dado este resultado. No, sin duda,  esto es resultadodel sistema político que nos dimos en la transición y que hoy nadie parece tener intención de cambiar ni regenerar.
Nuestro sistema democrático de listas cerradas que presentan unos partidos dirigidos por la cúspide de sus aparatos organizativos ha dado como resultado una clase política de mediocres buscavidas. Si reflexionan sobre ello verán que no hay en la vida real ningún ámbito, salvo el de los representantes políticos, en el que con uno u otro medio no se castigue con rigor la incompetencia. En cualquier área, en cualquier sector, incluido la administración que es el menos competitivo, existen mecanismos de control para castigar y eliminar al incompetente. En cambio, en nuestro sistema político ocurre lo contrario, la dedocracia de la oligarquía que dirige los partidos políticos españoles castiga al competente, trabajador y honrado, pues este, más temprano que tarde, deja en evidencia al líder o a sus compañeros más corruptos.
Aquí, ya lo dijo alguien, el que se mueve no sale en la foto, el que cuestiona, critica o se opone a las líneas establecidas por el aparato, desaparece de las listas y cae en desgracia.
Nuestros partidos políticos pueden tener el secretario general, más inepto que quepa imaginar; pero mientras reparta los cargos y sillones, todos sus correligionarios, aun cuando te lo reconozcan en voz baja, mirarán para otro lado. Tampoco el votante puede corregir esto con su voto al no disponer de listas abiertas. Ni siquiera los militantes de cada partido pueden remediarlo, las listas vienen impuestas desde los aparatos del partido.
El resultado de todo ello es una clase política llena de ni-nis,  ineptos, zampabollos, mediocres, culiparlantes, vividores, panzones,  paniaguados, condescendientes, pinchaolivas, chupagambas, lameculos,  salidores de foto, robahigos, aprietabotones, comealmejas, calientasillones,  buscavidas y, en el peor de los casos, de sinvergüenzas. La culpa no es de ellos en lo personal, no,  la causa de todo ello es el sistema. El que ningún partido quiere ni desea cambiar, poblados como están de esos personajes, al menos ninguno de los que tiene opciones de poder claro está. También somos culpables los que estamos fuera porque dormitamos sin hacer nada por cambiarlo, simplemente lo sufrimos y padecemos.
Cuando de tarde en tarde aparece algún político que es diferente, que no se rinde a los encantos del sistema, termina por ser regurgitado por el sistema que se conforma así con la crème de la crème de la mediocridad.
-->Leer más...

Magna Mariana de Jumilla 15 sept. 2013 10:51 Unknown

«Marchando una de Magnas»



Creía que la Junta Central de Hermandades de Jumilla, movida por la frustración de la Magna Procesión lamentablemente frustrada por la climatología en el 600 Aniversario, había pensado desquitarse ahora con la Mariana del 12 de Octubre. Aprovechando que el Papa Benedicto XVI lo declaró Año de la fe tenían el pretexto idóneo. Por otra parte, es verdad que la cosa no está para bollos, por lo que participo del criterio de los párrocos de Jumilla en el sentido de que no la veía procedente.
Nuestro obispado, siguiendo el consejo de sus párrocos la desautorizó y después la ha autorizando, dejando con el culo al aire a sus pastores, de ahí el rebote justificado del Pater José Luís Bleda. En esa línea, pensaba que nuestro Obispado actuaba como suele hacerlo la institución que representa, es decir, «cauto y prevengo» «sí, pero no» o soluciones salomónicas, merced a las cuales ha subsistido más de 2000 años. Así, por una parte, autorizaba a la Junta Central;  pero por la otra intentaba contentar al clero advirtiendo a la Junta de que debe ceñirse a lo suyo, es decir, la Semana Santa y, desde luego, nada de sancionar a aquellas hermandades que tampoco estaban por la labor.
Pero estaba equivocado, a poco que me he puesto a bucear en la cosa de la Magna Mariana que propone nuestra Junta Central he descubierto que de Magna tiene poco. Veamos, según el diccionario de la RAE Magno es algo grande que sale de lo común y nada más común en este año de la fe que las Magnas Procesiones que han proliferado como setas en todos los puntos del suelo patrio.
Hemos tenido la Magna Mariana de Granada que tuvo lugar el pasado 18 de mayo, la Magna Procesión de Córdoba ayer mismo, la Magna de Marbella el sábado anterior, la Magna de Viveiro (Galicia) el 4 de este mes, la Magna de Jaén el 15 de Junio y la Magna de Ntrª Sra de Guadalupe en Úbeda (Jaén) del 8 de septiembre. Están pendientes la Magna de Valdepeñas (a igual que la nuestra el 12 de Octubre), la Magna de Huelva (pendiente de autorización del obispado para el 19 o el 24 de Octubre) , la nuestra y no se si alguna más.
Vamos procesiones que cabría calificarlas de todo menos de Magnas, pues en vez de acontecimientos extraordinarios los han convertido en lo más común y habitual. Con este panorama en tantos obispados, quiero imaginar que el nuestro de Cartagena se ha visto entre la espada y la pared, por una parte el consejo de sus sacerdotes locales y por otro la evidencia de que el mundo cofrade tenía ganas de procesionar este año, de ahí que optase por la calle de en medio, «el sí pero no».
Si seguimos las prensas locales y regionales el éxito de estas magnos acontecimientos de catequesis en la calle ha sido cuando menos desigual. El Córdoba un éxito de público total, en otros casos mucha expectación y menos afluencia de lo habitual. Nadie sabe cómo resultará la Magna Mariana de Jumilla; pero creo que hemos convertido en tópico aquello de «Con un santo, cuatro pitos y un tambor llenamos las calles», abusar de ello es erróneo y lo estamos viendo en la proliferación de actos en los que con santo, tambor y pitos acuden cuatro gatos.
En ésta ocasión estoy con los curas, no veo el panorama para Magnas Procesiones; pero el día de la Pilarica lo veremos
-->Leer más...

España hace aguas 11 sept. 2013 23:56 Unknown

«¿Qué ocurre aquí?»



Pocas veces como hoy las imágenes que nos da la prensa de cuanto acontece en el Congreso de los Diputados, son una metáfora más viva y palpable de cuanto acontece en el país. La cara de estupor y asombro de los diputados ante las enormes chorreras que caían del techo del Congreso, nunca han sido más fieles a las que se nos ponen a los ciudadanos al ver cuanto ocurre un día sí y al otro también en nuestro acontecer diario.
La cara de la mayoría de los españoles hoy, al igual que los diputados en el Congreso, veíamos atónitos no ya la cadena sucesiva de gotas que caían del techo; sino la otra cadena, la de buena parte de otros españoles que se unían de las manos para pedir la independencia de Cataluña.
Sea que miremos la cadena humana o la de cristalinas gotas de agua, da igual; España hace aguas. Las hace por todas partes mientras esta estúpida clase política mira para otra parte y no se quiere enterar de lo que está pasando. Rubalcaba y Soraya salían hoy con lo del dialogo con Cataluña. El primero, hablaba de la necesidad de un cambio hacia un Estado federal todo dentro del dialogo con Cataluña. Soraya sólo apelaba al dialogo y al entendimiento sin mentar el cambio de modelo.
Da igual ni el uno ni la otra se acaban de enterar que no hay dialogo cuando una de las partes va a lo suyo, que tampoco hay modelo que valga sea este federal o autonómico, muchos catalanes (no se cuantos, pero son muchos) están por la independencia no quieren ser parte de un modelo que se llame España, sea esta federal o autonómica.
¡Qué no hombre, que no queréis enteraros! Ellos, mientras vosotros andabais pactando y mirando para otra parte mientras todos os lo llevabais crudo, estaban a lo que estaban, es decir, a lo suyo y todos juntos a lo vuestro.
Treinta y tantos años de financiación ilegal y de pasteleo con los nacionalismos, mientras estos hacían lo propio y navegaban hacia el abismo. Ahora muchos catalanes educados convenientemente bajo la historia y el lenguaje exclusivista del nacionalismo, creen lamentablemente que su solución es separarse de España. Estarán equivocados; pero lo creen y lo sienten.
-->Leer más...

Historias del viejo Madrid VI 10 sept. 2013 15:56 Unknown

«El encanto de finales del XIX»


El viejo Madrid guarda en sus entrañas establecimientos muy curiosos que en pleno siglo XXI sorprenden al visitante. No me refiero sólo a vetustos y viejos locales con sus fachadas y escaparates decorados a la vieja usanza; sino a que además, albergan en su seno negocios y mercaderías que cuesta encontrar en cualquier otra parte del mundo.
Son establecimientos especializados que han logrado sobrevivir al paso del tiempo y al avance de las tecnologías y, en cuyos estantes, todavía podemos encontrar mercancías como: esparto picado, alpargatas, hebillas o cierres de maleta, al margen de una infinidad de utensilios artesanales para trabajar el cuero o el cáñamo.
Muy cerca de la Plaza Mayor y saliendo por uno de sus soportales que da a la calle Toledo nos encontramos la alpargatería y espatería «Casa Hernaz» fundada nada menos que en 1845 donde podemos adquirir toda clase de alpargates, guitas, pleitas, cestos y hasta el mismísimo esparto picado para trabajarlo.



Saliendo de la alpargatería, casi enfrente,  cruzamos de acera y subiendo por la Calle Colegiata, en el número 14, tropezamos con otro establecimiento peculiar y singular, allí se ubica el establecimiento «Curtidos Villaverde» que permanece abierto desde 1887. En el se ofrece a sus clientes toda clase de herramientas y complementos para trabajar la piel. Si busca una hebilla, un cierre, una prensa de estampar cuero o cualquier otra cosa relacionada con los curtidos de la piel esta es, sin duda, su tienda.
En ambos establecimientos se conservan los mostradores, decoración y columnas de hierro forjado propias de la época que dan al local un encanto propio de finales del S.XIX. En definitiva tanto si busca ese tipo de productos especializados, como si gusta del encanto de las viejas tiendas, dos sitios para no perderse.
-->Leer más...

A la tercera no fue la vencida 8 sept. 2013 18:18 Unknown

«El sarao olímpico»



Mentiría si les digo que no siento el fiasco de ayer, pero mentiría también si les digo que me siento hundido o decepcionado. En primer lugar, porque aunque soy de natural más bien pesimista, tenía el palpito que esta vez tampoco lo conseguiríamos. Eso a pesar de la tabarra de los medios de comunicación con su discurso triunfalista y de alabanza a las fortalezas de nuestra candidatura Madrid 2020.
La verdad tantas flores a nuestras supuestas fortalezas me sonaban al cuento de la lechera y, precisamente estos días me encontraba en Madrid donde he estado en el barrio de San Blas, supuestamente el que más se vería afectado por el impacto de las olimpiadas. Es verdad que la estructura de la peineta lleva muchos años levantada pero hacer, todavía queda mucho que hacer en lo que se supone sería la villa olímpica, de ahí, que a mi eso de que teníamos el 80% de las infraestructuras echas, me sonaba descaradamente a propaganda.
A mi paso por la puerta de Alcalá pude ver el tinglado que estaban montando para el sábado y, al llegar a Jumilla me encuentro con el tinglaillo municipal del paseo Poeta Lorenzo Guardiola con camisetas incluidas. Mucho sarao para ya veremos qué nueces –pensé- y aun cuando no quería ser agorero ni aguafiestas, ya empezaba a cargarme tanto dispositivo de seguimiento y supuesta celebración del éxito. De corazón deseaba esa designación y no por patriotismo sino por si son verdad todas esas sinergias económicas que predican, me refiero a los miles de puestos de trabajo, de turistas y visitantes, de lanzamiento de la marca de España… a todo eso, que ignoro cómo se puede medir por anticipado y que los defensores cacareaban sin cesar. Por todo ello, deseaba con toda el alma que el COI nos designara. Lo deseaba a pesar de la cargante y chusca orquesta, saraos, propaganda, ensalzamiento, etc. que los medios difundían a doquier.
Hace mucho que en nuestro país nos hemos creído los reyes del mambo porque nuestra selección y un grupo de destacados deportistas como Gasol, Nadal, etc. triunfan por el mundo. Eso unido a que el deporte, al margen de una practica deseable y saludable que debemos recomendar, es un escaparate fabuloso donde los políticos ávidos de votos sean nacionales, regionales y locales acudan a salir en la foto con el equipo que asciende o el paisano que gana. De forma que el deporte se ha convertido, o lo hemos convertido, en una práctica social de relevancia y alta valoración. Tanta que nuestros hijos y jóvenes acuden a él como afirmación y reconocimiento.
Ya digo, siempre es loable el espíritu deportivo, el sacrificio y la disciplina que conlleva; pero esta entrega y empleo de recursos de todo tipo /económicos, materiales y humanos), me parece está desequilibrando la armonía que debiéramos conservar por aquello de: «Mens sana in corpore sano» que recogen las sátiras de Juvenal y cuyo origen esta en la antigua Grecia.
La parte del cuerpo, con la practica deportiva es claro que hemos pasado de ignorarla hace tres décadas a ponerla en primerísima línea de prioridades en nuestras vidas. Ahora amigo, el cultivo de la mente, el alma o el espíritu, lo hemos olvidado por completo. Los pueblos y ciudades de España tienen flamantes deportivos, pistas, velódromos e instalaciones para la practica del ejercicio físico ahora buenas bibliotecas, liceos, ateneos… Estos brillan por su ausencia y su practica y cultivo también. No hay ganadores, equipos que suban a primera, ni individualidades para que el político de turno se haga la foto. De ahí que cuando a veces surge un sujeto que destaque en investigación, I+D o desarrollo emigre a otro país. Sinceramente, hemos desequilibrado la armonía de desarrollo humano de los españoles a favor de lo físico, por ello entenderán el poco entusiasmo que pongo ya en estas cosas del deporte, no necesita de mi aplauso, pues ya goza en exceso de él. Por ello mi entusiasmo en esto del Madrid 2020 venia siendo bastante comedido, por ello también que mi decepción no ha sido grande.
Si me siento algo es aturdido, ya que no alcanzo a comprender cómo nuestros representantes políticos que tan expertos son en pellizcos, mordidas, untadas y esas cosas no han conseguido untar y lubricar como se merecen a esa rara casta de miembros del COI altamente engrasables. De momento, nos quedamos con haber organizado tres caros saraos (los saraos se nos dan de miedo en este país), sin conseguir la designación en los que se estima nos hemos gastado 110 millones de euros.
A los miembros del COI no se si les ha quedado claro que somos capaces de organizar bien unas olimpiadas; pero de lo que no les debe quedar duda es que el sarao olímpico lo montaríamos mejor que nadie.
-->Leer más...

Los brotes verdes del PP 5 sept. 2013 10:00 Unknown

«El zapapepismo»



A medida que se acercan las elecciones los grandes partidos en liza (PPSOE), se parecen más en sus comportamientos, de ahí esta extraña hibridación del gobierno actual de Rajoy con los últimos momentos del zapaterismo. Se acuerdan de los célebres «Brotes verdes», aquellos que se marchitaron sin llegar a brotar, pues a medida que se acercan las consultas electorales al parecer, vuelven de nuevo a brotar. El Gobierno, el partido que lo sustenta y cuantos correligionarios viven y medran entorno a ellos no hacen sino anunciar nuevos «Brotes verdes». Eso sí, sin llegar a nombrarlos, no se atreven, no sea que a los votantes nos de la risa floja. Los «Brotes verdes» de antaño, se tornan ahora: el «Final del túnel», el «Hemos tocado fondo», el «España comienza a salir» y toda una serie de sandeces por el estilo ¡Ojala fueran ciertas! Yo sería el primero en aplaudirlas, hasta con las orejas lo haría. Cualquier dato positivo, por minúsculo y ridículo que sea, sirve a los portavoces del Gobierno y PP para lanzar toda clase de campanas al vuelo anunciando la buena nueva del crecimiento. Omiten en cambo que, con los datos en la mano, aun cuando se han realizado enormes sacrificios para ajustar el déficit, nuestra deuda, ha seguido aumentando con Rajoy al igual que con ZP. Las cifras del paro, aunque ha disminuido su tasa de crecimiento, crecen con Rajoy al igual que con ZP. Para colmo, ahora, aun cuando hay signos levísimos de mejora (ocultan los pésimos), Rajoy y su equipo hacen lo mismo que hizo ZP y el suyo; anunciar la buena nueva del resurgimiento económico con el augurio de nuevos «Brotes verdes», aun cuando tienen la discreción de no mentarlos. En definitiva, Rajoy se parece cada vez más al defenestrado ZP de triste memoria. Fíjense, con la tasa de paro más alta de Europa, el llevar unos meses con creación neta de empleo en cifras ridículas, sirve para que repiquen todos los campanarios de España. Es verdad que en bastantes años, el paro en Agosto decrece, lo hace en la asombrosa cifra de 31 trabajadores en todo el país; pero no dicen en cuantos casos ha descendido las altas a la seguridad social que supera con creces los 31 casos en que baja el paro. Tampoco reconocen que con la cantidad de paraos que tenemos es técnicamente muy difícil que pueda aumentar todavía más. Bienvenido sea el que por motivos coyunturales o estructurales, esta lacra descienda por escaso que sea su número. Esperamos y deseamos todos que aunque sea en ínfimas cantidades este crecimiento económico y laboral se consolide; pero por favor, el zapaterismo ya concluyó, no volvamos a él. Brotes verdes habrán cuando el crédito fluya a las pequeñas y medianas empresas, cuando nuestro PIB crezca por encima del 1%, cuando se vigorice el consumo privado, cuando estemos en el 5% de paro y no por encima del veinte… Cuando todo esto ocurra seré el primero en subirme al campanario para que repicar las campanas, mientras tanto, que no nos tomen el pelo.
-->Leer más...

¿Mataron las TIC las relaciones sociales? 4 sept. 2013 09:38 Unknown

«Espacio público virtual»



Hace unos días, en una conversación con una amiga, ésta sostenía que los móviles y las redes sociales están aislando más al individuo y exterminando las relaciones sociales reales. Le asombraba ver como los jóvenes están a todas horas enganchados a las pantallas de sus móviles, no se hablan salvo en los mensajes que se envían, y sus interacciones se basan en los juegos on-line que comparten. Los adultos, enganchados a Facebook o whatsapp, se dicen y comparten cada vez más a través de ellos que en la vida real.
En mi opinión, aun cuando el impacto de las nuevas tecnologías es indudable, ellas no son las culpables del debilitamiento de las relaciones sociales. La muerte de éstas ha sido un proceso largo y larvado que han propiciado otras tecnologías anteriores, las nuevas en su caso han venido a crear una nueva dimensión, la «virtual», donde llevarlas a cabo.
Cuando llegaron las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (en adelante me referiré a ellas como TIC), las viejas relaciones sociales de amistad, de charla en la calle, de vecindario, de contacto en el bar o en la taberna ya languidecían y estaban en franco retroceso.
El aislamiento en el hogar, el no salir a la calle o a la plaza que, hasta entonces, era el lugar público por excelencia para relacionarse; lo había propiciado la televisión. Permitía y facilitaba que, sin salir de nuestra casa ni levantarnos de nuestro sillón, llegaran hasta nosotros las noticias del entorno y el divertimento en nuestros ratos de asueto. Por otra parte, las calles, las plazas habían dejado de ser el espacio publico donde las personas podían sentarse a tomar el fresco, transitar a su ritmo, pararse a hablar con el vecino o donde podían jugar los más jóvenes. No, las calles habían sido invadidas por los coches que circulan y aquellos que están aparcados. Los niños dejaron de jugar en ellas al balón o al zompo, simplemente porque esos espacios fueron invadidos por los coches. Sin saberlo ni tomar conciencia de ellos las personas cedimos los espacios públicos de nuestros pueblos y ciudades a los vehículos, y nuestros parques a los perros y a los marginados.
El ritmo de la calle lo impone ahora el tráfico, transitamos por ellas, las cruzamos, andamos o nos paramos, no al ritmo y voluntad de los humanos; sino por el contrario, al que imponen las máquinas y motores con sus mecanismos de regulación del tráfico como los semáforos ¿Cómo van a jugar en la calle los niños? ¿Cómo tomar el fresco los vecinos si ante su puerta está el vehículo estacionado? ¿Cómo pueden ser estas el espacio para la relación social?
Quedaban todavía hace unos años locales públicos al margen de calles y plazas para relacionarnos: bares y cines; sin embargo los primeros, han ido languideciendo a medida que sus precios se han ido actualizando a costes y fiscalidad actual de estos locales donde tomarse una cerveza tiene supone un gasto diez veces superior al de tomarla en casa. Los cines los mato primero la televisión, el vídeo y todo lo que vino después (DVD, Plasma, HD..), por tanto, no quedan espacios para la relación social si exceptuamos los cafés en el trabajo, el recreo en las escuelas, grandes espectáculos (musicales o deportivos) y por supuesto bodas, bautizos y comuniones.
A mi juicio las relaciones sociales han tenido dos asesinos principales: la televisión y sobre todo el automóvil. Bien es verdad que estos dos depredadores han contado con la connivencia y complicidad de otros factores, como la funesta modernidad de construir en altura edificios de varias plantas, como si nos faltara suelo para edificar viviendas en horizontal tal y como se había echo toda la vida.
No, las relaciones sociales no las están liquidando las TIC, éstas ya estaban moribundas desde hacía años. El problema o la virtud de las TIC es que ellas han abierto un nuevo cauce o vía para desarrollarlas, un nuevo espacio público que ha diferencia de las calles y plazas no tiene topología, no ocupa espacio y que, además, tampoco necesita de la presencia simultánea de los sujetos en el tiempo. Es el espacio que llamamos virtual, porque no tiene concreciones espacio-temporales de ningún tipo.
En ese espacio, nos guste o no, discurrirán cada vez más las relaciones sociales de los individuos y las que hasta ahora hemos conocido, las reales, van a seguir produciéndose en las circunstancias y ámbitos que antes hemos señalado: cafés, recreos, espectáculos, bodas, bautizos y comuniones.
-->Leer más...