-->

El coño de la Bernarda 21 feb. 2013 10:26 Plácido Guardiola Jiménez

«A propósito del Estado de la Nación»


Con ésta expresión tan castiza y vulgar respondería si alguien me preguntase mi opinión sobre el Debate de la Nación, que desde ayer se viene desarrollando en nuestro Congreso de los Diputados máxima expresión de la Soberanía Popular.
Pero se equivocan quienes piensan que con ello me mofo o tomo a guasa un acto de ese calado y dignidad, por lo que me veo en la obligación de aclarar el sentido con el que utilizo la expresión «El coño de la Bernarda», para describir cuanto acontece en la el palacio de la Carrera de San Jerónimo. Es verdad que en la utilización de la expresión hay algo del significado que por lo general le damos a la expresión, es decir, la de que aquello a lo que se refiere es cachondeo; sin embargo, también es demasiado serio como para tomárselo a risa. De ahí que yo la utilice a su vez en el sentido primigenio que tuvo la expresión. Pues se refiere a la vida de la piadosa Bernarda a la que se le atribuyen hasta apariciones del mismísimo San Isidro Labrador, además de milagros y hechos prodigiosos.
Para quienes no conozcan su origen les diré que se remonta a hechos (seguramente también leyendas), acaecidos en el pueblo de Altefa en las Alpujarras granadinas a mediados del siglo XVI . Por allí andaba Bernarda, una mujer medio cristiana y musulmana al parecer hija del mismísimo rey musulmán Aben Humella, portando por las calles del pueblo portando unas tablillas de oraciones, mezcla de versículos coránicos y cristianos (algunos señalan que se trataba de los famosos libros Plúmbeos del Sacromonte). Era Bernarda además de curandera la santera en la ermita del Señor del Zapato, dedicándose a curar desde un dolor de estomago, hasta una torcedura o dolencia,, además de convocar a la oración y la piedad. Años después de su muerte, desenterraron sus restos, tras la confesión al párroco del pueblo de una mujer que decía haber visto salir luminarias de su tumba, encontrándose los restos de la Bernarda hechos polvo salvo su coño incorrupto. Cuenta el Licenciado Higinio Torregrosa (párroco de Altefa), que cuando él acompañado del Notario de Altefa procedieron a la exhumación de Bernarda encontraron que: “polvo era, como es la suerte de nuestros padres, salvo su figo incorrupto, rojo y húmedo qual breva”. De ahí, que procediera al traslado de estos restos a la parroquia donde eran venerados en un relicario de oro, del que cuentan que otorgaba grandes beneficios y abundancia a quien lo veneraba  Se elevó el caso y los hechos a las autoridades eclesiásticas de Granada para proceder a la canonización a fin que la Santa Bernarda subiera a los altares. El entonces obispo de la diócesis D. Pedro Castro Vaca y Quiñones, a quien le debían preocupar más los problemas que le planteaban los moriscos y falsos conversos, que la santidad de Bernarda, además de alertar a la Santa Inquisición concluyó el asunto mandando una misiva al Ayuntamiento de Altefa que decía:
 «Dicen los senyores teologos e dominicos desta Ecclesia de GRANADA que nunca oyóse en toda la christiandad, que el Senyor Papa gobierna, y Christo benedice, que nada bueno saliera del coño de una muller, a no ser el Senyor mesmo IesuChristo, de su Sancta Madre, con todo Virgen, e que por eso la devoçión popular del coño de la BERNARDA era cosa perniçiosa que devía ser desterrada, so pena de mandar la inquisición a façer las pesquisas oportunas»
Pues también en este sentido último de D. Pedro de Castro, empleo yo la expresión en lo referido a mi parecer sobre el Debate de la Nación, es decir, nada bueno puede salir del coño de una mujer (para el caso este Parlamento), si exceptuamos el caso de la Virgen María ¡Caro está! (-en nuestro caso- la polémica mediática de quién lo gano) ¿Por un casual Vd. Esperaba lo contrario?

1 comentario :

  1. De repente, Rajoy y el presidente del BBVA han descubierto la corrupción, algo es algo.

    La reforma de la administración local es una maniobra para cambiar lo inane y mantener las diputaciones y las cosas que interesan a los partidos turnantes, animando a muchos alcaldes a que se suban el sueldo con los generosos máximos que parece que va a fijar el gobierno.

    Rajoy ha aclarado, en el debate sobre el estado del Estado, que a corto y medio plazo no habrá reforma constitucional, pese a que la decadencia del sistema de las autonomías y la enorme crisis que conlleva sean palmarias, como señala Santiago Muñoz Machado en su Informe sobre España recientemente publicado.

    Beltenebros

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero