-->

Las explicaciones de mi Alcalde 5 mar. 2013 19:34 Plácido Guardiola Jiménez

«El déficit democrático»



Con más de medio siglo de experiencia a mis espaldas sigo sin entender el porqué los ciudadanos tenemos que ser tratados por nuestros gobernantes como auténticos menores de edad, cortos de entendederas o, a veces, hasta lisa y llanamente como auténticos imbéciles. Quiero pensar que profundas razones históricas y atávicas costumbres de nuestras autoridades nos ha llevado necesariamente a este déficit democrático que como pueblo y como súbditos padecemos.
Este déficit se da en todos los niveles de la administración pública, da igual que sea un jefe de negociado, un concejal, un ministro o el mismísimo presidente nacional; sea cual sea su rango al final somos gobernados como niños.
Sin ir mas lejos, durante este este fin de semana, nuestro Alcalde, ha entrado de nuevo al desquite en el tema de las basuras para defenderse de las falsedades, de toda falsedad, que vierte sobre dicho tema la oposición del PSOE. Sin embargo, el Alcalde, lejos de aportar argumentos e información que tranquilicen las conciencias más inquietas y preocupadas por la solución al problema nos dice: «No se dejen confundir por los que no dicen nada. Daremos las explicaciones debidas, pero a su debido tiempo, con todos los números y con todos los datos, pero cuando corresponda». Vamos que se dará todas las explicaciones, con todo lujo de detalle, cuando sea posible.
¿Por qué no hacen el esfuerzo de explicárnoslo antes? ¿Acaso somos incapaces de entender el tema? ¿Tan difícil es? Digo yo que si me lo explican seré capaz de tener una opinión formada acerca de si nos conviene o no el proyecto que proponen. Seguramente, si es así, hasta puede que yo o cualquier otro ciudadano podamos apoyar la propuesta del equipo de gobierno y cerremos las puertas definitivamente a la especulación o la demagogia política en el tema. Pero si como explicación me dan la que de niño me daban los mayores cuando no querían explicarme una cuestión peliaguda: «Cuando seas mayor lo entenderás». Me están tratando como un niño al que se le niega participar en los asuntos que le incumben.
A toro pasado, con el proyecto ejecutado seguramente de nada me servirán las informaciones porque para entonces, ya estarán tomadas y sólo cabrá apechugar con ellas.
Es ahora cuando hay que explicar a los ciudadanos las razones que llevan a tomar las decisiones que se están adoptando. Después, «cuando se pueda, lo antes posible» es, si se me permite la expresión, como: «ponerle la cebada en el culo del burro después de muerto».
Por cierto, que para comprender las razones que motivan esta decisión, tampoco necesito un máster medioambiental, ni un ingeniero doctor. No quiero entender los tecnicismos ni los mecanismos medioambientales de una pila de decantación de residuos, no señor. Lo que quiero comprender es porque para solucionar los problemas que, como dice el propio alcalde arrastramos desde 2007, hoy se piensa que lo mejor y feten para todos es privatizar el servicio y, esas razones, me las deben de dar quienes así lo piensan.
Si sus argumentos son tan claros y convincentes, seguro seré el primero en sumarme a la causa; pero dejen de tratarme como un niño que ya soy mayorcito, por no decir taruguito.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero