-->

La Rendrija, balance de una temporada 16 jul. 2012 17:03 Plácido Guardiola Jiménez



«Mucha política para tan poca solución»


Desde el 19 de Octubre en que iniciamos la presente temporada de «La Rendrija», se han emitido 27 programas por Telecable Jumilla cuyo contenido principal ha girado entorno a nuestra localidad y el discurrir semanal de la vida cotidiana de nuestro pueblo.
Como cualquier otro programa todo es discutible, opinable y mejorable. Seguramente se podrá hacer mejor o probablemente de otra manera y con otros personajes, tanto fijos como invitados, en cualquier caso es hora de hacer balance y desde dentro la autocrítica.
Dejando al margen los cambios en las personas que deforma continuada nos damos cita en este programa, si a contenidos y temáticas tratadas nos referimos, el gráfico de este post, resume cual ha sido la distribución de los mismos en este periodo.
En primer lugar, destaca el que en un 25% (Uno de cada cuatro programas), ha tenido como invitado a un representante político y, por tanto, el programa versó sobre política local. Este dato, me hace pensar que hemos pecado de conceder excesiva importancia al papel que los políticos y la política local en el día a día de nuestras vidas. En nuestro descargo cabe señalar que el programa «La Rendrija», no es diferente al resto de contenidos de los medios de comunicación local, quienes pecan del mismo error, quizá porque es el poder local y los partidos políticos que juegan a su conquista son quienes marcan la agenda diaria de las noticias locales.
A temas de la vida cotidiana sean empresas, personajes, etc. se le ha dedicado un 14,81% de los programas, al igual que a la cultura, economía local y asociaciones ciudadanas que contaron con idéntica dedicación por parte del programa. Finalmente el tema festero (Tambores, Procesiones y Fiestas de la Vendimia), contaron con tres programas lo que supone el 11% del contenido de «La Rendrija».
Por último y, como señal inequívoca de la crisis que nos azota, sólo un programa se destino a futuros proyectos en Jumilla; el que estuvo dedicado al Museo o Centro Interpretación del Vino.
En definitiva y, a mi juicio (sin saber que opinan ustedes), hemos hablado mucho de política local, demasiado tal vez, para la importancia que realmente concede a estos el ciudadano de a pie.
Resulta que, como decía mi abuelo que, Cuando el perrico no tiene nada que hacer, con el rabo mata moscas.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero