-->

Racionalizar el gasto municipal 18 feb. 2013 21:04 Plácido Guardiola Jiménez

«¿El chocolate del loro?» 


De celebrarse las pasadas elecciones bajo el proyecto de Ley de Racionalizacion del Gasto de la Administracion Local que aprobó el Gobierno la semana pasada, en Jumilla, el PP obtendría seis concejales, cuatro el PSOE y uno IUV. Sustancialmente la proporcionalidad que ofrece la ley Hondt no cambiaría de forma muy diferente las cosas, en cuanto al gobierno municipal; pero las arcas municipales respirarían algo más aliviadas, pues en los siguientes cuatro años el coste del mantenimiento de sus representantes sería algo más llevadero.
En los cuatro años que durase el mandato constituido bajo el nuevo proyecto de Ley regulador de la Administración Local, el Ayuntamiento de Jumilla, se ahorrarían unos 100.500.000 de las antiguas pesetas, o lo que es igual, 605.152 euros.
¿De dónde sale ese dinero? -se preguntarán- pues casi la mitad de reducir a uno el número de concejales liberados ya salen 250.096 euros Por otra parte, al reducir a once el número de concejales que componen nuestra Corporación, (el proyecto prevé ese número para ciudades como la nuestra), las remuneraciones por asistencia a los48 plenos ordinarios del mandato ya aligerarían el pago en 120.384 euros, al no tener que pagar los 228 euros que reciben como mínimo los concejales asistentes. A ello hay que añadirle otros los 38.400 que nos ahorraríamos por los 20 euros que se les da por asistencia a comisiones informativas (tenemos cuatro), es de suponer que estas pasen de estar formadas por cinco miembros en vez de los nueve actuales. Al ahorro que llevamos, hay que sumarle los 61632 euros que supone el pago a los seis alcaldes pedáneos que reciben un complemento mensual de 214 euros.
Alguien podrá pensar que ahorrar algo más de 150.000 euros al año es el chocolate del loro en un Ayuntamiento como el nuestro, también es verdad que  remediarian alguna necesidad. En cualquier caso y,  en la actual situación, hasta el chocolate del pájaro es todo un dispendio. En cualquier caso, habrá que esperar a ver como se concreta el proyecto anunciado el pasado viernes por el Gobierno y entrar a analizarlo en los detalles menores. No hay que olvidar que en la actualidad, al margen de los concejales liberados también tenemos otros con delegación genérica y especifica que cobran 935 euros al mes, así como los que tienen dedicación específica con 699 euros. En definitiva, sin saber los detalles de esta Ley y, hasta donde deja la puerta abierta a las futuras Corporaciones para cerrar o abrir el grifo de los pagos (sean en sueldos, complementos, dietas o gastos); es imposible conocer el alcance del ahorro propuesto.
De entrada, nos parece alentador el empeño y esfuerzo, por pequeño que sea, en reducir los gastos de unos cargos que deberían tener otra motivación distinta al «modus vivendi». Eso sí nos queda la preocupación en si este sacrificio no alentará todavía más la tentación de las corruptelas. El tiempo lo dirá , mientras tanto ¿Qué opinan?

3 comentarios :

  1. Los concejales no deberían tener funciones ejectivas ni, consecuentemente, despacho en el Ayuntamiento ni sueldo. Su función de control deben efectuarla mediante los plenos, las comisiones o los contactos personales con los técnicos municipales. Son los técnicos municipales los únicos que deben tener funciones ejecutivas, pues ellos son los profesionales de sus respectivas áreas (medio ambiente, servicios sociales, urbanismo, etc.)y se debe buscar una gestión municipal profesionalizada. Nada de concejales liberados.
    El pago de 20 euros por asistencia a comisiones, etc. es un salario vergonzante que está también fuera de lugar.
    El cargo de concejal debe ser honorífico y gratuito y hay muchas persons dispuestas a desempeñarlo en esas condiciones.
    En pueblos de cierta importancia (Jumilla podría estar entre ellos)sería razonable la figura de un alcalde o vicealcalde con sueldo fijo como consecuencia del desempeño permanente de determinadas horas cada día en funciones de representación.

    En 1981 se creó una comisión de expertos, presidida por D. Eduardo García de Enterría, para dictaminar sobre el buen funcionamiento de la España autonómica diseñada por la Constitución. Entre las recomendaciones de esta comisión estaba el que las asambleas autonómicas debían ser de pocos miembros, no deberían tener facultades legislativas y sus miembros no deberían percibir retribución alguna. No se siguió ninguna de estas recomendaciones. Para el buen funcionamiento de la administración municipal no se llegó a constituir ninguna comisión.

    Beltenebros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo cuanto dices siempre que el acceso al funcionariado local sea por oposición libre (nada de concurso de méritos y zarandajas similares). Los técnicos de medio ambiente y obras deberían tener el mismo carácter de ámbito nacional que tienen los secretarios y tesoreros. Estos además deben ejercer sus funciones con dedicación exclusiva incompatible con el ejercicio privado de su profesión en todo el territorio nacional.
      Pero el anteproyecto es bastante mojigato y deja que en casos excepcionales las plazas de funcionarios de carácter nacional puedan ser cubiertas por las corporaciones (volviendo así al cambalacheo de siempre).
      En cualquier caso, a pesar de la mojigatería del anteproyecto, establece como limite del costo de la corporación el 0,6% del presupuesto supuesto que en estos momentos ya incumple nuestro Ayuntamiento donde el gasto de sus concejales y alcalde no debería superar los 106.000 € y sólo el sueldo del alcalde, los tres liberados y las asistencias a plenos de los concejales sin funciones suponen 170.280€, a los que habría que añadir los pagos por comisiones de gobierno, informativas, pedáneos, concejales con competencias genéricas y específicas, concejales sólo con especificas… Vamos, que ya en la actualidad superamos y doblamos ampliamente el límite de gasto que este Anteproyecto –repito mojigato- establece, por eso Bertenebros: ¡Bienvenido sea!

      Eliminar
  2. Por supuesto, bien venidas sean las limitaciones del antepoyecto...cuando lleguen a ser. Pero eres muy benévolo calificando el anteproyecto: no es mojigato, es trincón.

    Si ya de facto han desaparecido los tres grandes cuerpos de la administración local de carácter estatal (secretarios, interventores y depositarios), es utópico pensar que pueda haber algún cuerpo nuevo de este carácter. Para el mantenimiento del sistema es esencial la inexistencia de grandes cuerpos de funcionarios independientes.

    Beltenebros

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero