-->

Los tambores no se pueden ir… 29 oct. 2010 07:01 Plácido Guardiola Jiménez

«Somos como niños»


Tamborada 210 Jumilla

Los tambores del C. de la Sangre pasan frente a la Junta Central


Los humanos, en ocasiones, nos empeñamos en ponerle puertas al campo y, allí en medio de la nada, queda el portón tan erecto, tan serio y cerrado él. Por su rededor e inmediaciones pasan y campean libremente las criaturas observando con asombro el soportal que sostiene en pie aquellas puertas en medio del territorio, que se converten de este modo en una especie de monumento a la estupidez humana.
Digan los estatutos lo que digan, regulen lo que quieran regular, es imposible contener aquello que no quiere permanecer dentro. Es claro que nominalmente, por escrito y negro sobre blanco, podremos decir lo que nos plazca y listar cuantos miembros nos venga en gana. Pasar lista y nombrarlos en cada Asamblea, en cada reunión que hagamos; pero quien tiene voluntad o la tuvo de estar fuera, no les quepa duda que estarán donde quieran estar, no donde digan los estatutos.
¿De qué le servirá a la Junta Central de Hermandades contar nominalmente con el colectivo de los tambores del Cristo de la Sangre si ellos han decidido no estar? ¿Les pondrán falta cada vez que no acudan? ¿Se sancionarán de nuevo por inasistencia o incumplimientos? ¿Propondrán a la Santa Madre Iglesia su excomunión por faltas reiteradas?.
Seamos serios, desde el principio hubo tamborileros que no vieron con buenos ojos su ingreso en la Junta Central, también hubo entre los semanasanteros quines no los querían dentro, eso aún a pesar de que muchos, entre los que me cuento, pensamos que es mejor para la Semana Santa la unidad. Como acabo de decir, si no se quiere estar nada puede cambiar esa voluntad, por tanto, todo esto es marear la perdiz, un juego infantil que a nada conduce salvo a la socarronería malintencionada y morbo sobre el asunto. Si por el contrario, no se quería este final, no cabe duda de que mucho antes, se debería haber actuado de otro modo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero