-->

Una extraña misión de Paz 17 sept. 2010 09:44 Legolas

«Zapatero el pacifista»

No cabe duda de que Zapatero conectó con el sentimiento pacifico y mayoritario de los españoles que veían en la guerra de Iraq una tremenda e inútil guerra. El entonces jefe de la oposición se puso al frente de aquel sentir, acentuando los horrores que todo conflicto lleva consigo. Aunque en aquella guerra, nuestras tropas sólo fueron de apoyo logístico y no dispararon un solo tiro; aquella era una horrorosa guerra sustentada en mentiras de unas armas de destrucción masiva que nunca aparecieron y sin mandato (en principio), de la siempre pacificadora ONU. En aquella guerra no murieron soldados españoles, sí siete agentes del CESIC que estaban allí desarrollando labores de espionaje, desde antes del conflicto. Por eso, Zapatero prometió sacar nuestras tropas, los españoles le otorgaron su confianza y cumplió la promesa de sacarlas.
A cambio, ante el evidente malestar de EE:UU, para lavar su mala acción por la forma en que retiró las tropas, elevó el contingente en Afganistán, luego lo elevo más y más tarde, ante la petición de Obama, todavía lo aumento más. Pero ésta no es una guerra, dice Zapatero, pues frente a la otra, goza del beneplácito de la ONU. Llevamos cerca de cien muertos cincuenta y tantos a consecuencia de acciones bélicas (si descontamos el accidente del YaKolev bajo mandato del PP), varios carros de combate destruidos, helicópteros, y un buen número de heridos. Como aquello no era una guerra, sino una misión humanitaria, a nuestros primeros muertos se les impuso la medalla póstuma al mérito militar con distintivo blanco en vez de rojo, y a nuestros aparatos lo derribaban los golpes de viento que no el enemigo con sus lanza cohetes. A los soldados y familiares allí destacados se les imponía la ley del silencio.
Con el tiempo era tan evidente que la cosas no heran así, ya no colaba el apoyo humanitario a la población civil ni en las tragaderas del ciudadano mejor pensado, poe ello se hablo de peligrosa misión contra el terrorismo internacional. Vamos una cosa parecida a la guardia civil en España contra ETA, defendiendo al ciudadano que huye del terrorista.
Hoy sabemos que hasta las tropas estadounidenses pagan a los señores de la guerra por no ser atacadas, que el gobierno de ese país con su presidente a la cabeza es lo más parecido a una mafia, que la población civil ve con malos ojos la presencia de soldados extranjeros incluidos los españoles. Por si quedaban dudas ayer Antena 3 Televisión difundió el vídeo oficial (rodado por las cámaras del cuartel español y las de un avión espía durante el atentado a los dos últimos guardias civiles), donde todo esto se evidencia.
Que paradoja que Zapatero el pacifista, el enemigo de las guerras pase a la historia como el Presidente de Gobierno mayor número de tropas ha enviado a ellas. Tropas regulares y Guardias civiles. Por eso tiene que negar que estas sean guerras

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero